Ir a contenido

CITA CON EL CINE

La 76ª Mostra de Venecia equilibra cinefilia y alfombra roja

Soderbergh y Polanski comparten cartel con el 'Joker' de Joaquin Phoenix y el astronauta Brad Pitt

Las plataformas de vídeo bajo demanda estarán generosamente representadas por Netflix, HBO y Amazon Prime

Nando Salvà

Joaquin Phoenix en el papel del Joker.

Joaquin Phoenix en el papel del Joker. / EL PERIÓDICO

No hace mucho, a principios de la década, se consideraba que la Mostra de Venecia estaba de capa caída; que festivales como Telluride -que se celebra casi a la vez- y Toronto -que tiene lugar justo después- se la estaban comiendo. Pero todo cambió con la llegada de Alberto Barbera, actual director del certamen, que decidió reconvertirlo en un destino atractivo para los estudios de Hollywood. La estrategia culminó el año pasado, cuando la Mostra ofreció una edición tan plagada de estrellas que habrían hecho falta al menos dos alfombras rojas para darles espacio a todas. Probablemente consciente de que intentar superarse habría sido inútil, este año el festival parece haber optado por una programación más compensada, que por un lado no desatiende las necesidades de los fotógrafos pero por otro abre más espacio a jóvenes talentos y autores de vocación más cinéfila. A continuación ofrecemos un repaso detallado de lo que ofrece la selección, y de las inevitables controversias en las que se ha visto envuelta.

Hambre de premios

Tres de los últimos cinco títulos ganadores del Oscar a la Mejor Película -'Birdman' (2014), 'Spotlight' (2015) y 'La forma del agua' (2017)- tuvieron en su día su presentación mundial en la Mostra. También aquí se estrenaron en los últimos años otras películas cuyas vitrinas posteriormente acabaron llenas de trofeos. En la selección de este año, de nuevo, no faltan películas de las que probablemente hablaremos mucho durante la temporada de premios. Como 'Joker', el esperado regreso a la gran pantalla del personaje que Jack Nicholson y Heath Ledger hicieron famoso, esta vez encarnado por Joaquin Phoenix; o como 'Ad Astra', el esperado drama de ciencia-ficción en el que Brad Pitt encarna a un astronauta que viaja al límite del sistema solar para encontrar a su padre. También el director Steven Soderbergh paseará en Venecia por la primera de las que prometen ser muchas alfombras rojas gracias a su nueva película, 'The Laundromat', en la que rememora el escándalo fiscal conocido como 'Los papeles de Panamá' escudado por intérpretes como Meryl Streep, Gary Oldman y Sharon Stone. Y sería un error no incluir en esta lista 'Marriage Story', drama marital en el que Adam Driver y Scarlett Johansson interpretan a una pareja que intenta romper su matrimonio sin que ello afecte a su hijo. Los rumores apuntan a que es la mejor película del director Noah Baumbach hasta la fecha.

Brad Pitt en 'Ad Astra'. / EL PERIÓDICO

El 'streaming', naturalmente

En el deslumbrante plantel exhibido por el festival el año pasado sin duda tuvo que ver la negativa de Cannes a incluir en su competición las películas producidas por Netflix que luego acabaron cruzando los canales. Este año, la plataforma de vídeo bajo demanda volverá a estar generosamente representada aquí. Dos de las películas citadas en el apartado anterior, 'Marriage Story' y 'The Laundromat', llevan el logo de la N estampado en sus cabeceras; y lo mismo le sucede a 'The King', 'biopic' sobre los años de juventud del rey Enrique V que protagoniza el chico de moda Timothée Chalamet. Como de costumbre, la inclusión de estos tres títulos en la programación ha levantado algunas ampollas entre distintos gremios de exhibidores europeos, que han puesto el grito en el cielo. Ahí sigue. Netflix, en todo caso, no es el único gigante del 'streaming' presente en Venecia. Por un lado, Amazon Prime estrenará fuera de competición 'Seberg', que retrata a Jean Seberg -Kristen Stewart se mete en su piel- durante sus tumultuosos últimos años de vida, cuando fue blanco del FBI debido a su relación con un primo de Malcolm X. Por otro, HBO presentará episodios de 'The New Pope', a bordo de los que el director Paolo Sorrentino y actores como Jude Law y John Malkovich vuelven al Vaticano para dar continuación a la estupenda serie 'The Young Pope'.

A espaldas del MeToo

Sobre la cantidad de mujeres entre los 21 cineastas aspirantes al León de Oro hay una noticia buena y una mala. La buena es que este año hay el doble que el pasado; la mala es que, aun así, solo hay dos. 'Babyteeth', de la Australiana Shannon Murphy, es una comedia sobre una adolescente enferma que se enamora de un traficante de drogas; 'The Perfect Candidate', de Haifaa Al Mansour, acompaña a una joven científica que transita un mundo dominado por los hombres, y por tanto funciona como reflejo de lo que sucede tanto en su país natal, Arabia Saudí, como aquí en la Mostra. Por si esa falta de paridad no bastara para buscar pelea, el certamen ha hecho dos inclusiones en el programa que muchos ya se han tomado como un corte de manga a las reivindicaciones del MeToo. En primer lugar, 'American Skin', de Nate Parker, director estadounidense que fue acusado de violación en 1999 y absuelto en el 2001 -la presunta víctima de aquel suceso acabó suicidándose en el 2012-. En segundo lugar, la nueva película de Roman Polanski, el primer trabajo que el cineasta polaco estrena desde su expulsión de la Academia de Hollywood el año pasado, en medio de nuevas acusaciones de agresión sexual y un renovado interés por el caso de violación que protagonizó hace cuatro décadas. Se llama 'El oficial y el espía' y trata del 'caso Dreyfus', escándalo político que tuvo lugar en Francia hace más de un siglo, cuando un capitán del ejército de origen judío fue falsamente acusado de espionaje. ¿Será que Polanski se identifica con él?

Cinefilia 'mainstream'

Buena parte de los títulos a competición son obras de directores que, sin ser en absoluto comerciales, sí forman parte del 'establishment' del cine de autor. Solo 15 meses después de ganar la Palma de Oro con 'Un asunto de familia' (2018), el japonés Hirokazu Koreeda inaugurará la muestra este miércoles con 'La verdad', la primera película que ha rodado fuera de Japón y en lengua extranjera -la protagonizan Juliette Binoche y Catherine Deneuve-. Por su parte, el sueco Roy Andersson trae al festival 'About Endlessness' con la esperanza de ganar su segundo León de Oro solo cuatro años después de que 'Una paloma se posó en una rama a reflexionar sobre la existencia' (2015) le proporcionara el primero. Y desde Latinoamérica llegan dos de los autores más interesantes del circuito festivalero actual: el chileno Pablo Larraín, que presenta el drama de adopción 'Ema', y el colombiano Ciro Guerra, que estrena la adaptación de la novela de J.M. Coetzee 'Esperando a los bárbaros', que ha rodado junto a Robert Pattinson y Johnny Depp.

Turistas de la alfombra roja

Una de las grandes paradojas de los festivales de cine es que, aunque sobre el papel sustentan su atractivo mediático en la presencia de actores y directores, nada suele causar tanto revuelo en su alfombra roja como la visita de estrellas del rock, políticos o, ya puestos, hasta exconvictos. Varios de esos intrusos ilustres pasarán por aquí en los próximos días: el incombustible Mick Jagger visitará el certamen como parte del elenco de 'The Burnt Orange Heresy', un thriller ambientado en el mundo de la moda; el cofundador de Pink Floyd Roger Waters traerá consigo 'Us + Them', película resumen de la gira de 150 conciertos que celebró entre mediados del 2017 y finales del 2018; el magnate ruso Mijail Jodorkovsky, que pasó una buena temporada en una cárcel de Siberia por su oposición a Vladimir Putin, presentará el documental que Alex Gibney ha dedicado a su figura, 'Citizen K'. Y el economista Yanis Varoufakis vendrá para apoyar la presentación de la nueva película de Costa-Gavras, 'Adults in the Room'; él escribió el libro sobre el rescate dle 2015 en Grecia en el que se basa.

Costa-Gavras durante el rodaje de 'Adults in the Room'. / LOUISA GOULIAMAKI

Almodóvar y los demás

Costa-Gavras es beneficiario de uno de los tres premios honoríficos que la Mostra concede este año; otro irá a parar a la actriz Julie Andrews, pero nosotros prestaremos más atención al que Pedro Almodóvar recogerá en un par de días. El manchego, por cierto, es cabeza visible de una presencia española notable. Rodrigo Sorogoyen presentará 'Madre', que no es sino una prolongación del corto homónimo que el año pasado le proporcionó un Goya y una nominación al Oscar, y Théo Court estrenará su segundo largometraje, 'Blanco en blanco'. Asimismo, Antonio Banderas se acercará al certamen como miembro del reparto de 'The Laundromat', y las actrices Penélope Cruz y Ana de Armas lo harán a bordo del nuevo trabajo del francés Olivier Assayas, el drama de espionaje 'Red Avispa'.