Ir a contenido

ÓBITO

Muere Roberto Bodegas, director de 'Españolas en París' y 'Matar al Nani'

El realizador fue uno de los fundadores de la llamada 'tercera vía' del cine español

Elena Hevia

Una imagen de Roberto Bodegas, en 1998.

Una imagen de Roberto Bodegas, en 1998. / MIGUEL LORENZO

A principios de los años 70 el cine español andaba necesitado de una renovación. Los aires de modernidad que solo habían afectado al cine de autor no habían llegado todavía al cine comercial instalado graciosamente en el landismo carpetovetónico y las deseadas suecas. Fue entonces, en 1972 cuando apareció la llamada ‘tercera vía’ –es decir, un camino cinematográfico entre lo popular y lo intelectual- de la mano del productor José Luis Dibildos  y del realizador Roberto Bodegas. El cineasta ha fallecido este viernes, en Madrid, a la edad de 86 años.

Cuando faltaban tres años para la muerte del dictador, en pleno aperturismo tardofranquista, la película 'Españolas en París', dirigida por Bodegas, instauró oficialmente un movimiento, tendencia o estilo  que pese a no tener mucho recorrido tuvo su importancia. 'Españolas en París',  rodada en Francia y presentada en su momento en la hoy tristemente célebre sala Bataclán, contaba con una leve intención crítica las penurias de aquellas que se veían obligadas a emigrar al país vecino en busca de trabajo y abordaba sin demasiados tapujos, entre otros, el tema del aborto, lo que le llevó a chocar directamente con la censura que metió bastante tijera. Con todo, protagonizada por Ana Belén y Laura Valenzuela –esposa de Dibildos-  acompañadas por José Sacristán, Máximo Valverde, o Tina Sainz, cosechó un cierto éxito en España y no tanto en Francia, donde las trabajadoras del hogar de origen español que trabajaban en la capital francesa organizaron una pequeña manifestación en contra de la imagen melodramática que se trasmitía en el filme.

Mirada social 

El cine de Bodegas, más atento a los temas que a la calidad o a una mirada personal, exploró temas candentes en el momento, siguiendo el plan renovador concebido por Dibildos.  Llegaron otros títulos como 'Vida Conyugal sana' (1974), construida a partir de la bella Amparo Muñoz como oscuro objeto de deseo del protagonista y en la que se trataba el tema del divorcio; 'Los nuevos españoles' (1974), con José Sacristán o Amparo Soler que mostraba la cara más oscura del milagro económico de las postrimerías del franquismo y la llegada de las multinacionales, o 'Libertad provisional' (1976), con Concha Velasco y Patxi Andión abordando la reinserción social de los presos.

En 1988, Bodegas se apuntó a la moda quinqui en la que brillaban Eloy de la Iglesia y José Antonio de Loma, con 'Matar al Nani' (1988), un biopic sobre las implicaciones de la policía en la desparición de Santiago  Corella, alias el Nani. Y aunque la película se estrenó poco antes de que tres agentes fueran condenados por su muerte, esa expectación no se plasmó en la taquilla. A partir de la década de los 90, Bodegas dio el salto a la pequeña pantalla con trabajos como la miniserie sobre el crimen de 'Fago' en el 2008 o la cinta para televisión '20-N: Los últimos días de Franco', con Manuel Alexandre en el papel del dictador, en el que fue el último trabajo del gran actor. 

Temas: Películas