ENTREVISTA

Jamie Cullum: "La música es algo divertido que me hace sentir como un niño"

El artista inglés presenta en el festival de Cap Roig las canciones de 'Taller', disco en el que se muestra maduro y honesto

Jamie Cullum.

Jamie Cullum.

3
Se lee en minutos
Marta Cervera

Superada ya la ilusión de triunfar en la música, Jamie Cullum ha seguido desarrollando su concepto de ese jazz próximo, música de hoy con guiños al pasado, con temas propios y versiones de clásicos. Hacía tiempo que no lanzaba un disco con nuevas canciones. Perfeccionista como es, ha preferido esperar a poder sacar todo lo que llevaba dentro con la honestidad que le caracteriza. En 'Taller', su octavo disco de estudio, Cullum parece más maduro, un poco más trascendente en algunas canciones pero sin perder por ello su sentido del humor. Eso mismo transmite el pianista, cantante y compositor británico en conversación telefónica. "Me encanta tocar en España en verano; bueno, en realidad siempre porque el púbico es entusiasta", señala Cullum que este viernes 2 de agosto presenta su último trabajo en el festival de Cap Roig. 

"A veces hallar las palabras adecuadas para hablar de un tema cuesta.  En ocasiones el problema es que te pones demasiada presión intentando encontrarlas cuando lo importante es dejar que fluyan a través de ti. Eso es lo que persigue también el jazz, esa fluidez en la música, ese dejarte llevar sin pensar tanto en el resultado final como en el camino que vas haciendo", explica el músico.

Ha tardado cinco años en editar un nuevo disco de canciones propias tras 'Momentum', sin contar 'Interlude', un disco de puro jazz cargado de estándars. "Esta también sería una buena manera de vivir, dejándote fluir. Al fin y al cabo no estamos tan en control de lo que nos pasa. Algo sí, claro, pero resulta imposible controlarlo todo en tu vida". Y la crianza de sus hijas le ha tenido muy ocupado. "Ellas lo han cambiado todo, por eso el proceso creativo ha sido más lento. En realidad tenía ya hecha una primera versión del disco hace bastantes años pero había cosas que no me convencían. Preferí dejarlo y concentrarme en vivir. Todo ese tiempo me ha servido para poder darle la forma definitiva y hacer un disco más honesto". ¿Más maduro también? A Cullum el término no parce gustarle demasiado. "No sé si lo calificaría así. Para mí la música es algo divertido que me hace sentir como un niño. Cuando toco estoy en mi mundo y pierdo la noción del tiempo", dice este multinstrumentista autodidacta que empezó su carrera a los 16 años, tocando el piano en hoteles.

Cerca de la cuarentena, admite: "Expresar mis emociones e ideas es ahora más difícil". Y, en plan existencialista, añade: "Cuando eres joven quizá no estás tan seguro de lo que sientes y buscas respuestas. Pero a medida que te haces mayor te das cuenta de que en realidad solo hay preguntas".

Noticias relacionadas

Cullum describe las canciones de 'Taller' como conversaciones consigo mismo. "Son como entradas de un diario, de notas que voy tomando aquí y allá. Ir apuntando cosas que te hagan reflexionar y pensar en aquello que te preguntas es bueno porque te lleva a plantearte cosas, a hablar de ellas. Creo que decirlas en voz alta ayuda a encontrar algo de verdad".

En 'Taller', la canción que abre el disco y le da nombre, habla de su deseo de ser más alto no solo físicamente. Habla también de crecer como persona, de ser más sabio. "Me gusta poner humor a las cosas. La vida puede ser bastante oscura pero la música y el humor pueden ayudar a sobrellevarla. Quizá por eso me gustan tanto las películas de Charles Chaplin", explica. Y en 'The age of anxiety', ofrece una visión agridulce de la sociedad actual donde habla de varios temas, entre ellos la salida de su país de Europa, algo que le preocupa. "En realidad nadie sabe qué pasará con el 'brexit'. No está nada claro. Por ahora estamos en tierra de nadie".