Ir a contenido

ESTRENO DE DANZA

Un 'Don Quijote' literario en Peralada

El Ballet Nacional Sodre presenta su versión del clásico cervantino en el festival ampurdanés

Pablo Meléndez-Haddad

Blanca Li e Igor Yebra, en la presentación de ’El Quijote del Plata’ en Barcelona

Blanca Li e Igor Yebra, en la presentación de ’El Quijote del Plata’ en Barcelona / MIQUEL GONZÁLEZ

Don Quijote, del río de La Plata al Empordà. El caballero de la triste figura vuelve a la vida este viernes por la noche en el Festival Castell de Peralada, esta vez de la mano del Ballet Nacional Sodre (Servicio Oficial de Difusión, Radiotelevisión y Espectáculos) de Uruguay en una creación de la coreógrafa española Blanca Li. La compañía de Montevideo, que debuta en el evento ampurdanés, llega capitaneada por su director, el bailarín vasco Igor Yebra, quien desde comienzos del 2018 –sucediendo a Julio Bocca– rige los destinos de la que se ha convertido en una de las tres grandes representantes del ballet clásico y neoclásico de Sudamérica, junto al Ballet de Santiago de Chile y al del Teatro Colón de Buenos Aires.

Este ‘Don Quijote del Plata’, que es como se ha presentado en Europa, “es una auténtica quijotada”, según explica Igor Yebra, un ballet que narra las aventuras del caballero desde una perspectiva diferente. Siguen apareciendo los consabidos Quiteria y Basilio, convertidos en protagonistas de esta historia llevada al ballet por los grandes clásicos coreográficos, pero en este caso se transforman en personajes secundarios.

En este ‘Quijote’ uruguayo, con libreto del dramaturgo Santiago Sanguinetti, aparece un nuevo protagonista que hace de hilo conductor: el escritor y bibliógrafo Arturo Xalambrí, un personaje real que vivió entre 1888  y 1975 y que completó una de las colecciones cervantinas más importantes del mundo, con más de 1.000 ediciones diferentes de ‘El Quijote’. La coreografía de Blanca Li lo transforma, siguiendo el guion de Sanguinetti, en un hombre que, al final de su vida, pide a su hija que le lea diversos pasajes de la gran novela de caballería y es el propio Xalambrí que comienza a confundir ficción y realidad, mezclándose en su sueño agónico con los personajes del libro de Cervantes.

Igor Yebra apunta que, dadas las características “quijotescas” del ballet, “desde el primer momento” pensó en Blanca Li “para llevar a cabo este proyecto. En solo cuatro meses realizamos este ballet que se puede definir como clásico-contemporáneo, un ballet ágil, sin intervalos y fácil de meter en una maleta para poder llevar el talento de la compañía por todo el mundo”.

Once escenas

Estructurado en once escenas, la obra incluye música de diversos estilos y compositores, como Telemann, Debussy, Ravel, Chabrier, Saint-Saëns, Rimsky-Kórsakov o Glazonov, la escenografía y el vestuario es de Hugo Millán y el diseño de iluminación de Sebastián Marrero y contará con las actuaciones en los papeles protagonistas de los bailarines Gabriela Flecha, Mel Oliveira, Gustavo Carvalho y Brian Waldrep, con Damián Torío como Don Quijote, Kauan Soares como Sancho Panza y Sergio Muzzio como Arturo Xalambrí.

Según fuentes del festival, con la actuación en Peralada arranca la gira española de la compañía que también la llevará a subir a los escenarios de los festivales de Almagro, San Lorenzo de El Escorial, Sagunto y Santander. Unas horas antes del debut de la compañía en Peralada, Igor Yebra y Blanca Li conversarán sobre la figura de El Quijote en la Biblioteca del Castillo de Peralada que, como la biblioteca de Xalambrí, también alberga una importante colección cervantina considerada como una de las más importantes del ámbito privado y que incluye incunables de los siglos XVI y XVII entre más de un millar de ejemplares de ‘El Quijote’.