Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Una nostálgica exposición recupera a los míticos Madelman en L'Illa Diagonal

Consta de más de 150 modelos, varios dioramas, complementos y muchos otros detalles

El centro también ofrece una muestra de fotografías, un Lego sobre la llegada a la Luna y un ciclo de cine

Eduardo de Vicente

Una pareja contempla el diorama dedicado al safari.

Una pareja contempla el diorama dedicado al safari. / NÚRIA CUGAT

En estos días de calor más de uno intenta refugiarse en lugares acondicionados como pueden ser los centros comerciales. Más allá de la fiebre consumista, algunos ofrecen alicientes como L'Illa Diagonal que, actualmente, presenta una espectacular exposición de los muñecos Madelman, una muestra de fotos, un ciclo de cine al aire libre y un pequeño homenaje en Lego del 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna. Muchos motivos para darse una vuelta incluso si no tenemos la intención de comprar nada.

El Oeste y los indios son dos clásicos que no podían faltar. / NÚRIA CUGAT

La plaza central estará ocupada hasta el 27 de julio por Madelman a l’illa de les aventures, en la que pueden verse 150 modelos originales que se comercializaron entre 1968 y 1983, dioramas y todo tipo de accesorios reunidos por los cinco coleccionistas del colectivo La Catifa Vermella. Es un nostálgico viaje al pasado que ha provocado que incluso gente de fuera de Barcelona venga a verla. Muchos los recordaban más grandes, lógico, ellos también eran más pequeños y la frase que más se escucha es: “¡Mira, este lo tenía yo!” (o alguna similar).

La historia y las primeras cajas

Se compone de dos partes. Recomendamos empezar por una estructura en forma de X integrada por ocho vitrinas. En la primera se hace una breve cronología de su historia desde que fue creado en 1966, se muestran prototipos, complementos, los super equipos y un ejemplo de su competencia, otros muñecos de la época como Action Jackson, Big Jim, los Geyperman, Famobil, Airgam Boys, Star Wars o Masters del Universo.

Aspecto de la parte central de la exposición de Madelman. / NÚRIA CUGAT

A continuación veremos las misiones de las cajas rojas centrada en la Safari (con el explorador, la tienda de campaña, la jaula y el guía negro) y la Campaña (de tipo bélico con tres soldados, un cañón, armas, sacos, etcétera). Pero también hay revistas, anuncios, instrucciones de uso, premios concedidos y otros detalles curiosos. En los siguientes espacios están diferenciados los ejemplos de la primera etapa (el pirata con la pata de palo, el alto mando del ejército o un trampero) o de la segunda (el sheriff, los colonos del Oeste o el buzo).

La aventura espacial incluye aeronaves y astronautas. / NÚRIA CUGAT

Elementos inspirados por el cine y la tele

Los complementos ocupan un lugar importante: vehículos como jeeps, remolques, una caravana, un tanque, un cayuco, la tienda india o el más insólito, una astronave. Hay un trineo, una lancha y el buggy o el helicóptero biplaza de Supermán (lógicamente, él no lo necesitaba) que tenía aspas giratorias con sonido de motor (iba con pilas). Eran los años en que triunfaba Christopher Reeves interpretando al héroe volador, pero no era el único Madelman inspirado en la ficción audiovisual como demuestra el apartado dedicado al cine y la televisión. Allí se pueden ver un astronauta basado en 2001: una odisea del espacio, un Robín de los Bosques o un Zorro así como un Daniel Boone o el equipo de Los hombres de Harrelson (dos series populares de esos años). Otro elemento indispensable de los 80, el TP, el famoso Teleprograma para consultar los espacios televisivos y una carta de esa década para los Reyes Magos.

Un detalle de la playa de los piratas. / NÚRIA CUGAT

Dioramas de aventuras

Pasamos ahora a la zona de los dioramas. El primero se ocupa de un safari, con un explorador cazando un león, las jaulas, el helicóptero, el elefante, y hasta podemos ver a Tarzán y Chita. El dedicado a la Marina transcurre en la cubierta de un portaaviones con los marinos con el petate y el chaleco salvavidas y haciendo señales para un aterrizaje. Los piratas están representados en una playa con una barca, cañón, banderas, barriles, cofres con joyas, banderas con la calavera, uno con su catalejo y, claro, los loros.

La aventura submarina contiene buzos y un cofre con joyas. / NÚRIA CUGAT

En el Oeste se representan a muchos de sus personajes habituales como los cowboys con sus caballos, un músico con su banjo, la caravana, las peligrosas serpientes, una mina para buscar oro, soldados de la guerra de secesión, el cementerio, los cactus y un rincón para los indios, sus tipis y su tótem. El más espectacular es el del ejército de tierra que simula un campo de combate con más de 30 muñecos, sus trincheras, alambradas, tiendas, equipo médico, vehículos y todo tipo de armamento.

El espacio dedicado a la aventura polar incluye iglús y trineos. / NÚRIA CUGAT

Investigación espacial muestra a varios astronautas en un paisaje lunar con dos naves, una de ellas con luces y un módulo con brazos que recuerda al de la película de Kubrick. El siguiente diorama es muy original ya que son tres en uno: la tropa de montaña (con Madelmans haciendo rappel, esquiando y sus perros), investigación submarina (buzos preparándose en la superficie para sumergirse y el fondo del mar con calamares, ánforas, vegetación y los temibles tiburones) y espeleología (con dos muñecos excavando la tierra en busca de piedras mientras otros dos aguardan arriba para subir las muestras en el cubo). Y, para acabar, la aventura polar en Canadá con los iglús, el agujero en el hielo para pescar, trineos con sus perros, pingüinos, la policía montada entre árboles nevados, los indios en canoas y un oso.

Tres muestras del trabajo de la fotógrafa. / ALICIA OMEDES

Una muestra de reflejos fotográficos y un Lego

Subimos ahora a la primera planta (frente a las tiendas de Paramama y Scalpers) para ver L’Illa Wonderland, una muestra de 17 fotos denominada así porque su autora es Alicia (como el personaje del país de las maravillas) Omedes, una mujer de 70 años que busca con la cámara de su móvil curiosos reflejos en los alrededores del recinto. En ellos, los anuncios se mezclan con los objetos de los escaparates o con retratos de famosos como George Clooney, los Blues Brothers o Mickey Mouse provocando imágenes sorprendentes como una en la que unos maniquíes sin cabeza parece la hayan cambiado por unas ramas. Un efecto insólito.

El montaje de Lego para conmemorar la llegada del hombre a la Luna.

Para seguir podemos descubrir en la planta inferior, en el Rebost (frente al Café Central), un Lego lunar para conmemorar el primer aterrizaje en la Luna. Consta de un módulo espacial, varios astronautas, la bandera americana y un cohete gigante. Una advertencia, la mezcla de olores de la amplia oferta gastronómica hará que nos sintamos tentados de comer algo para prepararnos para la siguiente actividad, el cine, que empieza a las 10 de la noche en el jardín interior, aunque las puertas se abren una hora antes. La entrada cuesta 3,5 euros y se pueden alquilar tumbonas por 2 euros adicionales.

Por la noche, el jardín interior se convierte en un cine al aire libre. / L'ILLA DIAGONAL

Ciclo de cine al aire libre

Aún quedan tres sesiones y tres películas estupendas. Hoy puede verse, Carmen y Lola, la emocionante y sorprendente historia de amor de una adolescente gitana que se siente atraída por la novia de su primo e intenta enamorarla aunque no sabe ni cómo empezar, ya que sus tradiciones van en un sentido muy diferente. Le seguirá el jueves próximo Figuras ocultas, que muestra el decisivo papel que tuvieron en los años 60 tres mujeres afroamericanas empleadas de la NASA en una arriesgada misión espacial para poner en órbita al astronauta John Glenn. El ciclo finalizará el 1 de agosto con el fenómeno de la última temporada, Bohemian Rhapsody, la biografía de Freddie Mercury en la que no faltan los grandes éxitos de Queen. Muchos buenos motivos para acercarse a este centro y disfrutar de sus actividades. 


   

   

        item
   

   

       

'Madelman a l'illa de les aventures' y otras actividades

Lugar: L'Illa Diagonal (Diagonal, 557).

Horarios: de lunes a sábado (de 9.30 a 22 horas).

Precio: entrada libre excepto las sesiones de cine.

Más información: www.lilla.com