Ir a contenido

ENTREVISTA

Al Anderson (The Wailers): "La CIA y el FBI mataron a Bob Marley"

El guitarrista que tocó en los discos fundamentales del rey del reggae y perpetúa su legado sostiene que no murió a causa de un cáncer

Nando Cruz

Una imagen promocional de The Original Wailers, con Al Anderson segundo por la derecha

Una imagen promocional de The Original Wailers, con Al Anderson segundo por la derecha

Como cada verano, el cancionero del Bob Marley vuelve a sonar en Europa. The Original Wailers, escisión de la Wailers Band capitaneada por el guitarrista Al Anderson, actúa esta semana en Barcelona (sala Apolo, miércoles), Calella de la Costa (jueves) y Empuriabrava (viernes). El hombre que tocó la guitarra en la mayoría de sus discos y vivió en sus carnes el cerco político al cantante jamaicano, rememora su relación con Marley desde el principio hasta el final.

¿Cómo entró en contacto con Bob Marley?
En 1974 trabajabaja como músico de sesión para el sello Island. Paul Kossoff, el guitarrista de Free elegido para grabar ‘Natty dread’, se puso enfermo y me llamaron. Me recogieron en un taxi y me llevaron al estudio. Allí estaba Bob.

¿Conocía su música?
Ni a él ni su música. Lo primero que grabé fue ‘No woman no cry’. La toqué tres veces y se quedaron la primera toma. Fue la grabación más fácil de mi vida. Me ocupó diez minutos.

Y acabó incorporándose a la banda.
Dos días después me llamó Bob y me ofreció irme con él. Yo estaba cansado de la vida en Inglaterra, no había estado en Jamaica y me fui con ellos: buen clima, buena hierba… Pero de todo lo que me prometió Island y Bob, no vi nada.

"Lo primero que grabé fue ‘No woman no cry’. La toqué tres veces y se quedaron la primera toma. Fue la grabación más fácil de mi vida"

¿Qué pasó?
Estuve durmiendo en el suelo de su casa un año y medio. ¡En la entrada! Yo creía que era rico, pero no tenía un duro. Me prometió un coche, un sitio donde vivir y un salario semanal. No empecé a ver dinero hasta que salimos de gira.

¿Cuánta gente vivía en aquella casa?
¡Cientos! Tenía un ejército ahí dentro. ¡Y miles de niños! ‘Family Man’ (alias del bajista Aston Barrett) ya tenía cientos. ¡Todos los Wailers tenían hijos!

¿Cómo era ir de gira en esa época?
Bob siempre llevaba un equipo numeroso: mánager, esposa, hijos, amigos… Viajábamos 18 personas en un bus con 12 asientos. A veces yo dormía en un pasillo; a veces, en una cama. Dependía de quien llegase primero al hotel.

¿Era buen jefe?
Era duro y muy trabajador. Tenía un lado agradable, pero vivía acosado por la CIA y el FBI. Reagan y Bush padre le presionaban para que apoyase a Edward Seaga (candidato conservador) y volviese a ganar las elecciones en Jamaica. Pero Bob era comunista y había apoyado el regimen de Castro.

"Bob vivía acosado por la CIA y el FBI. No querían que apoyase a otro régimen comunista tan cerca de Miami"

¿Tiene pruebas de esa presión?
Una noche en un club me vino un tipo, me enseñó una placa del FBI y me dijo que si tocábamos para Michael Manley (candidato socialdemócrata) y volvía a salir elegido vendrían a nuestro local de ensayo y matarían a todo el grupo. No querían que Bob apoyase a otro régimen comunista tan cerca de Miami. 

¿Por eso abandonó el grupo unos años?
Acababa de nacer mi primer hijo y no quería perderlo. Ese tipo me enseñó una Beretta y me dijo que le diese el recado a Bob. Al día siguiente me fui a Florida, a casa de la madre de Bob. A los cinco días la llamaron. Habían disparado a Bob. Y a Rita, su mujer. Hirieron a cuatro o cinco personas. Celebro no haber estado allí. Fue entonces cuando toqué con Peter Tosh y los Rolling Stones.

¿Por qué cree que murió tiroteado Peter Tosh?
Estoy convencido de que Edward Seaga hizo que lo eliminaran. Actuamos en el National Arena (de Kingston) ante 40.000 personas y Peter dijo que Seaga debería irse a casa fornicar con su mujer. Seaga enloqueció. Al día siguiente Peter fue apalizado en el centro de la ciudad. Le dieron 40 puntos de sutura.  Peter Tosh era un tipo duro. Vi dos veces cómo un policía le quitaba un porro y él se lo volvía a quitar al policía. Bob no era tan duro como Peter, pero a Bob no podían cogerlo porque él tenía al primer ministro (Michael Manley) de su lado.

¿Cuál es su teoría sobre la muerte de Bob Marley?
Lo envenenaron. Si la CIA quiere deshacerse de ti, lo va a conseguir. Mira qué hicieron con Sadam (Hussein), con Gadafi, con Arafat…

"Jamaica es un país muy complicado. He vuelto arias veces. Pero debo ir con mucho cuidado"

¿No cree que muriese de cáncer?
¡No! Comía sano, hacía deporte. No podía morir de eso. O, al menos, no tan rápido. Todo se precipitó en la gira. Un día lo vi cansado y le pregunté que le pasaba. ‘No sé, algo raro en el garganta’, me dijo. Se la toqué y parecía una pelota de golf. Lo llevamos a Nueva York y el doctor dijo: le quedan dos o tres semanas de vida, tiene cáncer por todo el cuerpo. ¡No tiene explicación! Mataron a Bob, a Peter, a Carlton. Jamaica es un país muy complicado.

¿Ha vuelto allí desde entonces?
Varias veces. Pero debo ir con mucho cuidado.

¿Cuál es su relación con la familia Marley?
Con Stephen me llevo bien. A Ziggy y Cedella los conozco desde críos, pero ya no tenemos relación. No voy a decir nada sobre los Marley. Amo a la señora Booker (la madre de Bob), a Bob y a sus hijos, pero no me gustan sus políticas. Yo no quiero nada de ellos y entiendo que ellos tampoco quieren nada de mí.

¿Cuál es su futuro y el del The Original Wailers?
Seguiré hasta que muera. Este grupo es mi vida. Estamos trabajando en un disco de material propio, aunque también tocamos parte del catálogo de Bob.

¿La mitad suyo y la mitad de Marley?
Eso hacíamos, pero los promotores prefieren un 100% de canciones de Bob.

¿Y qué hacen?
Lo que queremos.