Ir a contenido

CITA EN MONTJUÏC

Sonar+D 2019: la tecnoescuela veraniega

El Sónar+D dedica su 7ª edición a la formación y a las experiencias inmersivas, sin perder de vista las actuaciones

Robert del Naja, de Massive Attack, estrella invitada

Josep M. Berengueras

Una de las instalaciones de teamLab, invitados al Sónar+D 2019.

Una de las instalaciones de teamLab, invitados al Sónar+D 2019.

Hace ahora seis años, el Sónar decidió sorprender y apostar por un elemento que siempre había tenido protagonismo en muchos de sus artistas invitados: la tecnología. El giro fue importante: no solo quiso recalcar el cada vez más importante papel de la tecnología en la música, sino cómo lo digital estaba transformando las industrias creativas. Hoy, solo hay que mirar el éxito del Sónar+D, el congreso de tecnologías creativas que se celebrará en paralelo al Sónar, del 18 al 20 de julio, en el recinto de Fira Montjuïc, para darse cuenta de que el movimiento fue acertado.

El Sónar+D es algo así como la unión de creadores, start-ups, estrellas musicales, artistas de todo tipo, curiosos y apasionados de la tecnología en un lugar donde se pueden encontrar desde clases magistrales de expertos de renombre a experiencias inmersivas, instrumentos aparentemente extraños y proyectos que quizá nunca vean la luz. Pero incluso en el caso de estos últimos su presencia está justificada: al Sónar+D se va a aprender.

Ese es precisamente uno de los ejes centrales de la edición del Sónar+D de este año: la formación. El congreso dobla este año su oferta de conferencias, clases magistrales y workshops impartidos por más de 200 expertos entre creadores, tecnólogos y científicos de primer nivel mundial, según destacó este miércoles la organización del congreso.

 «Esta edición se convertirá en una auténtica 'summer school' [escuela de verano] en la que se podrá aprender acerca del diseño de experiencias, la inteligencia artificial aplicada a las artes, el internet de los próximos 30 años, la computación cuántica y, como siempre, lo último en tecnología musical», agregó.

El Sónar+D busca además cada año traer una estrella invitada de renombre que remueva conciencias. Han pasado por el congreso Jean-Michel Jarre (2016), Björk (2017) y Ryuichi Sakamoto (2018), entre otros, mientras que este año la conferencia inaugural, el miércoles 17 de julio, correrá a cargo de Robert del Naja, rostro visible e ideólogo de Massive Attack, en una de las pocas ocasiones en las que el productor, vocalista, rapero, artista visual y 'street artist' hablará en público, en esta ocasión junto a Andrew Melchior, responsable técnico de la banda  y colaborador tecnológico de artistas como Björk, David Bowie y Aphex Twin.

Otro de los ejes del congreso serán las experiencias inmersivas, y se notará tanto en las conferencias como en las exposiciones y experiencias. Así, entre los ponentes destacan teamLab, un equipo interdisciplinar formado por ultratecnólogos (artistas, programadores, ingenieros, animadores, matemáticos y arquitectos) que crean experiencias inmersivas que mezclan arte, ciencia, tecnología, diseño y mundo natural y que cuentan con su propio museo en Tokio. También Timoni West, directora de investigación en experiencias de Unity, el motor de gráficos tridimensionales para videojuegos, que ofrecerá una masterclass de computación espacial en entornos de realidad virtual y aumentada. Sin olvidar a Holly Cummins, doctora en computación cuántica y embajadora de IBM Q y Robin McNicholas, cofundador del estudio Marshmallow Laser Feast.

Gran cúpula

Además, este año vuelve el Sonar360 by Mediapro, un gran espacio en forma de cúpula dedicado a las experiencias audiovisuales, donde la audiencia está completamente rodeada por imagen y sonido.

Los asistentes, además de escuchar a decenas de ponentes de renombre, podrán participar en 20 talleres con más de 1.200 plazas disponibles, donde se abordará desde el machine learning a la creación de sonido mediante el hacking de hardware e inteligencia artificial. También tendrán presencia decenas de start-ups en el Startup Hub.

Pero, como es habitual, las actuaciones y espectáculos también serán otro de los platos fuertes. Vuelve este año el japonés Daito Manabe, que junto a Yukiyasu Kamitani convertirá en imágenes y música la actividad cerebral. En el Macba, 10 pianistas interpretarán Investigations, de Christian Marclay, y en el pabellón Mies van der Rohe, la artista Lucrecia Dalt ha creado Dazwischen.

Temas: Sónar