Ir a contenido

FESTIVAL DE CINE

Tarantino: "Charles Manson es fascinante porque es imposible de entender"

El director ha deslumbrado en Cannes con 'Érase una vez en Hollywood', película ambientada en 1969 y en la que asoman los salvajes crímenes de la Familia Manson

El Periódico

Brad Pitt y Tarantino, este miércoles en Cannes. 

Brad Pitt y Tarantino, este miércoles en Cannes.  / AFP / VALERY HACHE

Quentin Tarantino está obsesionado con la historia de Charles Manson (fallecido en prisión en el 2017) y con la "incomprensible" fascinación que provocaba y aún provoca, y eso lo vuelca en 'Érase una vez en Hollywood', una historia de sus recuerdos, de la pérdida de la inocencia y de un Hollywood ya desaparecido.

"Cómo [Manson] era capaz de atraer a esas chicas y chicos jóvenes para someterlos parece algo incomprensible, porque cuanto más aprendes de él, cuanto más le conoces, más oscuro se vuelve. La imposibilidad de realmente entenderlo es lo que causa fascinación", ha explicado el realizador en una rueda de prensa rodeado por los protagonistas, Brad Pitt, Leonardo DiCaprio y Margot Robbie.

Tras mucha investigación sobre Manson, el director ha construido una historia sobre los recuerdos de su infancia a finales de la década de 1960 y que es un homenaje a la época del nuevo Hollywood, cuando la meca del cine se contaminó del movimiento hippy; una era, la de Acuario, de la que Estados Unidos despertó abruptamente tras los salvajes asesinatos por miembros de la Familia Manson de Sharon Tate y cuatro personas más en la casa de la actriz y el director Roman Polanski en el 10.050 de Cielo Drive, y al día siguiente, 10 de agosto, del matrimonio LaBianca, ubicado en el vecindario de Los Feliz, también en Los Ángeles. Atención: Cielo Drive y Los Feliz.

Crímenes atroces

En ambos domicilios acólitos de Manson cometieron crímenes atroces (las puñaladas que recibieron en total las siete víctimas se cuentan por varios cientos y el escenario de pintadas hechas con sangre de los muertos que dejaron los asesinos no lo habría imaginado El Bosco). La intención del cabecilla era que de semejantes barbaridades se acusara a negros y que ante la injusticia la comunidad negra se alzara contra los blancos y se desencadenara el 'helter skelter': algo parecido al día del juicio final. ¿Suena demente? Fue demente. 

La banda de Manson, llamada la Familia, parecía una de esas comunidades hippies, tal y como los muestra Tarantino en el filme. Vivían en un rancho que había servido como decorado cinematográfico y eran amables con la gente, pero había en ellos algo "extraño", resaltó Tarantino.

"Cuando se produjeron los asesinatos de Manson era la época del amor libre, había nuevas ideas, el cine estaba cambiando. Y esos hechos, la trágica pérdida de Sharon y de otras personas, fue algo que lo cambió todo y aún hoy lo recordamos con horror", apuntó Brad Pitt. Fue "un momento trágico que subrayó el lado oscuro de la naturaleza humana", en opinión del actor, que aseguró que "el filme trata maravillosamente bien este tema".

Pitt interpreta en la película a Cliff Booth, el doble y amigo de Rick Dalton (DiCaprio), una estrella de la televisión que vive al lado de Sharon Tate y su marido, Roman Polanski. Tate (Margot Robbie) estaba empezando a despuntar como actriz y embarazada de ocho meses cuando fue asesinada mientras Polanski estaba en Londres preparando una película.

'La semilla del diablo'

Tarantino se ha señalado admirador de Polanski y, especialmente de 'La semilla del diablo', pero señaló que nunca se reunió con el director franco-polaco para hablar de su película.

DiCaprio se sintió identificado con su personaje porque, como él, también creció en la industria del cine y sabe lo que es luchar para conseguir una oportunidad. "Aprecio la posición que tengo ahora", ha reconocido el actor, que ha querido resaltar que conoce a mucha gente en su mundo que no están en la misma situación. Un personaje divertido, que DiCaprio interpreta con habilidad, con el equilibrio de Pitt, en la primera colaboración de la pareja de actores, una experiencia que ambos calificaron de "muy divertida".

Son dos "personajes pasados de moda con la llegada de una nueva época", en una película que es, desde una perspectiva artística, una "carta de amor a la industria" y una "declaración de amor por los marginados", dijo DiCaprio, que ha agregado: "Creo que todos en esta mesa nos hemos sentido marginados en algún momento".

Antes de los teléfonos móviles

Una película con una cuidadísima ambientación de estética brillante y colorida y llena de referencias cinematográficas, televisivas y musicales. "Hay muy pocas personas" que tengan los conocimientos que tiene Tarantino de esas áreas y de esa época. Es como entrar en una base de datos de un ordenador", ha bromeado DiCaprio sobre los conocimientos del realizador.

Y preguntado sobre si aquellos finales de los 60 es su época favorita como director, Tarantino ha contestado: "Prefiero cualquier época antes de los teléfonos móviles".