Ciclismo

París trabaja para que el Tour salga en 2026 desde Barcelona

Las conversaciones están avanzadas para que la ronda francesa parta de la capital catalana dentro de dos años tras hacerlo en junio desde Florencia y el año que viene en Lille.

El pelotón del Tour, a su salida de Montjuïc, en la etapa que Barcelona albergó en el 2009.

El pelotón del Tour, a su salida de Montjuïc, en la etapa que Barcelona albergó en el 2009. / ERIC GAILLARD / REUTERS

Sergi López-Egea

Sergi López-Egea

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

La dirección del Tour trabaja con la idea de que la ciudad de Barcelona acoja la gran salida de la ronda francesa para 2026, según han confirmado a este diario fuentes cercanas a la organización de la carrera en París. El Ayuntamiento de Barcelona y ASO, responsable de la prueba, fijaron el acuerdo para que la capital catalana acogiese la gran cita ciclista mundial, en una reunión que se celebró el 8 de septiembre de 2023 en la cima del Tourmalet, tras la etapa de la Vuelta que ganó Jonas Vingegaard.

El acuerdo, en cualquier caso, está a falta de la firma. Barcelona es la principal candidata, aunque no la única puesto que Londres también se ha postulado para volver a acoger la salida del Tour, tal como hizo en 2007. Sin embargo, Barcelona tiene prioridad, por lo avanzada de las conversaciones, por el hecho de haberse comprometido antes que la capital británica y porque ofrece menos problemas de infraestructura salir de Catalunya que hacerlo desde Inglaterra, con un traslado obligado, aunque se haga por el túnel del Canal de la Mancha.

Mejor 2026 que 2027

“Estamos trabajando con la idea de que se salga de Barcelona en 2026. Había la posibilidad de hacerlo también en 2027, pero no nos gusta esa fecha. No hay nada firmado, por eso”, indican desde el consistorio barcelonés. La fecha es importante porque en el supuesto de retrasar la salida del Tour a 2027, la carrera llegaría después de las elecciones municipales. En 2026, el evento coge de lleno a la actual legislatura con Jaume Collboni (PSC), al frente del ayuntamiento.

El Tour llegará, si acaban de fructificar unas conversaciones en fase avanzada, después de la organización de la Copa América y tras el examen de la salida de la Vuelta el año pasado, aunque en ese caso una fuerte tormenta y un apagón meteorológico fastidiaron la primera etapa de la ronda española.

La primera reunión en 2023

David Escudé, concejal de deportes del Ayuntamiento de Barcelona, es el interlocutor con ASO, en unas conversaciones que también cuentan con el apoyo de Unipublic, la empresa organizadora de la Vuelta que forma parte de la infraestructura del propio Tour, propietario de la ronda española.

Collboni, entonces primer teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, hizo saber de forma oficial a Christian Prudhomme, director del Tour, el interés de la ciudad catalana para acoger la salida de la prueba, en una reunión que se celebró el enero de 2023 y en la que también participaron Javier Guillén, director de la Vuelta, y Ruben Peris, presidente de la Volta, con Escudé.

Más de una etapa

Inicialmente se barajó la fecha de 2025, pero el Tour hizo saber que el año que viene debían partir desde Francia, por peticiones internas, después de que la prueba salió de Copenhague (2022), Bilbao (2023) y el 30 de junio lo hará desde Florencia. El año que viene la ronda francesa se iniciará Lille, al norte del país.

De confirmarse el acuerdo de forma oficial quedan aún muchos detalles por decidir porque la Gran Salida (‘Le Grand Depart’, en francés) viene acompañada de una o dos etapas en el territorio desde donde se sale, en este caso Catalunya, antes de cruzar la frontera vía directa o a través de Andorra, otro de los clientes a los que siempre ASO otorga un trato especial.