Ir a contenido

ESTRENO EN EL MERCAT

'Gran Bolero', danza entre Barcelona y Madrid

Jesús Rubio Gamo explora con 12 bailarines de ambas ciudades la extenuación y el éxtasis inspirándose en la música de Ravel

Marta Cervera

Un momento de Gran Bolero.

Un momento de Gran Bolero. / CLAUDIA CORDOVA

El Mercat de les Flors acoge hasta el domingo ‘Gran Bolero’, el primer espectáculo de danza coproducido entre el centro barcelonés y los Teatros del Canal, de Madrid. Es una interesante propuesta de danza contemporánea creada por Jesús Rubio Gamo (Madrid, 1982) que parte del famoso ‘Boléro’ de Maurice Ravel para llevar a 12 bailarines hasta la extenuación. “Me interesaba hablar de la resistencia de los cuerpos, explorar las fases por las que atraviesa el ser humano cuando tras hacer un gran esfuerzo debe superarse a sí mismo y utilizar la mente para poder continuar adelante, para ir más allá”, explica el coreógrafo que, como otros, ha sucumbido al encanto de una música que ha fascinado a numerosos artistas.

Los intérpretes acaban derrengados, "pero contentos", apunta. “Esta obra les da la posibilidad de bailar, de disfrutar, de agotarse, de sentir ese placer extraño que confiere el superarse a uno mismo”.  A los bailarines madrileños los eligió él mismo y la mayoría ya había trabajado con él antes. Los catalanes surgieron de unas audiciones a las que se presentaron un centenar de personas. Alberto Alonso, Eva Alonso, Albert Barros, Agnès Balfegó, Natalia Fernandes, María Hernando, Joel Mesa, Iván Montardit, Clara Pampyn, Carlos Peñalver, Jose Ruiz y Paula Tato, los integrantes de este ‘Gran Bolero’ tienen entre 22 y 37 años. “Cada uno permite ver una forma diferente de resistir. Todos conforman un magma que se va transformando, pasando de la extenuación al éxtasis”.

Partitura ampliada

El marcado e impetuoso ritmo de la música pesa en esta creación que surge de una pieza anterior de Jesús Rubio Gamo, una obra que estrenó en formato de dúo con buenas críticas. Aquella obra de 15 minutos era fiel a la partitura original de Ravel. La de 'Gran Bolero' inspirada en aquella, es una creación de José Pablo Polo de casi una hora que juega con los motivos principales de la pieza de Ravel. “Empieza solo con la percusión y se va ampliando en una nueva versión donde al final se acaba añadiendo toda la melodía”.  

La obra ya se ha estrenado en Madrid y tiene previstas representaciones en una quincena de escenarios, la mayoría de España. Para Gamo significa mucho este proyecto, especialmente cuando recuerda que hace unos años estuvo tentado de abandonar la danza. Conocedor de las dificultades para los bailarines de nuestro país para abrirse camino, le gusta haber aportado algo a las nuevas generaciones con un proyecto que une a intérpretes de Madrid y Barcelona. “Lo cierto es que hay un gran desconocimiento entre ambos. Nombres que para nosotros son un referentes de la escena contemporánea de Madrid son desconocidos para los catalanes y viceversa”, señala convencido de la necesidad de apostar por tender más puentes culturales entre ambas ciudades.