Ir a contenido

FESTIVAL

Presente (y pasado) del circo en Reus

Trapezi, la Fira de Circ de Catalunya, ha servido de termómetro del sector, con un balance de 90.000 espectadores para 35 compañías

Manuel Pérez i Muñoz

Plano general del espectáculo Fidelis Fortibus, en Reus.

Plano general del espectáculo Fidelis Fortibus, en Reus. / MARC ROVIRA / ACN

Entramos en la clásica carpa levantada lejos del bullicio del centro de Reus. Dentro no encontramos artistas de circo, solo sus tumbas en medio de la pista. Un acomodador nos advierte de que no hay espectáculo, "todos muertos, todas las grandes familias del circo han desaparecido". Sabemos que lo dice con ironía. Él es Danny Ronaldo, sexta generación de una de esas grandes estirpes, y lo va a demostrar. Como poseído por los espíritus y sus técnicas, en un delirante one-man show el creador belga irá asumiendo todos los papeles: acróbata, malabarista, mago, funambulista... Puro virtuosismo, desternillante y emotivo por igual. 'Fidelis Fortibus' es el brillante homenaje de Circus Ronaldo a la gran tradición, una especie de cabeza de cartel de esta 23ª edición del Trapezi, el gran escaparate en Cataluña de la familia del circo.

No es fue la única propuesta con tintes nostálgicos. Entre las más de treinta compañías que actuaron de jueves y domingo, destacó también el nuevo espectáculo de Escarlata Circus 'Quan els crancs portin talons'. En esta ocasión Laura Tajada dirige a la veterana compañía –Bet Miralta y Jordi Aspa– que nos vuelven a enamorar con su espíritu lúdico, su poético trabajo objetual y, en este caso, con un poliédrico autohomenaje que reflexiona sobre el paso del tiempo tras 30 años de carrera. De nuevo, entre la sonrisa cómplice y la emoción bien destilada. 

Pero no todo fue mirar atrás. La apuesta por la vanguardia creativa la pusieron compañías como Animal Religion o la formación llegada de Italia Lapso Cirk. Los primeros, con Quim Girón al frente, nos mostraron con 'Nu' la mejor cara de ese circo que ya no se preocupa tanto por el "más difícil todavía" y que sin dejar de entretener crea la sorpresa hibridando lenguajes e investigando hacia nuevas formas dramatúrgicas. Lapso Cirk, por su parte, ofreció un preciso trabajo de equilibrio con maderas fruto de una larga investigación fuera del finito conjunto de técnicas clásicas del circo. 

'Dioptries' de la compañía de Toti Toronell marcó una apuesta del festival como una de las dos coproducciones de la edición. En juego una pieza de humor con seis artistas y doble pista, dos espectáculos simultáneos, uno en cada parte. La pieza supone una colaboración entre Trapezi y otros festivales como FiraTàrrega, agentes que suman esfuerzos en lugar de competir para conseguir una propuesta de medio formato –casi proscrito en los últimos años– que cuando llegue al rodaje necesario para dar aire a su ambiciosa estructura tendrá una merecida larga vida. 


De calle y gratuito

Más allá de las grandes compañías  –menos frecuentes que otros años– la tercera dirección de Trapezi de Leandro Mendoza apostó fuertemente por la calle y la gratuidad, un 72% del programa. Deambulando entre la multitud encontramos espectáculos de corte muy popular, obras para todos los públicos que ponen en juego gran variedad de técnicas. Como los cuchillos y el trapecio de Atirofijo, el juego de tres mástiles de Entre Nous, el trabajo de fuerza de Strong Lady o el completo 'Furiuse Tendresse' de Cirque Exalté, que a través de un combinado de técnicas y un ritmo frenético introduce estéticas rock y guiños al público adulto. 

También hubo disparos contra la corrección con Alba Sarraute. Sus mordaces comentarios contra las precariedades del sector y los políticos fueron el lubricante y conductor de dos de las tres ediciones del gran cabaret nocturno (la tercera se suspendió a causa de la lluvia del viernes como otros dos espectáculos). Entre los diversos artistas presentes en este gran formato renovado de las noches de la plaza del Mercadal, destacó el dúo La Fem Fatal, que estrenaron un deslumbrante número de trapecio doble, significativo ejemplo de esa precaria salud de hierro del circo catalán.
  
 

Temas: Circo