Estrellas en carne viva

El festival del CCCB Primera Persona permitió adentrarse en la intimidad de Brett Anderson y Mala Rodríguez

Brett Anderson (Suede), conversa con el periodista Xavi Sancho (izquierda) en el escenario del CCCB, en el Primera Persona 2019. 

Brett Anderson (Suede), conversa con el periodista Xavi Sancho (izquierda) en el escenario del CCCB, en el Primera Persona 2019.  / MARTÍ FRADERA

Se lee en minutos

Durante mucho tiempo, ni Brett Anderson (líder del grupo Suede) ni Mala Rodríguez fueron conocidos por airear en exceso sus asuntos personales. Pero el primero sorprendió hace poco publicando 'Mañanas negras como el carbón', memorias de iniciación que este sábado comentó con el periodista Xavi Sancho en el 'prime time' de Primera Persona, el festival del CCCB dedicado a las vivencias y cómo se canalizan a través del arte y lo mejoran e intensifican.

Anderson estuvo encantador, tan dispuesto como en su libro a hablar de amigos, familiares y conocidos, a explicar sus inspiraciones ("tristeza, miedo, pasión, odio"), anular clichés rock ("ninguna banda llega perfectamente formada”) y revelar su verdadero yo, el de un hombre con "cierta ansiedad social" que puede contar sus amigos con los dedos de una mano.

También La Mala bajó ligeramente la guardia por una noche. Su conversación con la periodista Silvia Cruz trajo un desfilar de fotos y anécdotas familiares, tomas de postura y confesiones. Los titulares se acumulan. "Para mí la vida es como un videojuego multijugador". "No hay hombres malos, lo que hay es niñatos". "Me gusta la literatura rusa porque es muy rara". "No soy choni, me veo más nerd". Y en referencia a Rosalía: "A mí me puede aburrir algo que yo hice ya hace 20 años".

Locura, monstruos y género

La segunda jornada de Primera Persona 2019 había empezado unas horas antes con la cápsula 'Boges', en la que Laura Fernández entrevistó a Montse Batalla y Maria Manonelles, autoras de memorias gráficas sobre sus pasos por psiquiátricos. Batalla denunció, como en 'Manicomio', los malos tratos recibidos. Manonelles ('Dormo molt') tampoco lo pasó bien, pero recordó esos días con un humor ganador.

Noticias relacionadas

Otra autora de cómics, la brillante Emil Ferris, explicó la larga génesis de 'Lo que más me gusta son los monstruos', misterio fantástico en forma de (falso) diario que nos recuerda que no hay nada mejor que ser un monstruo. Emotiva e inspiradora, explicó cómo las secuelas del virus del Nilo le ayudaron a desarrollar el estilo exhibido en su monumental debut: menos movimiento en la mano igual a fascinante puntillismo.

Completando la oferta del día, el escritor y profesor Use Lahoz conversó con Thomas Page McBee, conocido como 'el primer boxeador transexual en combatir en el Madison Square Garden'. McBee es, además, todo un pensador, como ha demostrado en sus dos primeros libros y demostró de nuevo este sábado respuesta tras respuesta. Ahora ya es el hombre que quería ser, pero la masculinidad, recordó, puede ser en sí misma una prisión, porque los hombres también viven bajo normas. Vivamos y dejemos vivir.