Ir a contenido

HISTORIA MUSICAL

10 guitarristas que marcaron época

De Chuck Berry a Joan Jett, una decena de históricos del 'riff' de guitarra

Jordi Bianciotto

Jimi Hendrix

Jimi Hendrix

CHUCK BERRY

Con él empezó (casi) todo: el rasgueo de ‘Maybellene’ (1955) y el ‘riff’ incendiario que abre ‘Johnny B. Goode’ (1958) convirtieron el lúdico rock and roll del pionero Bill Haley en algo más peligroso. Berry rompió amarras con los modismos del blues, el jazz o el country y con su aparatosa Gibson ES-350T inventó un estilo excitante que inspiró a todo el rock que estaba por venir.


B. B. KING

El gran caballero del blues, cuyas pulcras, elegantes e imaginativas digitaciones en álbumes como ‘Live at the Regal’ (1964) dejaron mudos a rockeros como los Rolling Stones, que se lo llevaron de gira. Riley B. King desarrolló recursos técnicos tan personales con su guitarra, bautizada como Lucille, que no pudieron llegar a ser imitados ni siquiera por sus fans mejor dotados.


ERIC CLAPTON

Bebiendo de las fuentes del blues, este británico creó un estilismo blanco con técnica y sentimiento que dio lugar a eslóganes pasados de rosca: ‘Clapton es Dios’. Iniciado en sendas altas cunas, The Yardbirds y los Heartbreakers de John Mayall, a lomos del rhythm’n’blues, y consagrado con el supergrupo Cream, su sello expresivo se convirtió en un canon del blues-rock.


JEFF BECK

Otro talento de The Yardbirds, cuya depurada técnica y su sentido innovador impactaron en el Londres de los 60. Cuando parecía listo para convertirse en una estrella del rock duro, dio un brusco y casi definitivo giro hacia el jazz-rock. Guitarrista de guitarristas, ha desestimado la construcción de una carrera comercial para concentrarse en sus digitaciones, influyentes en el metal.


JIMMY PAGE

El tercer vástago ilustre de la saga de The Yardbirds, canalizó a través de Led Zeppelin su ambición de llevar la guitarra bluesística a otro estadio, más agresivo aunque compatible con la extrema sensibilidad y el registro acústico folk. Héroe de la guitarra setentera por excelencia, aunque en tensa rivalidad latente con otro grande, Ritchie Blackmore (Deep Purple).


JIMI HENDRIX

El más revolucionario de su generación, amamantado igualmente por el blues pero abocado a una carrera consigo mismo en todos los campos: inventiva, velocidad, agresividad, experimentación sónica y factor espectáculo. Hizo gemir y relinchar a su Fender Stratocaster como Leo Fender jamás habría llegado a imaginar, y exprimió las técnicas de grabación de la época con un espíritu de vanguardia.


ROBERT FRIPP

El anti-héroe de su quinta, discreto pero férreo líder de King Crimson, tocando sentado con aspecto de científico ensimismado. Rompió con las escalas tradicionales introduciendo disonancias y soluciones abstractas, y brindando su guitarra Gibson Les Paul a los ‘frippertronics’, secuencias superpuestas a base de ‘loops’ y capas de efectos. Su ‘feedback’ en ‘Heroes’, de Bowie, es totémico.


TOM VERLAINE

El primer álbum de Television, ‘Marquee moon’ (1977), objeto de culto del art-punk, se basó en su tenso diálogo con el también guitarrista Richard Lloyd en torno a los bucles psicóticos y las intricadas cenefas de guitarra que tanto influirían en las sucesivas escenas neoyorquinas. Efectos como la reverberación y el ‘delay’ han formado parte de su exclusivo estilo.


EDDIE VAN HALEN

El guitarrista de Van Halen dejó boquiabierto al público del hard rock y el heavy metal a caballo de los 70 y 80 con su digitación espectacular, que explotó la técnica del ‘tapping’ (tocando las notas en los trastes con la mano derecha) y las vertiginosas carreras arriba y abajo del mástil. Exhibicionista, pero con una técnica abrumadora, sentimiento y voluntad de diversión.


JOAN JETT

El rock’n’roll y el punk-rock podían parecer cosa de hombres, pero Joan Jett rompió los preceptos estableciendo, a mediados de los 70, un matador tándem guitarrero con Lita Ford en The Runaways y alzándose luego por su cuenta al frente de Joan Jett & The Blackhearts. Estilo arisco y con resolución, influido por las guitarras de Sex Pistols y The Stooges.