Ir a contenido

QUÉ HACER HOY EN BARCELONA

Una romántica exposición demuestra que el amor no es una lata ¿o sí?

La galería ArteVistas muestra, por primera vez, unas 80 obras de los artistas anónimos urbanos Me Lata

Sus trabajos se distinguen por sus mensajes positivos y optimistas y se han convertido en un fenómeno

Eduardo de Vicente

La exposición está repleta de mensajes positivos y optimistas.

La exposición está repleta de mensajes positivos y optimistas.

Para algunos el amor es una auténtica lata. Te mantiene en vilo, te hace sufrir, se te acaba el aire… Sin embargo hay una pareja de artistas que ha conseguido darle la vuelta a este significado y convertirlo en todo un fenómeno urbano. Se denominan Me Lata y tras esta marca se esconden sus nombres, que no quieren dar a conocer, y una hermosa historia de amor. Érase una vez dos jóvenes que se conocieron en un Sant Jordi (la mejor fecha posible), se enamoraron y fueron dejándose mensajes románticos con latas de bebida o de conserva pintadas por la ciudad. El Raval, Gràcia, Poblenou o el Born fueron testigos de sus primeros escarceos. Desde entonces ya han pasado cuatro años, son padres de dos hijos y ahora se ha convertido en una moda exportada a Mallorca, Londres o París.

Estos días su obra puede verse reunida por primera vez en una exposición Cómo decirte otra vez te quiero, en una galería pequeñita, la ArteVistas, casi escondida como su romance, en el passatge del Crèdit, cerca de la plaza Sant Jaume. Arte urbano creado por dos seres anónimos treintañeros que serían algo así como los Banksy del romanticismo y el buen rollo. Pero aquí no hay denuncia social ni política, solo corazones y smileys. Sus mensajes positivos y optimistas han calado hondo en una sociedad que necesita algo de ilusión y esperanza para seguir adelante.

Algunos de sus diseños son muy ingeniosos y divertidos.

Sus obras se están vendiendo muy rápidamente

En la sala pueden verse unas 80 obras con este original formato o, mejor dicho, podían verse ya que fue inaugurada el 28 de noviembre y una quincena ya han sido vendidas y de aquí al 6 de enero, día en que se clausurará, es probable que ya hayan sido adquiridas unas cuantas más (si no todas). ¡Que me las quitan de las manos! Cuenta la responsable del local, Fabienne Yot, que ese día superaron ampliamente sus previsiones ya que aparecieron unas 1.500 personas que inundaron todos los rincones. Estos días se presenta más de uno con la intención no de comprar, sino de hacerse un selfie. Estos sí que son una lata. Los precios de estos singulares trabajos oscilan entre los 45 y los 900 euros, aunque la media aproximada es de unos 200 o 300 cada ejemplar. Lo dicho, todo un fenómeno.

Muchas de sus frases hacen referencia a famosas canciones.

Un trabajo hecho con cariño, con pasión, con emoción, que se contagia. Los materiales son casi siempre latas pequeñas de bebidas, pero también grandes, aerosoles o de conservas o aplastadas creando formas insólitas. Pero lo mejor son las frases en castellano, catalán o inglés: Te regalo mi sonrisa, Perderme en tu mirar y entender mi existir, Vivir cada momento abrazando el horizonte, Solo el amor puede salvar el mundo, un sencillo T’estimo, Plegats sense pressa Cooler than cool that’s what you are, I just want to make love to you, If you ever need me I will stay forever When your eyes and mine can see the same. Muchas tienen referencias musicales al grupo de moda, Queen (Love of my life o Don’t stop me now), a Roxy Music (Love is the drug), John Paul Young (Love is in the air), Stevie Wonder (Jungle fever), Rollings (Satisfaction) e incluso Los Chunguitos (Si me das a elegir me quedo contigo) o una adaptación de El rey León (Jakuna Melata).

Un rosetón y un carrito de la compra, dos de los trabajos más originales.

Estructuras originales y el 'skyline' de Barcelona

Igualmente hay estructuras originales como un carrito de la compra rosa con el mensaje “Nothing you buy can bring you happiness”, un rosetón con latas de conservas en un fondo amarillo que destaca el “True love, amor verdadero” o varias composiciones con elementos de diferentes alturas a modo de skyline urbano en torno a Barcelona. Para más información, recomendamos la lectura del artículo a pie de página Amor en conserva, escrito por Olga Merino, que consiguió entrevistar a los misteriosos creadores.

Un original skyline de Barcelona según Me Lata. 

Un conjunto de piezas originales y divertidas que consiguen sorprendernos. Unos mensajes que no hace falta que estén en una botella para que cualquiera pueda identificarse con ellas. Y es que, como decían los Beatles, “lo que necesitamos es amor” y esta pareja misteriosa tiene para dar y vender y nos demuestran con su obra que el amor no es una lata (¿o sí?).

 


   

        item
   

   

       

'Como decirte otra vez te quiero'

Lugar: ArteVistas Gallery (passatge del Crèdit, 4).

Horarios: abierto cada día de 11 a 20 horas.

Precio: entrada libre.

Más información: www.artevistas.eu