Ir a contenido

UN DEBUT CINEMATOGRÁFICO A LO GRANDE

Alice Waddington, la cineasta bilbaína que quiere conquistar Sundance

El prestigioso festival estadounidense selecciona la ópera prima de la joven directora, 'Paradise Hills', un "'thriller' de ciencia ficción femenino"

Beatriz Martínez

Alice Waddington, fotografiada esta semana en Madrid

Alice Waddington, fotografiada esta semana en Madrid / JOSÉ LUIS ROCA

Su ópera prima, 'Paradise Hills', acaba de ser seleccionada para competir en el Festival Sundance, donde tendrá lugar su première internacional. La bilbaína Alice Waddington (su refinado alias, pues su nombre real es Irene y mantiene en secreto su apellido) desembarca en el largometraje antes de cumplir 30 años y con un currículo impresionante a sus espaldas. Comenzó cuando solo tenía 16 años haciendo un trabajo de meritoriaje en la película 'Ander' (2009). Tras su paso por la Berlinale, se dio cuenta de hasta qué punto una producción pequeña podía tener una cierta repercusión internacional. 

Se sumergió en el mundo de la fotografía de moda y la dirección creativa en publicidad hasta que con 23 años se embarcó en su primer cortometraje, 'Disco inferno', protagonizado por Aitana Sánchez Gijón y Ana Rujas, en el que desplegaba un imaginario visual desbordante con ecos al cine de George Franju. Se proyectó en más de 70 festivales internacionales y consiguió el premio a la mejor dirección en el Fantastic Fest de Austin y el premio Noves Visión en Sitges.

Siempre se ha sentido unida desde que era pequeña al cine de género. Le gustaban las películas de monstruos, las de terror de la Universal y las de la factoría Hammer y ha terminado por integrar todas esas influencias a su propia idiosincrasia como cineasta.

El fantástico y la perspectiva femenina

Ella pertenece a esa nueva generación de mujeres que están contribuyendo a que el fantástico pueda leerse también desde una perspectiva femenina. «Hasta el momento había pocas directoras porque es un género que ha estado asociado a narrativas masculinas», nos cuenta. «Pero por fin comienzan a surgir directoras muy potentes que le están dando la vuelta a eso, como Jennifer Kent o Julia Ducornau». 
Precisamente 'Paradise Hills', película que ha escrito junto a Brian Deleeuw y Nacho Vigalondo, apuesta por un discurso claramente feminista que intenta poner de manifiesto las presiones a las que están sometidas las mujeres para encarnar el ideal de perfección.

Un fotograma de 'Paradise Hills', de Alice Waddington.

Se ambienta en un centro en medio del océano al que irán a parar las hijas de familias ricas de todo el mundo que no entran dentro de los cánones de perfección socialmente establecidos. «Para mí es importante incluir todo tipo de personajes femeninos, no solo positivos, sino también malvados o retorcidos, moralmente grises y sobre todo que abarquen una diversidad racial, sexual y física». 
Por eso el reparto incluye una serie de nombres de lo más eclécticos. «Hay una chica asiática (Awkwafina), una latina (Eliza González), una mujer que ha nacido en la América Profunda humillada por su familia debido a su aspecto (Danielle McDonald) y una representante de la América más progresista (Emma Roberts)». Completa el reparto Milla Jovovich y Jeremy Irvine. 

A pesar de su aspecto internacional, la película se ha rodado entre Barcelona y las Canarias, está producida por Nostromo (Adrián Guerra y Núria Valls) y casi todo el equipo es español. Waddington se muestra muy contenta de poder participar en Sundance y en concreto en la categoría Next, de la que han surgido nombres como los de Sean Baker o Ana Lily Amirpour. «Es una sección que premia el riesgo, la película visualmente más atrevida y las narrativas más innovadoras, así que es un lujo que nuestro 'thriller' de ciencia ficción femenino esté ahí».