Ir a contenido

estreno

'¿Quién está matando a los moñecos?': sexo, violencia y felpa

Brian Henson, hijo del creador de los Teleñecos, se marca un gamberro thriller con marionetas

Juan Manuel Freire

Melissa McCarthy y el moñeco detective.

Melissa McCarthy y el moñeco detective.

El estreno de cine más intrigante de la semana es '¿Quién está matando a los moñecos?', una película con amplio protagonismo de muñecos de felpa pero poco recomendable para los niños. En EEUU está calificada 'R', lo que significa que los menores de 18 años solo pueden verla en compañía de un adulto. Es cosa seria. O, bueno, no en realidad, pero sí muy violenta y sexual.

Hablamos de un 'thriller' en toda regla, "muy influido por el cine negro de los años 40, a la vez que muy moderno", señala su director Brian Henson en conversación telefónica. En la película, humanos y moñecos (no los llames Teleñecos: estos son propiedad de Disney desde el 2004) cohabitan el mundo en relativa armonía. Cuando alguien empieza a cargarse al antiguo elenco del programa de marionetas 'La Pandilla Dicharachera', un investigador privado (moñeco) y una detective de policía (humana, interpretada por Melissa McCarthy) se ven obligados a volver a trabajar juntos y entenderse.

Brian Henson es el hijo mayor de Jim Henson, el genio creador de 'Los Teleñecos' y grandes personajes de 'Barrio Sésamo', entre mil hitos. Tras la muerte del padre en 1990, tomó las riendas de The Jim Henson Company, en los últimos años especializada en televisión infantil educativa. '¿Quién está matando a los moñecos?' es un proyecto muy distinto; por eso tiene el sello de Henson Alternative, división de productos para mayores. "Es algo bastante fuera de nuestra norma", explica Henson. "De hecho, cuando el guion de Todd Berger cayó en mis manos por primera vez, hará unos quince años, no quise rodarlo".

Pero Henson cambió de opinión tras crear, en el 2006, 'Puppet Up!-Uncensored', una mezcla de show de marionetas e improvisación cómica solo para adultos. Ningún 'sketch' se planeaba, sino que se desarrollaba en el escenario a partir de las sugerencias del público. "Como es fácil de imaginar, pedían las cosas más bizarras. Lo encontré todo muy diferente y refrescante. Entonces empecé a pensar de nuevo en aquel guion". De aquel guion se llegaron a hacer quince reescrituras, pero ni siquiera cuando, en principio, habían encontrado el tono, se pudo encontrar el dinero. Tras la entrada en el 2015 de una nueva productora y, después, Melissa McCarthy, todo fue más sencillo.

Una educación con el mejor

No es demasiado habitual ver marionetas haciendo cosas sucias en pantalla. Dos precedentes clave de '¿Quién está matando a los moñecos?', dos buenas rarezas, son 'El delirante mundo de los Feebles'de Peter Jackson, y 'Team America: La policía del mundo', del tándem detrás de 'South Park'. Henson las vio en el día de su estreno, pero no las reconoce como influencia.

Felpa y violencia rimaban también en el universo de su propio padre, sobre todo en los hilarantes anuncios que creó para Wilkins Coffee en los años 50. "Desde luego, Jim tenía una sensibilidad muy gamberra. Después del éxito de 'Barrio Sésamo', muchos lo veían como un niño, pero él no era así. 'Los Teleñecos' era un show de variedades con personajes muy inocentes a la vez que muy adultos”.

A los 17 años, durante sus vacaciones de verano, Brian trabajó para su padre en la película 'El gran golpe de los Teleñecos'. El mayor desafío fue la escena con Gustavo, Piggy y otros 'muppets' montando en bici por el Battersea Park de Londres. "Yo todavía iba al instituto por entonces", recuerda Henson. "Un año después entendí que esto era lo que quería hacer. Me veía más encaminado hacia los efectos especiales, pero acabé siendo marionetista, además de productor y director”. Su obra incluye maravillas como 'Los Teleñecos en Cuento de Navidad' (una de las mejores adaptaciones del clásico de Dickens) y la nunca bien ponderada 'Los Teleñecos en la Isla del Tesoro'.

Ahora, Henson prepara para Netflix una serie-precuela de 'Cristal oscuro', otra de las grandes creaciones de su padre. "La rodaremos a todo lujo, con las marionetas reales y la atención al detalle de la película original", promete a los fans.