Ir a contenido

ÓBITO

Muere Vicente Verdú, el autor más poliédrico

El periodista y escritor de 75 años tenía una trayectoria con títulos de estilos e intereses muy diversos

Elena Hevia

El periodista y escritor Vicente Verdú. 

El periodista y escritor Vicente Verdú.  / JORDI MORERA

Como periodista a Vicente Verdú lo del saber y el interés omnímodos le venía de fábrica. De ahí que no sea sencillo definir a este autor, ensayista social y literario, memorialista impúdico, poeta, novelista incluso si se considera que sus ficciones tan poco convencionales lo son. Verdú ha fallecido este martes en Madrid, donde tenía su residencia, a los 75 años. Más de una treintena de libros avalan una trayectoria poliédrica que se disparaba en todas direcciones. Nacido en Elche en 1942, fue jefe de cultura y de opinión del diario ‘El País’, donde ha ejercido de columnista hasta el pasado mes de julio. Entre los premios que ha recibido están el González Ruano de periodismo y el Nacional de Periodismo Miguel Delibes, el Anagrama, el Espasa de ensayo o el Temas de Hoy.  

Verdú, que en los últimos tiempos parecía más dedicado a la creación poética que no había cultivado en décadas,  publicó la pasada primavera el poemario ‘La muerte, el amor y la menta’ (Bartleby) y en Anagrama, una de las editoriales que ha seguido habitualmente su trayectoria, el volumen ‘Tazas de caldo’, una colección de aforismos con un fuerte sesgo autobiográfico, que será ya su última obra. 

Frívolo y silvestre 

Llevaba a gala la cualidad de estar en todas y en ninguna parte. Le gustaba definirse como un tipo a contracorriente. "He sido considerado un frívolo entre los intelectuales. Cuando nadie hablaba de ello, a mí me preocupaban la ropa y la moda. Me he formado como sociólogo y lo he sido más bien silvestre. He lanzado ideas impensables para los académicos. He trabajado como periodista y ahora soy novelista sin tener una carrera detrás", confesó a este diario.

En sus últimos años, Verdú fue uno de los primeros en reivindicar los videojuegos y los mensajes de texto telefónicos como nuevas formas de narración. Viajero impenitente, entre sus libros se encuentran ‘China superestar’ y ‘El planeta americano’ y algunos ensayos sobre arte, una de sus grandes pasiones, no solo como teórico también como artista plástico. Verdú, el pintor,  realizó una treintena de exposiciones en España y en lugares como Pekín, Macao, Génova o Cremona. El arquitecto Norman Foster tiene uno de sus cuadros en su casa. 

Temas: Libros

0 Comentarios
cargando