Ir a contenido

ESTRENO ESPERADO

'Teen Titans GO!', salto heroico a la gran pantalla

Juan Manuel Freire

Imagen promocional de Teen Titans GO!

Imagen promocional de Teen Titans GO!

Los padres que se quejan por tener que consumir dibujos a todas horas quizá estén mirando en los canales equivocados. Entre los (muy numerosos) ejemplos de animación infantil apta para cualquier edad brilla, desde hace cinco años, 'Teen Titans GO!', una producción de Warner Bros. y DC que aquí empezamos a ver en Cartoon Network y ahora podemos seguir a través de Boing; además, las tres primeras temporadas (de cinco, esta última recién inaugurada en EEUU) se pueden localizar en Netflix.

La serie gira en torno a un famoso equipo de superhéroes de DC, compuesto sobre todo por secuaces de personajes más conocidos. En concreto, recoge a los personajes que, liderados por Robin, el colega de Batman, se dieron a conocer con la serie de cómics 'The New Teen Titans' a principios de los 80: favoritos de fans como Cíborg, StarfireRaven y Chico Bestia.

Robin, quizá, no necesita presentación, aunque el personaje resulta aquí más fascinante que en cualquier otra adaptación: un tipo a la vez pagado de sí mismo y profundamente frágil, marcado de por vida por estar a la sombra de Bruce Wayne. Le siguen (no con demasiado convencimiento) Cíborg, devorador de pizzas y devoto de los videojuegos; el mejor amigo de éste último, Chico Bestia, que puede convertirse en toda clase de animales; la hija de demonio Raven, y una princesa alienígena, Starfire, por la que Robin bebe los vientos.

Pese a lo que pueda sugerir el dinámico título de la serie, estos Teen Titans no hacen muchas cosas heroicas, sino que suelen pasar el día desplegando su 'angst' adolescente en direcciones histéricas y haciéndose la convivencia imposible unos a otros. Hay espacio para la acción, pero ante todo esto es una 'sitcom' delirante con muchos chistes a costa del universo DC (grandes cameos, pequeños guiños enormes) y del medio televisivo en general. Es todo bastante meta, sin dejar de ser gozosamente memo. El título del episodio que opta a los próximos Emmy se podría traducir como '¡La extravaganza autoindulgente del episodio 200!'. 

El único parecido con la serie animada 'Teen Titans' de la década pasada reside en las voces, de las que tanto en EEUU como en España se encarga el mismo equipo. Por lo demás, donde aquella tenía tintes anime, esta es puro 'cartoon'. Y donde aquella buscaba verosimilitud dramática, esta puede cargarse a uno o varios héroes en un episodio y que, al siguiente, vuelvan a estar vivos. La continuidad está sobrevalorada.

Nos vemos en los cines

El salto de 'Teen Titans GO!' al cine es sorprendente por dos motivos: por las famosas dificultades de DC en incluir humor en sus películas (aunque el éxito de la optimista y ligera 'Wonder Woman' haya empezado a marcar un cambio de dirección), y porque desde hace bastantes años ningún gran estudio se había atrevido a estrenar una película de animación en 2D; la última fue, en el 2011, 'Winnie The Pooh', que llegaba al extremo nostálgico de estar dibujada a mano.

Es una apuesta que ha salido bien. 'Teen Titans Go! La película' nunca llegará a los casi 1.000 millones de dólares ya recaudados por 'Los Increíbles 2', pero solo en su primer fin de semana en EEUU ya ha recuperado su magro presupuesto de 10 millones de dólares, si nos guiamos por los datos de 'Box Office Mojo'. Todo lo que venga a partir de ahora (como lo que recaude en España, donde llegará el 31 de agosto) serán beneficios. Y además, ha obtenido el favor crítico: su calificación media en la web agregadora de reseñas Metacritic es de 70 puntos sobre 100, casi el doble que 'Linterna Verde'; y de 90% de tomates verdes en Rotten Tomatoes, solo tres puntos por debajo de 'Los Increíbles 2'.

Precisamente 'Linterna Verde' es objeto de un gran chiste en un filme que, al parecer, rebosa de parodias del universo DC y los superhéroes en general. Nuestros héroes están reunidos en un terrado con Wonder Woman, Superman y Linterna Verde, y Starfire pregunta a este último si no hay una película sobre él. "¡Había una peli de Linterna Verde!", exclama el héroe, aquí en la versión John Stewart. "Pero mejor no hablar de eso". Sí, el mánager de Ryan Reynolds también prefiere que obviemos un poco el tema.

Robin busca su película

El drama aquí gira, cómo no, en torno a Robin. Está harto de ver cómo todo lo que rodea o ha rodeado a Batman tiene su propia película. Todo menos él. Para conseguir su objetivo, ha de encontrar a un buen villano y derrotarlo. El elegido es el mítico Slade, al que primero confunden con Deadpool, cosa que no gusta nada al clásico archienemigo. "¡Yo debuté mucho antes que él!", exclama. Cierto: once años antes.

De los chistes referenciales, 'Teen Titans Go! La película' pasa a concentrarse en la acción superheroica, más fácil de cultivar bellamente en el entorno sin fronteras de la animación que en la limitada imagen real. Lo demostrará este fin de semana 'Los Increíbles 2' y seguramente lo ratificará, dentro de unos meses, un proyecto llamado a romper moldes como 'Spider-man: Un nuevo universo'.

Temas: DC Comics

0 Comentarios
cargando