MÚSICA EN VIVO

Los 5 peores momentos del Mad Cool 2018

La tercera edición del festival de música pasará a la historia como una de las más accidentadas

Un autobus que prestaba servicio como lanzadera entre el festival Mad Cool y plaza de Castilla acaba colgando de un puente de la M-11

Un autobus que prestaba servicio como lanzadera entre el festival Mad Cool y plaza de Castilla acaba colgando de un puente de la M-11 / Efe

Se lee en minutos

Si algo puede ir mal, irá peor. Algo así reza la Ley de Murphy, que ha hecho de las suyas una vez más en el Mad Cool, un festival musical que parece gafado desde el año pasado cuando Pedro Aunión Monroy murió tras caer al vacío durante un espectáculo de entretenimiento. Los equipos de emergencia intentaron lo imposible para reanimar al acróbata, de 41 años, pero solo pudieron confirmar su fallecimiento.

La edición 2018 del Mad Cool, la tercera de este joven festival, será recordada por los conciertos de Nine Inch Nails, Depeche Mode, Pearl Jam y Alice In Chains, entre muchos otros; también por ser la más multitudinaria, con unas 80.000 personas cada día -colgaron el 'no hay entradas' a una semana de la celebración del festival, su 'sold out' consecutivo-; pero también pasará a la historia como una de las más problemáticas.

1. Colas interminables para entrar

Durante el primer día, el jueves 12 de julio,  un problema informático impidió que los asistentes pudieran entrar de manera fluida al  festival, que en esta tercera edición estrenaba emplazamiento junto a Ifema, al norte de Madrid. Algunos hicieron hasta dos horas y media de cola para poder acceder al recinto, tanto a pie como en coche, que se tradujo en abucheos, pequeñas avalanchas humanas y tuits contra la organización. La policía antidisturbios tuvo que intervenir para calmar los ánimos de los más impacientes.

Según explicó el portavoz del festival, Miguel Aguado, a la agencia EFE, "había un tanto por cierto  tanto por ciento muy alto de los asistentes que no había reclamado en plazo o no había podido hacerlo el envío de las pulseras a sus domicilios y su acceso se produjo por la misma ruta que los que ya la tenían".

2. Aglomeraciones en las barras

Al colapso para acceder al festival se sumaron largas colas en las barras. El motivo: "un problema con la red", según fuentes de la organización. Y es que mucha gente intentaba pagar con tarjeta pero los TPV no funcionaban por problemas de cobertura "durante algunos momentos". 

3. La 'espantada' de Massive Attack

Los protagonistas absolutos de la segunda jornada fueron Massive Attack, que hicieron esperar hasta dos horas a su público para finalmente no subirse al escenario. Según la organización, la banda decidió de manera unilateral no tocar “achacando que el sonido del escenario donde en ese momento actuaba Franz Ferdinand molestaba para la realización de su show”. La organización hizo “todo lo posible para retrasar horarios a otras bandas y buscar una franja horaria donde Massive Attack estuviesen cómodos” pero todos sus esfuerzos fueron en vano. Por suerte, algunos tuiteros se tomaron esta cancelación en el último minuto con mucho sentido del humor:

4. Homme y la zona VIP

Josh Homme y compañía también dieron la nota en el Mad Cool. El grupo californiano Queens of the Stone Age interrumpió su actuación para protestar contra la zona VIP. Y es que ese espacio estaba medio vacío mientras el resto de su público se amontonaba detrás, lejos del escenario. "Seguridad, será mejor que dejéis entrar a esa gente. No tocaré hasta que los dejéis entrar... será mejor que los dejéis entrar, porque trabajáis para mí esta noche", amenazó el también exguitarra de Kyuss, un tipo tan genial como arisco y conflictivo, quien minutos después también se dirigió a los miembros de la seguridad del festival con una advertencia: “Sed amables u os largáis”. Sin duda, un momento desagradable.

5. Siniestro en la M-11

Y el colofón final: un autobús lanzadera del Mad Cool sin pasajeros tiene un accidente y queda colgado de un puente de la M-11. En el accidente, que tuvo lugar poco antes de las seis de la mañana en el kilómetro 1 de la M-11 en sentido salida, el conductor ha resultado herido. La Guardia Civil investiga la causas por las que el conductor perdió el control.

La organización del Mad Cool seguro que ha tomado buena nota de algunas de las incidencias -al menos las que están en su mano, que no son todas- para dar un mejor servicio en la cuarta edición y sucesivas. Si algunos festivales multitudinarios funcionan como la seda -no daremos nombres porque las comparaciones son odiosas- es porque llevan años y años de rodaje. 

A continuación, y porque no todo fue negativo, unos cuantos tuits de asistentes satisfechos con las actuaciones de sus artistas favoritos.  

Te puede interesar