Ir a contenido

FESTIVAL DE VERANO DE BARCELONA

'Raphaëlle', viaje al mundo transexual en el CCCB

Una joven de 23 años en proceso de transformación protagoniza la nueva obra de teatro-documento de La Conquesta del Pol Sud

Marta Cervera

Raphaëlle Pérez, la transexual protagonista del montaje estrenado el pasado jueves en el CCCB.

Raphaëlle Pérez, la transexual protagonista del montaje estrenado el pasado jueves en el CCCB. / ALFRED MAUVE

¿De dónde surge la necesidad de cambiar de sexo? ¿Por qué no aceptamos nuestro cuerpo? ¿Cómo se forma nuestra identidad? 'Raphaëlle', la nueva propuesta de La conquista del Pol Sud, intenta averiguarlo con un montaje que se adentra en el mundo transexual. Se estrena este jueves en el CCCB y estará solo hasta el día 15 en cartel. 

Carles Fernández Giua y Eugenio Szwarcer son especialistas en llevar a escena experiencias reales para explicar situaciones y sentimientos. Sus obras de teatro-documento pivotan sobre la participación de testimonios reales. En esta ocasión se aventuran en el mundo trans con Raphaëlle Pérez, una chica francesa -así se siente ella pese a haber nacido varón- que está en proceso de transición para adoptar una apariencia más femenina. Tiene 23 años, ha publicado un libro de poemas y habla castellano y francés. "Su vida no ha sido, es, ni será fácil", explica Fernández Giua. 

"Simone de Beauvoir dijo que a ser mujer se aprende y eso es lo que mostramos", afirman los creadores

No es un tema fácil, como tampoco lo fueron sus anteriores propuestas. Primero con 'Nadia', un homenaje a una valiente chica que se hizo pasar por chico para sobrevivir en el Afganistán de los talibanes, y después con 'Claudia', centrado en el caso de una mujer que descubrió ser un de bebé robado durante la dictadura argentina.

"Raphaëlle', a diferencia de las otras obras, nos ha llevado a plantearnos muchas más preguntas", destacan los autores y directores. La primera y más importante fue: "¿Qué significa realmente para mí ser hombre?" Tras estudiar diferentes culturas y teorías para ambos está claro que "la estructura binaria de los sexos es una construcción cultural- dice Szwarcer-. Nos hemos dado cuenta de que si disuelves las fronteras entre sexos, casi se disuelve gran parte del mundo tal y como lo conocemos. Las reglas están basadas en que el otro me identifique de una manera. Desde este punto de vista, el problema está en el otro". Y Giua añade: "Simone de Beauvoir dijo que a ser mujer se aprende y eso es lo que mostramos".

La obra parte de la experiencia particular de Raphaëlle, que comparte escena con ellos para ilustrar o contraponer su caso con los múltiples datos recopilados en una extensa investigación. Como es habitual, utilizan todos los lenguajes posibles: texto, proyecciones, objetos y movimiento.  "Vamos de lo emotivo e íntimo a lo más analítico, social y político".

Los creadores del espectáculo agradecen el apoyo tanto de individuos como de organizaciones de Barcelona que trabajan con transexuales. Les han ilustrado y ayudado a entender mejor "la enorme pluralidad de visiones respecto al género".

Temas: Grec 2017