Ir a contenido
Exposición Michael Jackson: On the wall en Londres

AP / KIRSTY WIGGLESWORTH

'ON THE WALL'

Michael Jackson, icono del arte contemporáneo

Una gran exposición en la National Portrait Gallery de Londres explora la influencia del 'rey del pop' en algunos de los artistas contemporáneos más importantes

Begoña Arce

Fue el rey indiscutible del pop. El genio de la danza y el video, el espectáculo puro sobre el escenario en las actuaciones en vivo. Su álbum ‘Thriller’, con 105 millones de copias, sigue siendo el más vendido de todos los tiempos. Marcó el ritmo de la generación que creció con él. Michael Jackson habría cumplido en agosto 60 años, pero falleció hace nueve, en circunstancias lamentables, solo, con la salud y la reputación quebradas. Su figura desdibujada quedó reducida a pasto de los tabloides.  La fascinación, sin embargo, por su música y su persona nunca ha cesado.  

Impacto cultural

La gran exposición de verano de la National  Portrait Gallery en Londres explora por primera vez la influencia que Jackson ha tenido en algunos de los artistas contemporáneos más importantes, del americano Andy Warhol a la alemana Isa Genzken.  La idea de ‘Michael Jackson: on the wall’, un título que hace referencia a su álbum 'Off the wall' de 1979, rondaba antes incluso de la muerte del músico y fue cuajando poco a poco. “Pensé en ello hace diez años. Me di cuenta de que había muchos artistas que habían representado a Jackson”, señala Nichols Cullinan, director de la popular galería. “Comprendí el impacto cultural de su figura, que es única, a través del arte contemporáneo. Eso es lo que hemos querido mostrar”.

Obra 'The king of pop', de Mark Rayden / AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS

Cullinan ha reunido trabajos de 48 artistas de generaciones y procedencias diferentes, que han sido repartidos en 14 salas, cada una de ellas describiendo una faceta del cantante. Hay pinturas, colajes, fotografías, esculturas, videomontajes y alguna actuación histórica de Jackson. Es el caso del concierto que ofreció ante 100.000 personas enloquecidas en Bucarest en 1992, como parte de la gira ‘Dangerous World’, dos años después de la caída del comunismo en Rumania. Una audiencia con hambre de libertad y de conocer otros mundos.

Icono global

Warhol, a quien se dedica una sala en exclusiva, había sido el primero en retratar al cantante en 1984 para la portada de la revista 'Time', cuando el músico tenía 26 años y se hallaba en la cumbre. “Las canciones, los pasos, el aura sex de Michael Jackson, marcan el ritmo deslumbrante de la época”, decía la publicación sobre quien ya era un icono global. El ultimo retrato encargado por el músico lo realizó el pintor americano Kehinde Wile en el 2010. Ahora se exhibe por primera vez al público. 'Retrato ecuestre del rey Felipe II (Michael Jackson) parte de la obra 'Felipe a caballo' (1630) de Pedro Pablo Rubens, en la que se celebra la victoria  del monarca español en la batalla de St. Quentin en 1557. En esta recreación, la regia figura a caballo ha sido sustituida por la del cantante.  

Obra 'The only here is where I am', de Isaac Lythgoe / AFP / DANIEL LEAL-OLIVAS

Solo y vulnerable 

No menos 'kitsch' y surrealista son las grandes y llamativas imágenes a todo color de David LaChapelle con connotaciones religiosas. Una de ellas representa a Jackson irguiéndose como un arcángel de blancas alas sobre un demonio rojo, vencido a sus pies. En otra camina junto a la virgen y en una tercera yace sin vida en brazos de Jesucristo. “Le perseguimos. Cada persona que compró un tabloide o vio las noticias. Todos nosotros contribuimos a su muerte interesándonos por el chismorreo”, ha escrito LaChapelle refiriéndose a las acusaciones de pedofilia contra el cantante, “cuya inocencia se probó en los tribunales”. Ese pasaje sombrío de la biografía del músico también ha inspirado la pintura de la británica Maggi Hambling. “Había muchas fotos de Michael Jackson en los periódicos después de ser detenido. Una en particular me resultó conmovedora, porque parecía tan vulnerable y tan sólo”, explicó a la prensa. “Eso fue antes de que le declararan inocente, pero era como si la gente le estuviera condenando de antemano, antes de ser juzgado. Me conmovió aquella imagen y he tratado de pintarle así, sólo y vulnerable”.

Obra sin título de Keith Haring  / AP / Kirsty Wigglesworth

Los fans también tienen la oportunidad de ver algunos objetos personales de su ídolo, como una de sus elaboradas chaquetas, unos mocasines negros y varios objetos que adornaban  su mesilla de noche.

Rompedor de barreras 

La muestra no intenta recorrer la biografía del músico. “Simplemente queremos verle a través del prisma del arte contemporáneo y cómo una persona puede significar tantas cosas tan diferentes para tantas personas diferentes”, señala Cullinan. “Fue”, añade “alguien que quiso deliberadamente romper barreras, entre blancos y negros, que fue más allá de estilos y géneros, mezclando música, rock, con rap y soul”.  

La exposición permanecerá en Londres hasta el 21 de octubre, para después partir de gira a París, Bonn y Espo, en Finlandia.