Ir a contenido

CONCIERTO EN APOLO

Hard GZ: "Si solo convives con hombres te vuelves un cromañón"

El atípico rapero gallego se embarca en una gira internacional que el viernes recala en Barcelona

Nando Cruz

Pedro Ruibal, alias Hard GZ.

Pedro Ruibal, alias Hard GZ.

Su nombre real es Pedro Ruibal. Nació en Galicia hace 22 años y vive de su música desde los 17. Sus vídeos suman millones de visitas, su actual gira arrancó en Francia y terminará en Argentina. Apenas quedan entradas para su concierto del viernes en Apolo; concierto organizado desde su propia empresa, La Utopía del Norte. Rapero atípico y utópico, llega a la entrevista con una representante del último proyecto de cooperación internacional en el que se ha implicado. Su objetivo: construir 60 váteres secos en la población de San José de Chamanga, Ecuador. Antes de empezar a hablar, por los codos, pide una Fanta de naranja.

¿Qué te lleva a implicarte en este tipo de proyectos solidarios? En un gran porcentaje de mis letras hay crítica social. Sería bastante hipócrita levantarme un sueldo contando las penas de los demás sin aportar algo a las penas de los demás. Esta gira tiene patrocinio de Canna [empresa de abonos y fertilizantes] y ese dinero va al proyecto de Ecuador. Somos autogestionados e intentamos que el dinero de los patrocinios llegue a donde queremos.

¿Cuánta gente compone La Utopía del Norte actualmente? Sobre 15 personas. Hay raperos y productores, pero también hay gente que lleva la parte audiovisual. Tenemos una red por toda España que monta conciertos para otros artistas. Intentamos hacerlo todo con gente de La Utopía. Si necesitamos alguien que conduzca, contactamos con un colega, le pagamos y así barremos para casa. Es muy satisfactorio dar trabajo a tus colegas.

¿Cuántos empezasteis? Dos. Yo tenía 16 años y Tata, 28. Él era representante de monologuistas, le hice gracia y me propuso encargarse de mis cosas. La Utopía empezó como canal de Youtube (hoy tiene más de 188.000 suscriptores) y punto de encuentro de artistas. Entonces La Utopía era solo una furgoneta con la que ir de gira.

¿De quién has heredado la idea de funcionar desde la autogestión? En el rap siempre está esa idea del "eres un vendido". Los raperos crecemos con ese trauma raperil. Con 14 años ya tenía esa idea de "jamás me venderé".

¿Cuál es tu primer recuerdo rap? Mi hermana mayor tenía un CD con cien pistas. No podía saber quién cantaba porque solo ponía 'Pista 1', 'Pista 2'… Pero ahí estaba Kase-O, 7 Notas… Yo flipaba con esa gente diciendo tacos y escribía las letras para memorizarlas. Con 13 años hice mi primer tema. Era una pastelada de amor que flipas.

Háblame de algún lugar importante para tu formación como rapero. En el barrio de Matogrande, en A Coruña, nos reuníamos 20 o 30 chavales cada viernes y sábado junto a las vías del tren. Hacíamos botellón, batallas de gallos y la peña grafiteaba. Ver tanta gente junta solo por el rap era la hostia.

"El rap con el que crecí era machista a saco. Se soltaba "puta" y "zorra" sin pensar"

En noviembre lanzabas un tuit en el que confesabas avergonzarte de algunas rimas machistas de tus canciones. El rap con el que crecí era machista a saco. Se soltaba "puta" y "zorra" sin pensar. Yo también lo suelto en algunas canciones de adolescente dolido con una piba, pero ha pasado tiempo y al cantarlas hoy no me siento cómodo, así que cuando llega ese verso hago "psssss". Me he dado cuenta de que estaba influenciado por ese rollo y que no tenía motivo para decir esas gilipolleces.

¿Cómo has hecho ese cambio? Pasando de ser un chaval de 16 a uno de 22. También influyen las parejas. Si estás acostumbrado a pasar meses de gira con cinco tíos y sin ninguna mujer en tu entorno te vuelves un cromañón. Enciendes la tele y todo es sexualización de la mujer. El sistema te hace ser de esa forma, quiere que seas de esa forma.

En las batallas de gallos apenas participan mujeres y para derrotar al contrincante lo habitual sigue siendo disparar rimas machistas. Si los raperos hablan de eso, es porque la sociedad es así. Es un pez que se muerde la cola. Se ha entrado en un ciclo en el que mola ostentar y utilizar a la mujer como un objeto. Y eso vende. Ahora las canciones machistas lo petan el doble porque el tema del feminismo está muy fuerte y todo dios opina de ello.

¿Cómo revertir esta inercia? Nosotros, sabiendo que es muy difícil ver mujeres en el escenario, en esta gira queremos que los teloneros solo sean mujeres. En Barcelona será Anier.

"Al poder no le interesa que se hable de lo que hablan los raperos y los pillan por donde meten la pata"

Cada vez hay más raperos en los juzgados por lo que cantan en sus letras. Valtònyk, Pablo Hàsel, Ayax y Prok o el colectivo La Insurgencia pueden acabar en prisión. Al poder no le interesa que se hable de lo que ellos hablan y los pillan por donde meten la pata. Si vas a título personal contra una persona, esa persona te va a meter una denuncia. El sistema se aprovecha de dónde la cagan ellos a la hora de criticar el sistema en el que viven y van a por ellos a muerte.

¿La cagan al señalar en sus canciones a personas concretas? No es que la caguen, pero si quieres criticar el sistema sin que te vengan encima hay que intentar ser un poco sutil metafóricamente: hablar más de partidos e ideologías que de personas concretas porque ahí es donde te pillan. En el caso de Ayax y Prok, que es el que más conozco, la denuncia por la canción 'Polizzia' no es por lo que dicen, sino porque filmaron a un policía, su hija vio el vídeo, se lo dijo y ese policía les ha denunciado. Esa persona no ve que vas a criticar el cuerpo de policía: él ve que le has atacado a él y se va a defender atacándote a ti. Yo entiendo esa denuncia primeriza, aunque luego llega el poder con toda su fuerza y los hunde. A Hasél y a toda esa gente.

¿Qué posición debería tomar el gremio de raperos? Intentar apoyar en lo que se pueda y concienciar a la peña. Todo esto es más un problema de base. Todo el mundo sabe lo que pasa aquí con la libertad de expresión desde hace mucho tiempo. Hay que educar a los chavales jóvenes y enfocarlos hacia una educación igualitaria para que dentro de 30 años uno sea policía, otro juez, otro político y la sociedad vaya a mejor. Para que todo cambie ha de cambiar la educación. Todo está montado súper mal para que seas el mejor y para que compitas contra todos. Y si no, eres un fracaso. Yo he tenido mucha suerte. He tenido oportunidades y las he aprovechado pero hay muchos chavales, colegas de 22 años, amargados, deprimidos y todo el día en casa fumando porros sin saber qué hacer. Está claro que el sistema no funciona.

0 Comentarios
cargando