Ir a contenido

MIRADOR

La importancia del contexto

Nando Salvà

Como en la mayoría de cosas en esta vida, en los repartos de premios el 'timing' lo es (casi) todo. Y resulta tentador interpretar el triunfo de 'Tres anuncios en las afueras' en los Globos de Oro de acuerdo a su sintonía con el 'zeitgeist'. Después de todo, su protagonista vendría ser el discurso de Oprah Winfrey hecho memorable personaje: una madre que, mientras lucha frente a su conservadora comunidad para que se haga justicia por la violación y la muerte de su hija, funciona como reflejo del modo en que la sociedad instintivamente trata de silenciar a toda mujer que se atreva a levantar la voz para desafiar el estado de las cosas. Es cierto que también la otra película triunfadora, 'Lady Bird', es una llamada al empoderamiento femenino, pero carece de esa furia que nos es tan coetánea y que tanta presencia tuvo en la gala de anoche.

La protagonista de 'Tres anuncios en las afueras' vendría ser el discurso de Oprah Winfrey hecho memorable personaje

En todo caso, explicar el reparto de premios estrictamente en términos políticos sería olvidar que, por encima de todo, 'Tres anuncios en las afueras' es una película magnífica, capaz de partirnos de la risa y de partirnos el corazón a menudo en la misma escena. Dicho esto, ¿merecía ser la obra más y mejor galardonada? Difícil saberlo; hacía tiempo que las diez nominadas repartidas entre las dos categorías de Mejor Película no aglutinaban tanta calidad.

Ahí va otra pregunta sin respuesta: ¿qué posibilidades reales tiene la película de Martin McDonagh de reproducir su triunfo en la gala de los Oscar del próximo 4 de marzo? Lo cierto es que, pese a ser una y otra vez etiquetados como "la antesala de", los Globos de Oro no suelen resultar especialmente predictivos de lo que sucederá en los Oscar; como mucho funcionan como ensayo general para que los miembros de la Academia tomen nota de pautas y corrijan errores. Para entendernos, es posible que las protestas de Natalie Portman de anoche contribuyan a que haya más diversidad entre los nominados al Oscar al Mejor Director, y que títulos tan valiosos como 'Dunkerque', 'Déjame salir', 'Llámame por mi nombre' o 'Los archivos del Pentágono' no acaben yéndose a casa de vacío por segunda vez.

¿Alguno de ellos hará sombra a los ganadores de anoche a la hora de optar al Oscar a la Mejor Película? Lo cierto es que cuatro de las últimas cinco vencedoras en esa categoría son obras que tocaban temas candentes –racismo, pobreza, libertad de expresión y abusos sexuales, terrorismo-, y hoy no hay tema más candente que el abuso y la marginación sistémicos de que las mujeres son objeto. Dicho lo cual, claramente, el Oscar a la Mejor Película se decidirá entre 'Tres anuncios en las afueras' y 'Lady Bird'… y entre las siete otras nominadas, o quizás ocho, que opten a él. 

0 Comentarios
cargando