Ir a contenido

TEMPORADA ALTA

El Aquitània reabre como teatro con un vodevil 'hitchcockiano'

'McGuffin', de Mònica Pérez, con dirección de Carlos Latre, inaugura la nueva etapa de la antigua sede de la Filmoteca

Marta Cervera

Mònica Pérez, Carlos Latre y Jordi Ríos, responsables de ’McGuffin’. 

Mònica Pérez, Carlos Latre y Jordi Ríos, responsables de ’McGuffin’.  / FERRAN SENDRA

Carlos Latre, Mònica Pérez y Jordi Ríos rinden homenaje al cine de Alfred Hitchcock en el Aquitània. La antigua sede de la Filmoteca de Catalunya (en la avenida de Sarrià 33) reabre como teatro con 'McGuffin', una alocada comedia. El título de la obra hace referencia al nombre con el que el realizador inglés se refería a ese elemento argumental que funciona como motor de la acción aunque después no sea relevante.

Las funciones previas ya han empezado para calentar motores de cara al estreno el próximo lunes. "Se trata de una comedia vodevilesca inspirada en Hitchcock, un director que nos fascina a Jordi y a mí", explica Pérez, autora de 'McGuffin' e intérprete del texto junto a Ríos. Fue ella quien pensó en su amigo Latre para montar la obra, que supone el debut del humorista como director teatral. "Hasta ahora solo me había dirigido a mí mismo en mis espectáculos", reconoce el popular imitador. Él y los actores se conocen desde hace años. Juntos han compartido horas de camerinos y grabaciones en programas como 'Polònia' y 'Crackòvia'.

Y parece que la buena onda entre ellos se mantiene tras esta experiencia teatral a tenor de la bromas que se gastaban en la presentación del espectáculo. "En televisión los guionistas no te dejan tocar ni una coma. Por suerte, Mònica ha sido mucho más humilde y ha dejado a Latre versionar la obra como ha querido", aplaude Ríos. 

El espectáculo es un homenaje a una forma de hacer cine y utiliza una gran pantalla con la que interactúan los personajes; como Isidre, un aspirante a realizador que trabaja en la Filmoteca y a quien se le aparece el director de 'Psicosis' para animarle a presentarse a un festival de cortos. El propio Hitchcock se ofrece para ayudarle a escribir el guion del 'thriller'. "Mi personaje tiene que hacerlo todo en un tiempo récord porque apenas dispone de tiempo", dice Ríos. Con ayuda de su novia Lili (Pérez) se lanzará a interpretar, dirigir y montar el proyecto. La obra permitirá al espectador seguir en vivo todo el proceso, así como los múltiples problemas que van surgiendo. Y al final, hasta se proyectará el corto terminado, una cinta con numerosos cameos.

"La obra tiene un ritmo trepidante porque pasan muchas cosas e interpretamos un montón de personajes", señala Pérez. Y con un cóctel de humor potente. "Hay mucho de 'slapsitck', vodevil y un humor que bebe tanto de los Monty Python como de los Hermanos Marx y La Cubana".

Nueva etapa 

Toni Coll, Xavi Fuster y José Maria Galilea se han asociado para reabrir el Aquitània, una sala de tamaño medio para 300 espectadores. La antigua sede de la Filmoteca de Catalunya llevaba dos años y medio cerrada después de intentar su primera reconversión en teatro dirigida por Josep Salvatella, responsable del Teatreneu. La sala tuvo que cerrar debido a problemas de insonorización, entre otros. Los actuales gestores aseguran haber invertido medio millón de euros en obras para renovar la instalación eléctrica, insonorizar la sala y adecuar las salidas de emergencia. Su intención es programar producciones propias "con un sello de calidad y humor" a las 20.30 de jueves a domingo. Después, en sesión de noche habrá espectáculos de otro tipo (el mentalista Luis Pardo abrirá esta franja con 'De Mente').  Y también habrá teatro infantil los fines de semana con clásicos como 'Los tres porquets', ya en cartel.