29 may 2020

Ir a contenido

Chaves Nogales, el mejor testigo de la España "silenciada" de la Guerra Civil

EFE

Andrés Trapiello ha reivindicado hoy la vida y la obra del periodista y escritor sevillano Manuel Chaves Nogales, el mejor testigo "de la tercera España, inmensa y silenciada" por los dos bandos de la Guerra Civil y, posteriormente, por el franquismo y por el exilio.

Trapiello ha intervenido en la segunda edición del ciclo cultural Letras en Sevilla, dedicado a reivindicar a este escritor sevillano, y sobre la que ha planeado la propuesta de repatriar sus restos mortales desde Londres, donde falleció, solo y exiliado, y de crear una Fundación que preserve y difunda su legado.

En opinión del escritor leonés, Chaves Nogales fue el director del periódico "más importante, más conocido y más valorado" de la Segunda República y de la Guerra Civil españolas (Ahora).

No obstante, su obra fue condenada "a la muerte civil" durante décadas por no identificarse con ninguno de los dos bandos y exiliarse tras comprobar "que el periodismo ya no era libre" en España, lo que "le repugnaba profundamente".

"Chaves Nogales nos ayuda a entender algo que muchos han negado: que la Guerra Civil no fue la historia de dos Españas con voluntad de aniquilar al enemigo, sino que había una España inmensa, una tercera España, que quedaba sin explicación y a la que él representa", ha destacado.

También ha opinado que "lo que llama más la atención" de la obra del periodista sevillano "no es tanto que es un escritor colosal, con una capacidad de mirada como no ha habido muchas en el periodismo español, sino por qué hemos tardado tanto tiempo en reconocerlo". "Lo hemos leído con veinte años de retraso porque este país no estaba preparado para ello", ha sostenido.

Para Trapiello, Chaves Nogales permite "entender lo que sucedió en la Guerra Civil y en la posguerra", un relato silenciado durante décadas "por la España de dentro", el franquismo, y "por la España de fuera", el exilio, y que narra "una tercera España inmensa", silenciada por ambos bandos.

En su opinión, la obra de Chaves Nogales "siempre ha estado ahí", pero no ha sido descubierta hasta después de la Transición quizá porque este hito histórico supuso "el pacto que nos ayuda a reconocer, por primera vez, que la historia de la Guerra Civil está hecha por más de esas dos Españas: por una inmensa tercera España".

Ha recordado que en los primeros meses de la Guerra Civil los dos bandos se dedicaron "a aniquilarse", con unos diez mil "paseados" en el Madrid republicano "fuera de la ley" y "testimonios aterradores de la cantidad y crueldad de crímenes" cometidos en la Sevilla nacional.

La explicación a esta violencia cainita es que escasos años antes se había producido el ensayo de la fracasada revolución de Asturias, que se saldó con una represión brutal y más de dos mil asesinatos y fusilados.

"Ya todos saben en España lo que pasa con las revoluciones, tanto si triunfan como si fracasan; hay que aniquilar al enemigo porque, si yo no acabo contigo, tú vas a acabar conmigo", ha añadido.