Ir a contenido

Merche: "Existen piedras en el camino, pero se llevan mejor con una sonrisa"

EFE

Javier Herrero.

"Las dificultades suelen preparar a la gente para un destino extraordinario", escribe Merche en la contraportada de su último disco, "De otra manera", una alusión a los problemas (sobre todo económicos) que afronta desde tiempo y a la forma en que ha decidido sobreponerse a ellos.

"Por suerte, en mis 43 años de vida no había tenido nunca ningún problema importante hasta hace dos o tres años, más allá de romper con algún noviete. Ha aprendido que existen esas piedras en el camino, pero también que se llevan mejor con una sonrisa y buena actitud", ha dicho hoy la artista en una charla con Efe.

Mercedes Trujillo (Cádiz, 1974) tenía casi 30 temas hablando de las turbulencias de su vida, pero decidió ponerle al mal tiempo buena cara y dejar para el final de su octavo disco de estudio la narración más cruda de su historia personal, "La verdad".

"Me robaste la confianza / sé que me engañaste / más de una vez, más de dos y de tres / Que los poderosos siempre ganan / hasta que los débiles se cansan / Yo, yo ya me cansé", canta acompañada solo del piano, para resaltar un mensaje que le surgió "de lo más profundo del corazón".

Esa desnudez contrasta con todo el recorrido previo de este "De otra manera" (Sony Music), que se publica hoy y debe su nombre a una forma diferente de gestar su música, por primera vez coescribiendo canciones con otros autores, como la afamada Claudia Brant, y con cuatro productores en vez de uno.

Sin perder el sonido que ama, el "de banda, a batería pura y a madera", Dabruk, Antonio Rayo "Rayito", Antonio Escobar y Bruno Valverde le han buscado a sus canciones de siempre "un vestido más electrónico, fresco e internacional" con el que aborda una gran colección de estilos, entre baladas, ritmos latinos y música racial.

Se abre con "Noche de San Juan", del que se incluyen dos versiones, una a solas y otra acompañada de su amigo Antonio Manuel Álvarez, alias Pitingo.

"Yo lo admiraba mucho antes de conocerlo, porque me parecía extraterrestre y sobrenatural lo que hacía con su voz. Luego nos hicimos amigos y pensé en él porque quería a alguien que me saliera del corazón, no como esas estrategias de discográfica en las que unen a gente que no tiene relación y que ni se han juntado en el estudio", proclama.

No olvida su vena más solidaria e incluye un corte titulado "Puentes", sobre la crisis de los refugiados sirios.

"Me lo inspiró la necesidad de sentirme bien, porque me da vergüenza en lo que nos estamos convirtiendo, cada vez más desnaturalizados y sin importarnos lo que le pasa al de enfrente mientras uno sobreviva. ¿Dónde están los refugiados? ¿Alguien habla de ellos? Yo no lo escucho y sigo interesada", denuncia.

En su cabeza se presentaba el tema interpretado por un coro de niños y así llegó a la idea de que la mejor para ponerle voz era su propia hija, Ambika, que le ha "salido" cantarina, "maravillosa y la niña más bonita del mundo", dice cargada de orgullo de madre.

"Muy pasional", aunque establecida en una situación de estabilidad sentimental desde hace un lustro, no ha dejado de cargar su álbum con historias de despecho y desamor, con los hombres siempre en el punto de mira.

"Yo llevo cinco años que me salgo, pero es lo que veo alrededor, que el mercado está fatal", señala entre risas, antes de reconocer que le gusta cargarse de "ironía" en contra de la parte masculina, incluso para contar una historia como la del tema "De otra manera", sobre un hombre que las enamora y resulta ser homosexual.

Le quedan meses para planear cómo presentar este y el resto de los doce nuevos cortes al público en su gira que, según informa, arrancará el 6 de marzo en el Teatro Cofidis de Madrid.