Ir a contenido

EDICIÓN

El presidente de Planeta pide diálogo "dentro de la ley" para reformar la Constitución

Josep Creuheras considera "dolorosa" la decisión de trasladar la sede social del grupo pero asegura que los "centros de trabajo" se mantendrán en sus ubicaciones actuales

Ernest Alós

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuheras, en el almuerzo de presentación del Premio Planeta.

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuheras, en el almuerzo de presentación del Premio Planeta.

El presidente del Grupo Planeta, Josep Creuheras, ha calificado de “dolorosa” la decisión de trasladar la sede social y el “centro de decisión” del grupo a Madrid, movimiento que, ha concretado, se hizo efectivo hace dos días. En el almuerzo previo a la entrega, este domingo, del Premio Planeta, Creuheras ha justificado la medida en la necesidad de “estabilidad” para el proyecto empresarial, en una decisión que es "empresarial" y no política. A título personal, ha reclamado a los políticos una solución que pase por “el diálogo dentro de la ley” y ha apostado por la posibilidad de poner en marcha una reforma de la Constitución como vía de solución al conflicto "dentro de la ley".

En cuanto al traslado de la sede social a Madrid, Creuheras ha apuntado que los “los centros de trabajo van a seguir donde están hoy”, sin desplazamiento de puestos de trabajo. Crehueras ha precisado que la sede operativa de Barcelona seguirá albergando los mismos trabajadores y actividad actuales, con los equipos editoriales de gran parte de los sellos en castellano del grupo y de las editoriales en catalán del Grup 62  (igual que seguirán en México y Madrid los sellos que actualmente tienen allí el centro de su actividad). ""La actividad seguirá como hasta ahora", ha reiterado. En cambio, las juntas de accionistas y la mayor parte de los consejos de administración pasarán a celebrarse en Madrid.

Traslado "definitivo" pero sujeto a futuros cambios

En cuanto a la provisionalidad o no del traslado a Madrid, el presidente del consejo de administración de Planeta ha precisado que es "definitiva", aunque abierta a reconsideración en caso de un "cambio de circunstancias". Ante quienes quitan importancia a este tipo de desplazamientos, ha replicado que se trata de una decisión "muy grave" pero necesaria "para preservar los intereses de los accionistas, los proveedores, los colaboradores y los trabajadores".

 En cambio, el futuro del Premio Planeta seguiría ligado a Barcelona. "La decisión que tenemos tomada es que el Premio Planeta siga entregándose en Barcelona. Aunque  hace seis meses si me hubiesen preguntado si cambiaríamos la sede social habría dicho que no", ha alertado.

Reforma constitucional y “democracia fuerte”

“Vivimos en una sociedad democrática y madura y con una democracia fuerte, y creo que esa democracia fuerte tiene que ser la base para resolver este conflicto. Este conflicto se debe resolver desde el diálogo un diálogo desde el respeto a la ley. Hoy creo que hay un acuerdo sobre la posible creación de una comisión que pueda revisar la Constitución, y ese acuerdo y esa revisión en el marco de la ley abre una vía que estamos recorriendo”, ha dicho el presidente del grupo. “Apelo al diálogo, apelo a los políticos a que ese marco, desde esa vía que hace unos meses podía ser impensable, sea un camino que se pueda explorar y nos pueda llevar a la solución del conflicto”, ha añadido.

Planeta planteó inicialmente un cambio solo en caso de que el presidente Puigdemont esgrimiese una declaración de independencia en el Parlament, y confirmó que tomaba esta decisión tras producirse esta intervención. "Nos pareció que se producía una declaración de independencia y que se suspendió acto seguido. Consideramos que esto nos situaba en una situación de inseguridad respecto a lo que podría venir posteriormente", ha precisado Creuheras.