Ir a contenido

CAMINO DEL ROCK FEST

Aerosmith demuestran estar en forma

El grupo ha pasado por Madrid dentro de su gira de despedida y actuarán el próximo domingo en el Rock Fest Barcelona

JUDITH CLAVAIN / MADRID

Aerosmith demuestran estar en forma

EFE / VICTOR LERENA

A las cinco de la tarde, hora de la apertura de puertas, la cola para entrar llegaba hasta donde alcanzaba la vista. 30.000 espectadores aguardaban para ver a Aerosmith en el auditorio Miguel Ríos de Rivas-Vaciamadrid la pasada noche de jueves. Los suecos Eclipse fueron el primer aperitivo para el público madrileño. Con un sonido ‘hardrockero’ y una energía que su juventud les otorga, los de Estocolmo dieron la bienvenida a quienes ya esperaban impacientes.

A las ocho y cuarto aparecieron Alter Bridge sobre el escenario. La banda de Myles Kennedy (cantante de Slash) más que un aperitivo fue un contundente primer plato. Pese a tener algunos problemas de sonido al principio, Mark Tremonti y sus imposibles solos hicieron llevarse las manos a la cabeza a más de uno que todavía no los conocía. Principalmente cuando sonó ‘Blackbird’, cuyo solo fue considerado en 2015 por la comunidad de guitarristas ‘Ultimate Guitar’ como el mejor solo de todos los tiempos.

A las diez de la noche, el público comenzó a agitarse. Aerosmith ya deberían estar sobre el escenario. Comenzaron los cánticos y los repentinos aplausos cada vez que un foco cambiaba de posición. Hasta que, pocos minutos después, se iluminó la pantalla y comenzó un emotivo vídeo que repasaba la historia de la banda, con sus grandes discos y míticas fotografías.

EL ESPECTÁCULO DE JOE PERRY

Entonces sí, tras acabar el vídeo, la guitarra de Joe Perry entonó ‘Let the music do the talking’, canción que adelantó lo que haría el grupo durante todo el concierto: dejar que la música hablase. Y así, le siguieron ‘Nine lives, ‘Love in an elevator’ y la coreadísima ‘Livin’ on the edge’.

Perry fue una caja de sorpresas durante toda la noche. El guitarrista sorprendió con un vídeo en el que aparecía tocando en un tentadero de Colmenar Viejo. Además, se apropió del micro y cantó -y muy bien- ‘Stop messin’ around’ de Fleetwood Mac.

Steven Tyler, extravagante como siempre, se sentó ante el piano con la camisa abierta. “Hace un frío de pelotas. ¡Ah, mis pezones!”, comentó mientras se los pellizcaba y el público reía. Llegaba el momento de las baladas y Tyler demostró, especialmente en los agudos de ‘Dream on’, que es de las pocas glorias del hard rock de los 70 y 80 que aún puede cantar sus propios temas sin desafinar en exceso.

Tyler y Perry, acompañados por sus compañeros Brad Whitford (guitarra), Tom Hamilton (bajo) y Joey Kramer (batería) forman una de las formaciones más longevas de la historia del rock. Juntos, ofrecieron un recital de verdadero hard rock que culminó con un divertido ‘Walk this way’ con el que se despidieron entre confeti y largos aplausos quién sabe si, esta vez, para siempre.

Tanto Aerosmith como Alter Bridge y Eclipse tocarán en el Rock Fest de Barcelona que se celebra este fin de semana en Can Zam.