Ir a contenido

Para la libertad

Josep Maria Pou

Uno de los pasillos de la cárcel Modelo, pocos días antes de su cierre definitivo.

Uno de los pasillos de la cárcel Modelo, pocos días antes de su cierre definitivo. / ALBERT BERTRAN

La Modelo ha dejado de ser el modelo que nunca fue. (Enunciado imposible; no se puede no ser y dejar de ser, las dos cosas se contravienen. Pero convengamos en el juego de palabras y ahorrémonos, así, más largas disquisiciones.) En un momento en el que, visto lo visto, a uno le parece que no habrá celdas suficientes para tanto chorizo, la Modelo echa el cerrojo. Y entre tanta noticia de cárcel, esta es la mejor. Por un segundo, el jueves pasado me pareció oír un inmenso portazo, vuelta de llave incluída, resonando por toda Barcelona. Y viajando en la misma onda de sonido, el aplauso de todos los ciudadanos.

Han sido ciento y pico de años de historia. De historias, sería más preciso. De todos los colores. Ahí están memoria y hemerotecas para contarlo y revivirlo cuando haga falta. Pero ya todo es pasado, y en el futuro que se abre se multiplican los buenos deseos para la utilización de ese espacio. Dos manzanas enteras del Eixample. Ahí es nada. Entiendo y comparto, por supuesto, las reivindicaciones vecinales: escuelas, centros culturales y deportivos, viviendas asequibles, etc., pero veo ahora, a vista de dron, esa Modelo como un gigantesco pajarraco recién derribado y me digo: ¿y la libertad?  Tanto grito de libertad contenido entre sus paredes durante tantos años ¿no podría materializarse en un homenaje a la libertad, sin más?

Es una utopía, lo sé. Pero les cuento lo que imagino: veo un inmenso, enorme, gigantesco parque, libre, abierto a los cuatro vientos, libre, sin paredes, libre, sin barreras, libre, sin verjas ni obstáculos, libre, para correr, libres, para respirar, libres, para renacer, libres, para sabernos, en definitiva, tan libres como soñaron los que soñaron ser libres en los ciento y pico de años del lugar.

Y convoco en el sueño a Serrat y Miguel Hernández: 'Para la libertad sangro, lucho, pervivo / Para la libertad./  Porque donde unas cuencas vacías amanezcan / ella pondrá dos piedras de futura mirada/ y hará que nuevos brazos y nuevas piernas crezcan/ en la carne talada./ En la carne talada'.

0 Comentarios
cargando