Ir a contenido

CRÓNICA DE MÚSICA

Un gran Mahler con la OBC

El Auditori se rinde a la orquesta y al pianista Joaquín Achúcarro en el brillante concierto de cierre de la temporada

César López Rosell

Joaquín Achúcarro, un clásico de Torroella, durante una actuación en Santander.

Joaquín Achúcarro, un clásico de Torroella, durante una actuación en Santander. / EFE / ALBERTO AJA

El gran trabajo de Kazushi Ono al frente de la OBC en los periodos que no está ausente volvió a ponerse en evidencia el pasado fin de semana en el concierto de clausura de la temporada en el Auditori. La impecable interpretación de la ‘Sinfonía, número 1 ‘Titán’, de Mahler, puso de pie al público durante los tres días de actuación de la orquesta. La participación del veterano pianista Joaquín Achúcarro, de 85 años y al que el Festival de Torroella dedicará este verano un homenaje por los 25 de presencia ininterrumpida en la cita, fue el otro gran aliciente de un programa que contó también con el estreno de ‘Cuadro de presencia’ (2012), del joven compositor barcelonés Fabià Santcovsky (1989). Era su primera obra para orquesta y en ella mostró las influencias de diversos autores, pero también las carencias propias de los inicios.

Achúcarro, acompañado por la formación, recreó el popular ‘Concierto para piano y orquesta, número 20’ de Mozart y, por si fuera poco y para corresponder a las incesantes aclamaciones, acabó deslumbrando con una genial versión del ‘Nocturno para la mano izquierda’ de Scriabin. La larga cola de seguidores en el descanso  durante la firma de discos da fe del impacto que produjo su actuación. El pianista mostró su buen estado de forma desplegando con energía y virtuosismo su dominio de una partitura, con la cadencia de Clara Schumann, llena de acentos dramáticos y riqueza de contrastes. La belleza de la sonoridad romántica de pasajes como la ‘Romanza’ o el jubiloso final fluyó con una pasmosa facilidad tan solo al alcance de los grandes maestros como él.

La luminosa, contundente y hasta desbordante ejecución de la obra de Mahler impresionó a una entregada sala. La homogeneidad sonora, el equilibrio entre todas las secciones, con una cuerda espléndida y el espectacular rendimiento de maderas, metales y percusión, con los solistas en plenitud de lucimiento, elevaron la recreación de este largo  poema sinfónico a las mejores cotas de rendimiento de la orquesta barcelonesa.

GRAN CIERRE DE CURSO

Es difícil pensar en un mejor cierre de un curso que ha atraído a 108.449 espectadores manteniendo el 74% de la ocupación de la edición anterior a pesar de haber programado cinco conciertos menos. El maestro japonés ha dirigido siete programas y durante el ejercicio ha capitaneado la continuidad del proyecto de interpretar y grabar la integral de Brahms, además de insistir en Mahler. Wagner y Bach han tenido protagonismo con la recreación de una selección de sus obras y también se han oído piezas de Mendelssonh, Bruckner, Beethoven, Stravinsky y Verdi, entre otros, aunque el momento álgido del año fue el de la memorable interpretación de la apabullante ‘Cuarta’ de Shostakovich, dirigida por Valery Gergiev uniendo a la orquesta del Mariinski y la OBC. El éxito popular de la música de cine con ‘Titanic’ y ‘El señor de los anillos: las dos torres’ fue otro de los grandes logros de la que ha sido, en conjunto, una notable temporada.
 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.