Ir a contenido

TRES CANCIONES PREGRABADAS

Bruno Mars decepciona a sus fans en una fiesta en Barcelona

El cantante llegó tres horas tarde para ofrecer solo una brevísima actuación a base de 'playbacks' en la discoteca Opium

EL PERIÓDICO / BARCELONA

Bruno Mars, durante su actuación en los premios MTV Europe Music.

Bruno Mars, durante su actuación en los premios MTV Europe Music. / REMKO DE WAAL (EFE)

Bruno Mars, que este viernes recala en el Sant Jordi con su 24K Magic Tour, decepcionó a los fans, la mayoría gente joven, que en la noche del miércoles llenaron la discoteca Opium para presenciar su primera aparición en Barcelona. El cantante hawaiano llegó tres horas tarde y subió al escenario sin ganas de dejar oír su voz, pues tiró de 'playback' en su fugaz actuación, en la que ofreció solo tres de sus grandes éxitos (y el último ni siquiera lo acabó).

Ante los innumerables pitidos y protestas del público, el 'disc jockey' que se quedó al frente de la sesión explicó a los asistentes que Mars tenía un "buen motivo" para abandonarles: "Quería hacer el amor".  

DE 30 A 300 EUROS

La entradas para presenciar la aparición de Mars se habían puesto a la venta a un precio de 30 euros, aunque quienes quisieron acceder a la 'zona vip' llegaron a pagar hasta 300 euros.

Bruno Mars ya hizo algo similar antes de su concierto en Madrid del pasado lunes. El artista hawaiano no parece tomarse muy en serio esas oportunidades para contactar con el público de forma más directa y próxima.   

Tras la decepción del preconcierto en la sala de la Barceloneta, los fans esperan que al menos sí valga la pena su concierto en el Palau Sant Jordi, para el que las entradas se agotaron en dos horas.