NOVEDAD EDITORIAL

Maria del Mar Bonet, una vida de canciones

La cantante mallorquina celebra 50 años de música con un libro de memorias realizado junto al periodista y crítico Jordi Bianciotto

Maria del Mar Bonet y Jordi Bianciotto, antes de presentar el libro ’Maria del Mar Bonet, intensament’.

Maria del Mar Bonet y Jordi Bianciotto, antes de presentar el libro ’Maria del Mar Bonet, intensament’. / FERRAN SENDRA

Se lee en minutos

Maria del Mar Bonet, una de las voces femeninas más internacionales del panorama catalán, realiza un recorrido a través de su vida y su obra en 'Maria del Mar Bonet, intensament' (Ara Llibres), un libro con el que celebra los 50 años transcurridos desde su debutJordi Bianciotto, periodista y crítico musical de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA, ha recogido y plasmado por escrito su testimonio tras horas de entrevistas con la artista. Bonet, poco proclive a hablar de su vida personal, se centra principalmente en su carrera, desde sus inicios en Palma hasta su último proyecto, 'Ultramar', pasando por su llegada a Barcelona, su paso por Els Setze Jutges y su decisivo encuentro con las músicas mediterráneas de otras latitudes.

El libro no habla solo de sus recuerdos. "También plasma su visión de la vida, del amor, de la pareja y de la política", ha comentado Bianciotto en la presentación del libro en una abarrotada Sala de la Caritat, en la Biblioteca de Catalunya. "Mis canciones hablan más de mi vida privada que lo que yo pueda decir. Cada tema es un mundo privado. Todas tienen una base real y forman parte de mi vida", ha señalado Bonet. "Cantar es transmitir la intensidad interior. En realidad, las canciones son oraciones profundas. Por eso no me importa repetir un poema o una canción: son como un mantra oriental". Y añade: "Cantar nunca ha sido un trabajo para mí. El trabajo es hacer la maleta para ir por aeropuertos indecentes".

En 'Intensament', la cantante también viaja al origen de algunas de sus primeras canciones, como 'Què volen aquesta gent' y 'Mercè', para, después, explorar los fecundos vínculos creativos que ha desarrollado con músicos de otras culturas.

CANTAUTORA DE IDEAS PROPIAS

Cantautora de ideas propias, Bonet ha asegurado que a ella lo que le gustaría es "poder estar dos meses cantando en un teatro como hacía Brassens". Pero el ritmo de vida actual la obliga a trabajar de otra forma; ella justo se ha puesto este verano a organizar su página web. A la cantante, que siempre ha concebido sus discos como un todo, "como un libro donde cada canción tiene sentido", la idea de colgar piezas sueltas en la red como se hace hoy no deja de sorprenderla.

Te puede interesar

Aunque tenía sus dudas cuando empezó con el libro, ha confesado estar satisfecha de haber podido hacerlo "con calma", a base de conversaciones con el autor, que se ven enriquecidas con encuentros con otros músicos y compañeros. "Mi vida es como una espiral que parte de la música popular para viajar al blues o a dónde sea para siempre regresar a la tradición. El cancionero popular ha sido mi escuela", confiesa."No suelo hablar del pasado porque me interesa el aquí y el ahora. Pero reconozco que esta conversación para hacer el libro me ha servido para recordar cosas buenas y no tan buenas de mi vida. Ahora toca hacer otra cosa", ha afirmado la cantante.

En su último disco, 'Ultramar', que presentará en el Liceu el próximo 13 de octubre, se ha embarcado en una aventura con músicos cubanos. "Es como un mosaico. No está dedicado a ningún tipo particular de música cubana, sino que utilizo diferentes ritmos que son los más típicos, como la música de trabajo en el campo". El viaje continúa.