Ir a contenido

Un quinceañero se salta las clases y Bruce Springsteen le invita a tocar con él

Un chico australiano consigue cantar y tocar con el Boss en dos ocasiones distintas

Con solo 15 años, el australiano Nathan Testa ha vivido la experiencia dos veces.

Ya es casi una tradición que Bruce Springsteen suba a sus seguidores al escenario, de hecho ya en el vídeo de 'Dancing in the Dark' se jugaba a la idea de subir a una admiradora al escenario, aunque la escena, claro está, nada tuviera de improvisada ya que la chica en cuestión era la actriz Courteney Cox, que más tarde se haría famosa por su papel de Monica en 'Friends'. Así, si hace unos meses fue una niña de cuatro años la que subió a bailar con el cantante, esta vez, el pasado jueves, el agraciado fue un quinceañero, el australiano Nathan Testa, durante un concierto en Brisbane.

Nathan llamó la atención del cantante con una pancarta en la que decía “Me he saltado las clases y me siento fatal. ¿Puedo tocar 'Growing Up' contigo”. Springsteen, al que no le importó premiar esa falta, preguntó al adolescente si se sabía los acordes y le invitó a tocar con él. La cosa funcionó bien y el cantante acabó haciéndole los coros al muchacho, que se creció en el escenario.

CONFESIONES SOBRE EL ESCENARIO

En un momento dado y en medio de la interpretación, el músico de Nueva Jersey contó una anécdota personal al muchacho, diciéndole que su primera guitarra la tuvo exactamente a los 15 años. “Me di cuenta de que no importa lo bien que toques sino de la actitud que demuestres. Así que me planté en el espejo y probé unas cuantas poses”. El público respondió a estas confesiones enfervorizado.

Nathan se ha convertido casi en un profesional de subir al escenario con el Boss, puesto que esta no es la primera vez que lo hace. En el 2013 y también en Brisbane logró cantar con él 'Waitin’on a Sunny Day'. Nathan tenía entonces 11 años.