Ir a contenido

POLÉMICA

Las palabras de Évole en el concierto 'Volem acollir' irritan a Junts pel Sí

La aplaudida alusión a la "incompetencia" de las autoridades suscita la protesta de miembros del Govern, ERC y PDECat

Primer video del discurso de Évole con subtítulos en castellano

La gala 'Volem acollir' fue un espectáculo de actuaciones, pero también de discursos. Uno de los más aplaudidos fue el del periodista Jorvi Évole, que aseguró que "el racismo no tiene fronteras ni banderas". Sin embargo, otra parte de su discurso ha causado revuelo en la red, con críticas de algunos políticos y también defensa de otros usuarios.

En concreto, Évole criticó la inacción de los políticos en una parte de su discurso: "Pensad, autoridades, que lo que estáis aplaudiendo desde el palco también nace de vuestra incapacidad política para resolver este tema. Y sabemos que algunos de vosotros lucháis para conseguir que esto no sea así. Pero otros os refugiáis y decís que es un problema de competencias. Yo creo que este no es solo un problema de competencias, es un problema de incompetencias".

Las palabras de Évole levantaron algunas ampollas, especialmente en el espacio político de Junts pel Sí. En Twitter, miembros del Govern, como la 'consellera' de Treball, y dirigentes de ERC y del PDECat reaccionaron al discurso:

Sin embargo, no todo han sido críticas. También políticos como Lluís Rabell (Catalunya Sí Que es Pot) y otros ciudadanos han defendido el discurso de Évole.

 

 

El revuelo ha llegado al propio protagonista, que se ha defendido en la red social remarcando que en su discurso dijo "no es solo un problema de competencias". 

INTERCAMBIO DE ACUSACIONES ENTRE MILLO Y MUNTÉ

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, ha acusado este domingo a la Generalitat de haber ofertado por el momento solo 301 plazas para refugiados, lo que dista mucho de las 4.500 que dijo ofrecer en una carta el presidente catalán, Carles Puigdemont, al comisario europeo de Inmigración. "Menos propaganda y más recursos para atender temas tan sensibles como este", ha asegurado Millo, que cree que "los catalanes se merecen conocer la verdad" de la actuación del Govern en el terreno de la atención a los refugiados.

La reacción de la Generalitat solo ha tardado unas horas. La 'consellera' de Presidencia y portavoz del Govern, Neus Munté, ha asegurado que el Govern "hace mucho tiempo que trabaja codo con codo" con los ayuntamientos de Catalunya para acoger personas refugiadas. No solo ha dado respuesta a Millo sino también al periodista Jordi Évole que, durante el concierto solidario del domingo del Palau San Jordi criticó la "incapacidad política para resolver este problema" y acusó a los dirigentes de refugiarse también en la falta de competencias.

Munté ha lamentado que se hiciera "demagogia" durante un acto que buscaba, precisamente, mayor sensibilización hacia este colectivo, y ha defendido que la Generalitat trabaja con municipios, diputaciones y entidades sociales expertas en acogida. "Hay gobiernos de todo tipo y el de Catalunya está implicado en la acogida de refugiados desde hace mucho tiempo", ha replicado Munté, que es también la portavoz del Govern. Y ha aseverado que frente a la disposición de la Administración autonómica de acoger, solo han recibido la "respuesta negativa" del Estado.

RESPUESTA PARLAMENTARIA

Tal y como se recoge en una respuesta parlamentaria del Govern, la Generalitat únicamente ha introducido en el Sistema Nacional de Acogida e Integración -desde donde se coordina la atención a los refugiados- "dos recursos habitacionales" con una capacidad para acoger a 301 personas. Concretamente, 125 plazas en Manresa y otras 176 en la ciudad de Barcelona.

Según los datos del Gobierno catalán, de las 125 plazas de Manresa están siendo utilizadas 40 desde octubre de 2016, tras haber concluido recientemente unas obras de acondicionamiento y mejora, mientras que de las 176 plazas de Barcelona ciudad están siendo utilizadas solo 85, pues para usar las restantes se está a la espera de que finalicen obras de acondicionamiento.

"En ambos casos los recursos están siendo gestionados por entidades subvencionadas por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, habiendo sido puestas a disposición del Sistema Nacional de Acogida e Integración a cambio de un alquiler social", señala la respuesta parlamentaria del Ejecutivo catalán, fechada el 9 de febrero de este año.

SIN COMUNICACIÓN FORMAL

A través de la Secretaría de Estado de Relaciones con la Cortes, el Gobierno de Madrid también ha informado de que hasta ahora no tiene "comunicación formal" por parte de la Generalitat de nuevos recursos que alcancen la cifra de 4.500 plazas a las que se hacía referencia en la carta remitida por Puigdemont Cataluña al comisario europeo de Inmigración.

Millo ha afirmado este domingo que es "importante que los catalanes conozcan la verdad en un tema tan sensible como este" y, así, ha pedido a la Generalitat "más lealtad; que hagan menos proclamas en los escenarios para quedar bien y pasen a los hechos". "Dedican mucho a tiempo a hablar y muy poco a trabajar y a dedicar recursos a estos temas", ha subrayado

El delegado del Gobierno en Catalunya ha insistido en pedir a la Generalitat "lealtad institucional" y "no confundir a los catalanes" en un tema tan "sensible" como el de los refugiados, que cree que el Govern utiliza para hacer "propaganda". "Les pido un poco más de seriedad, porque las cifras demuestran la necesidad de una actitud de mayor lealtad por parte del gobierno autonómico, que debe dedicar más tiempo y recursos, en vez de hacer propaganda, para ayudar a unas personas que necesitan de protección internacional", ha insistido el delegado del Gobierno en Cataluña.