Ir a contenido

Ebri Knight, la gran falla

La banda culminó la campaña de 'Foc!' con un inflamado concierto en Apolo que contó con invitados como Xavi Sarrià, excantante de Obrint Pas, y el exdiputado David Fernàndez

Jordi Bianciotto

Ebri Knight, durante el concierto del viernes en Apolo.

Ebri Knight, durante el concierto del viernes en Apolo. / FERRAN SENDRA

Ebri Knight usa metáforas combustibles para explicar su posición en el mundo: mechas y chispas envuelven su último disco, titulado 'Foc!'. Y lo del viernes en Apolo, cierre de la campaña 2016, con entradas agotadas desde un mes atrás, fue una gran falla en que ardieron sus canciones y la sala entera junto a ingredientes que dieron más altura a las llamaradas, invitados como Xavi Sarrià, excantante de Obrint Pas, en 'Per tu'.

Canciones folk-punkie a todo trapo, con el violín y la flauta travesera trabando amistad con la distorsión guitarrera, en algún lugar entre la taberna irlandesa, Celtas Cortos y el ateneo revolucionario. "¡L’assemblea d’Ebri Knight!", calificó el exdiputado David Fernàndez, que subió al escenario para recitar el texto de 'Foc' con el melodioso acompañamiento a la guitarra de Meritxell Gené. La cantautora puso su acento de Lleida a 'Abril 74', de Lluís Llach, momento de respiro que se dilató con Borja Penalba y Mireia Vives, en la 'Cançó de fer camí', texto de Maria-Mercè Marçal, y 'Fairytale of New York', de The Pogues.

CANCIONES COMPARTIDAS

Ebri Knight diseñó una noche de lucimientos compartidos en que sus amigos podían quedarse solos en escena, ahí estuvo Roba Estesa en 'La línia del front', o llevar la voz cantante en piezas de su autoría, como Titot ('Vull per a demà', de Brams), el grupo italiano Talco ('La danza dell’autunno rosa') o los miembros de Eina (un vigoroso 'Canviarem la història', de su grupo anterior, Inadaptats). Gestos en doble dirección: el madrileño Kosta cantó 'Enloquecer', de su grupo, Boikot, pero parcialmente en catalán.

Y la mirada a Latinoamérica en la tramo final: citas a Carlos Puebla ('Hasta siempre, comandante', en honor a Che Guevara) y a Quilapayún en el himno 'El pueblo unido jamás será vencido', entre citas a Ovidi Montllor ("Ja no ens alimenten molles...") y llamamientos al orgullo de clase y "por la llibertat de les guerrilleres kurdes". Una 'última espurna', así se titulaba el concierto, suficiente para prender hasta en el último rincón de Apolo.

Temas: Música

0 Comentarios
cargando