Ir a contenido

LOS PREMIOS LITERARIOS DE LA NIT DE SANTA LLÚCIA

Una novela situada en medio del drama de los refugiados, premio Sant Jordi

David Cirici obtiene el galardón por 'El setè àngel', mientras Jenn Díaz consigue el Mercè Rodoreda de cuentos y Maria Cabrera el Carles Riba de poesía

Martín Piñol y Oriol Canosa, premios Joaquim Ruyra y Folch i Torres, junto al J. B. Cendrós para Mary Ann Newman y el Òmnium de comunicación para 'Enderrock'

Ernest Alós

Los ganadores de los premios de la Nit de Santa Llúcia: David Cirici, Maria Cabrera, Jenn Díaz, Oriol Canosa, Martín Piñol, Mary Ann Newman y el equipo de Enderrock.

Los ganadores de los premios de la Nit de Santa Llúcia: David Cirici, Maria Cabrera, Jenn Díaz, Oriol Canosa, Martín Piñol, Mary Ann Newman y el equipo de Enderrock. / ELISENDA PONS

Campos de refugiados en las islas griegas, botes al rescate de náufragos, recorrido por los tanatorios donde se amontonan los que no han tenido tanta suerte. David Cirici, con el ‘El setè àngel’, una novela que se desarrolla en medio del drama del mar Egeo, es el ganador del premio Sant Jordi de novela, el ‘gordo’ de la literatura en catalán, dotado con 60.000 euros. Aunque, ha puntualizado Cirici, el núcleo de la novela es el drama de una familia, el que vive un publicitario cuyo hijo de siete años cae al mar desde su yate durante un temporal.

El Sant Jordi se ha entregado en el marco de la Nit de Santa Llúcia, la velada literaria de Òmnium Cultural que este año ha recalado, por primera vez en seis décadas, en L’Hospitalet de Llobregat, donde han coincidido el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, la alcaldesa de L'Hospitalet, Núria Marín, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell.

Todos los premios de la Nit de Santa Llúcia

SANT JORDI
David Cirici, por ‘El setè àngel’, es el ganador del premio de novela. Proa la publicará en febrero del 2017.

MERCÈ RODOREDA
El premio de cuentos y narraciones ha correspondido este año a Jenn Díaz, por los 16 relatos de ‘Vida familiar’. Serán publicados por Proa en febrero del 2017.

CARLES RIBA
Maria Cabrera ha recibido el premio de poesía por ‘La ciutat cansada’. Será publicado en febrero del 2017 en la colección Els Llibres de l'Ossa Menor de Proa.

JOAQUIM RUYRA
Martín Piñol es el ganador del premio de novela juvenil con ‘Sentinels’. Será publicado por La Galera en marzo del 2017.

FOLCH I TORRES
‘L’illa de Paidonèsia’ es el título del libro de Oriol Canosa premiado en la categoría de libro infantil. Será publicado por La Galera en marzo del 2017.

ÒMNIUM DE COMUNICACIÓN
A la revista ‘Enderrock’.

PREMIO J. B. CENDRÓS
El premio a iniciativas de internacionalización e la cultura catalana ha recaído en la traductora Mary Ann Newman.                                           

A David Cirici, autor de numerosas títulos para lectores adultos y jóvenes, publicitario “abandonado por la publicidad” tras haber triunfado como coautor de campañas como las de ‘Barcelona posa’t guapa’, y actualmente reciclado en profesor de secundaria, le ha llevado a escribir un libro como este la evidencia de que “las cosas en las que se fundamenta la felicidad y la solidez de una vida, como la familia o el trabajo, son bastante efímeras”. “Este hundimiento, que siempre te conduce a una transformación, y a veces a ser mejor, es lo que tenía muchas ganas de explicar”, añade.

TRIPLE HUNDIMIENTO

Hundimiento es el que sufre el protagonista de su novela, un publicitario de éxito que disfruta de un crucero por las islas griegas acompañado de su actual compañera y los hijos de ambos. Padre e hijo vivirán un infierno “en un relato sin concesiones, nada buenista y con un final bastante bestia”, el del uno buscando el supuesto cadáver del niño, y el de este tras ser rescatado por un bote de refugiados sirios. Ambos relatan en primera persona sus respectivas experiencias. El tema de los refugiados está al fondo: “Yo soy un barcelonés, no tengo derecho a hablar de aquello”, dice Cirici, marcado por una visita al campamento de Idomenei.  

LA FAMILIA DE JENN DÍAZ

El premio de cuentos Mercè Rodoreda ha sido a menudo un patito feo de la Nit de Santa Llúcia. Pero el año pasado se convirtió, con Empar Moliner, en el ‘best seller’ de los libros premiados de aquella edición. Este año el premio ha apostado por Jenn Díaz, una autora emergente tras haber publicado cuatro novelas en cuatro años, la última de ellas, ‘Mare i filla’, por primera vez en catalán, lengua en la que reincide en ‘Vida familiar’, una colección de 16 relatos que, confiesa, escribió pensando expresamente en el premio Mercè Rodoreda y en la escritora que le da nombre, a la que tiene como referencia en lengua catalana, a la par de Ana María Matute en la literatura española. Aunque uno de los cuentos, en que se enamoran el hijo de una mujer de la limpieza y la hija de la casa donde trabaja, sea “tipo Marsé”.

Los relatos de ‘Vida familiar’, explica la escritora, colaboradora de EL PERIÓDICO, parten de “una realidad más inmediata y personal” que sus libros anteriores, que tenían como referencias a las anteriores generaciones de su familia. Con todo, aquí el punto de vista ya no es el de la hija o nieta, sino que recorre todos los grados familiares: una adolescente que piensa en su primer amor y no en la muerte de su abuela, una niña que huye de su madre, una madre sola con un niño atemorizado, la incomprensión entre dos hermanas…  “Sin darme cuenta, con 28 años son hija, soy nieta, soy hermana, soy tía, soy madrastra…", explica la escritora.

REIVINDICACIÓN DE LA LITERATURA INFANTIL Y JUVENIL  

El gran animador de los premios de la Nit de Santa Llúcia de este año ha sido desde el minuto uno el hiperactivo escritor y guionista Martín Piñol, ganador delpremio Joaquim Ruyra de novela juvenil con ‘Sentinels’, protagonizada por un presentador de programas del corazón en la TV que crea un ‘talent show’ en el que 10 participantes deben luchar para convertirse “en un equipo de héroes que luchen por la paz, la justicia y el ‘share’”. “Es una novela que, lo sé, está muy bien”, dice de ella el propio autor, quien la presentó al ver que el jurado este año era “valiente y joven, con una mentalidad abierta”, en lugar de “un jurado carca y antiguo que hubiese premiado un libro sobre guerra, anorexia, y tal”.

Martín Piñol ha reclamado atención sobre los dos libros de literatura infantil y juvenil premiados esta noche y que serán publicados el mes de marzo por la editorial La Galera, mientras que la edición del resto de premios, en febrero, corresponde a Proa. “Tenemos más lectores que los libros para adultos”, ha recordado, desafiante. Eso es cierto, si no quizá respecto al premio Sant Jordi de novela, si en lo que hace referencia al Carles Riba de poesía, a pesar de ser, como recordó la premiada este año por ‘La ciutat cansada’, Maria Cabrera, “’EL’ premio de poesía”. En el poemario, explica la autora, se refleja “la sensación de cansancio emocional y mental de unas emociones gastadas de tan obsesionarse y aferrarse a ellas”.  “Es uno de los mejores libros de poesía que he leído en muchos años”, ha apuntado el portavoz del jurado, el músico Roger Mas.

Se debería beneficiar también de esta atención militante Oriol Canosa, escritor y uno de los impulsores de la librería infantil y juvenil del barrio del Clot Pebre Negre, ganador del premio Josep M. Folch i Torres de novela infantil con ‘L’illa de Paidonèsia’. El protagonista, un niño de 9 años, se escapa en bote del barco y funda un país poblado de niños en una isla del tamaño de un campo de fútbol. De fundar países también hablaron ayer en L’Hospitalet el vicepresidente Oriol Junqueras y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, mientras la alcaldesa Núria Marín prefirió pedir «no romper puentes» y «diálogo».

PREMIO DESIERTO

Desde hace tres años, los premios de la Nit de Santa Llúcia incorporan el premio Frederic Roda a textos teatrales inéditos, pero este año ha sido declarado desierto. No ha sucedido lo mismo con los otros dos premios, más cívicos que literarios, que también se libran en la velada creada en 1951 por iniciativa del editor Josep Maria Cruzet, asumida por Òmnium Cultural desde 1961 y reconvertida en el 2008, cuando pasó de ser una cena a un espectáculo creado para ser emitido en directo por Televisió de Catalunya.

La revista ‘Enderrock’ ha recibido el séptimo premio Òmnium de comunicación por una labor “de dinamización del sector musical en lengua catalana” que no solo incluye la edición de varias cabeceras  especializadas sino también los premios Enderrock, el concurso Sona 9 para descubrir nuevos talentos y un programa de TV. “Queríamos hacer periodismo musical pero también crear algo más que una revista, todo un marco de influencia”, ha dicho el impulsor de ‘Enderrock’ Lluís Gendrau. El Premio Internacional J. B. Cendrós a una entidad o personalidad que ha impulsado internacionalmente la cultura catalana ha correspondido este año a la traductora Mary Ann Newman, fundadora de la cátedra Barcelona-Nova York e impulsora actualmente del Farragut Fund for Catalan Culture in the US.   

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.