31 may 2020

Ir a contenido

ARQUEOLOGÍA

Una ciudad y un cementerio egipcios de hace más de 5.000 años, hallados en Abidos

Un grupo de arqueólogos descubre 15 grandes y ricas tumbas en forma de mastaba y con varios niveles

El templo egipcio del faraón Seti I en Abidos. 

El templo egipcio del faraón Seti I en Abidos. 

Un grupo de expertos egipcios ha descubierto un cementerio y una ciudad de 5.316 años de antigüedad, pertenecientes al inicio de la dinastía I faraónica (3300-2850 a.C.) en la provincia meridional de Sohag, según ha informado el Ministerio de Antigüedades.

Los vestigios fueron hallados a unos 400 metros al sur del templo del faraón Seti I, en la sureña ciudad de Abidos, explica el director del departamento de Egiptología en el ministerio, Mahmud Afifi, en un comunicado. Según este, la importancia del hallazgo radica en que es posible que "revele nuevas informaciones de la historia de Abidos".

CIUDAD DE LOS CONSTRUCTORES DE TUMBAS

Además del cementerio, el grupo de expertos también halló un conjunto de chozas y utensilios de uso diario como vasijas de cerámica e instrumentos de piedra, lo que indica la existencia de una ciudad de los trabajadores encargados de la construcción de las tumbas faraónicas.

Hasta ahora se han descubierto "15 tumbas enormes de adobe, con diferentes estilos y diseños arquitectónicos", indica, por su parte, el jefe del departamento de Antigüedades del Alto Egipto (sur), Hani Abu al Azam, en la misma nota. El tamaño de los sepulcros supera en algunas ocasiones al de las tumbas halladas de la zona de Abidos, "lo que denota la importancia, influencia y prestigio social de sus propietarios", agrega.

TUMBAS DE HASTA CUATRO NIVELES

Por su lado, el jefe del misión arqueológica, Yáser Mahmud Huseín, indica que "las tumbas (con forma de mastabas) son únicas en su estilo arquitectónico, ya que contienen más de un nivel llegando alguna a tener hasta cuatro".

Esto las distingue de otras, pues "es conocido que la primera aparición de los sepulcros construidos en forma de mastabas fueron en las tumbas y construcciones de la realeza de la dinastía I en Sakara, (cerca de El Cairo) y luego en la época de la dinastía III (2676-2556 a.C)".

Esta es la primera vez que se descubren tumbas con forma de mastabas de la dinastía I en Abidos.