01 dic 2020

Ir a contenido

ENTREVISTA

Rosario: "Venero la vida porque se ha portado muy bien conmigo"

La reina del 'gypsy funky' presenta este jueves en el Palau de la Música el disco 'Gloria a ti'

ADRIANA VALERO DENGRA / BARCELONA

Luciendo una espectacular bata de cola y cantando por bulerías, la coronada como reina del ‘gypsy funky’ regresa más "auténtica" y "pura" que nunca con el trabajo que más la acerca a sus raíces flamencas, ‘Gloria a ti’. A través de 11 temas que combinan rumbas caribeñas, ritmos de funk y baladas con aires rockeros, Rosario firma este retorno a sus orígenes sin dejar de lado la fusión de estilos que la ha llevado a ganar dos Grammy Latinos. En este camino de vuelta la acompañan artistas como Leiva o Descemer Bueno e incluso los ausentes Antonio Flores, a través de un tema inédito que dejó maquetado, y Manolo Tena, junto al que compuso cuatro canciones poco antes de su fallecimiento. La gira de presentación del trabajo incluye una parada este jueves en el Palau de la Música, donde la artista pondrá sobre el escenario "su disco más flamenquito".   

¿A quién va dirigido el lema que da nombre al disco, ‘Gloria a ti’? Venero la vida, creo que se ha portado muy bien conmigo. Siempre he creído en la luz blanca, en la energía que nos ilumina y creo que es necesario tenerla presente, mirarnos por dentro con sosiego y serenidad. Es un mensaje que cada uno puede llevar a su terreno. También celebro la vida porque tengo muchos ángeles en el cielo y no quiero que me suelten la mano.

Con este disco la vemos más flamenca que nunca. ¿Por qué decide que este era el momento para hacer un trabajo así? Yo siempre he sido muy flamenca, pero ‘Gloria a ti’ es más flamenquito por la producción. Quería hacer un disco más puro, sentido y auténtico, sin tanta producción como el anterior, para volver a mis raíces. Pero sigo siendo la misma Rosario y en el álbum hay rumbas, funky y un poquito de todo. Este es mi estilo, toco muchos palos.

La portada adelanta el contenido del disco con esa bata de cola de su madre.  Sí, quería llevar esta bata de cola porque representa mis raíces y mi sangre. Mi familia forma parte del disco porque es una parte fundamental de lo que soy yo.  

A parte de la bata de cola también le dedica uno de los temas, ‘Ay Mamasota’. En Colombia llaman así a las mujeres valientes y luchadoras. Un fan me dedicó un comentario diciendo "Ay Mamasota, esa mujer me altera, carajo" y me inspiró para componer esta canción que quería dedicar a mi madre, toda una "mamasota".

Gracias a los avances técnicos canta con su hermano Antonio. ¿Era una deuda pendiente? No dejamos muchas cosas grabadas juntos y tenía ganas de que la gente joven conociera su obra con este tema inédito. La canción tiene su esencia y un mensaje maravilloso para la gente que vive con agentes tóxicos y para todos los que nos olvidamos de estar en contacto con la naturaleza. 

Además, el disco incluye cuatro temas escritos con Manolo Tena poco antes de que falleciera. Él tenía muchísima ilusión de ayudarme, especialmente con la canción de mi madre porque la quería mucho. Era un artista generosísimo y estoy muy orgullosa de que esté presente en este disco. Nunca pensé que se iría tan pronto, ahora tengo algo más de él.

También incluye dos temas de Leiva. ¿Cómo surge la colaboración? Me mandó ‘Dicen por ahí’ y me fascinó. Me puse en contanto con él para preguntarle cómo me había podido sentir tanto y me mandó un segundo tema. Me sorprendió muchísimo porque sintió mi palpitar completamente.

‘Y sin darme cuenta’ es una metáfora de su forma de componer. ¿Cómo la definiría? Tengo muchas noches gloriosas y tormentosas. Es cuando te sale esta pena, todos tus sentimientos, vivencias y raíces, y sin darte cuenta te sale una canción porque los duendes han venido y te han trastocado. 

En ‘Dinero’ hace un alegato antimaterialista. ¿Tiene algo de autobiográfico? Yo soy muy espiritual y creo que el dinero es importante para vivir, pero nos hace mucho daño, es un veneno que corrompe. No es una vivencia propia pero he conocido a gente que se ha estropeado por el dinero.