Ir a contenido

La Beckett abre una nueva etapa recordando a Benet i Jornet

'La desaparició de Wendy', dirigida por Oriol Broggi, inaugura la nueva sede en Poblenou

Toni Casares, director del teatro, aspira a convertir el local en epicentro de la dramaturgia contemporánea en Barcelona

Marta Cervera

De izquierda a derecha, Xavier Ripoll, Josep Sobrevals y Mar del Hoyo, en La desaparició de Wendy.

De izquierda a derecha, Xavier Ripoll, Josep Sobrevals y Mar del Hoyo, en La desaparició de Wendy. / DANNY CAMINAL

'La desaparició de Wendy', obra de Josep Maria Benet i Jornet dirigida por Oriol Broggi, inaugurará oficialmente la temporada de la nueva Sala Beckett de Poblenou el próximo día 14. La sede de la antigua cooperativa Pau i Justícia, un local antiguo propiedad del Ayuntamiento, levantará este miércoles el telón con las funciones previas para pulir los últimos detalles. "Hace poco Papitu (Josep Maria Benet i Jornet) vino a ver un ensayo de su obra y pese a su enfermedad (sufre alzhéimer) reconocía cosas porque el texto es muy autobiográfico", ha destacado Toni Casares, director de la sala desde 1997, visiblemente emocionado a la hora de hablar de Benet i Jornet, a quien reivindicó como padre de la dramaturgia catalana actual.      

La obra fue publicada en 1974. El autor la escribió en un tiempo récord, solo tres meses, como respuesta a las terribles críticas recibidas por 'Berenar a les fosques', estrenada en el desaparecido Capsa. "Con ella quería demostrar que tenía imaginación y era capaz de hacer algo diferente alejado del teatro realista", ha explicado Joan Anguera, veterano actor que interpreta al presentador en este montaje cuyo reparto completan el músico Carles Pedragosa y los actores Diana Gómez, Mar del Hoyo, Antònia Jaume, Xavier Ripoll, Josep Sobrevals y Armand Villén.

'La desaparició de Wendy' es un homenaje al teatro y un canto a la imaginación. A través de personajes de cuento, cuestiona las contradicciones de los cuentos infantiles, de los mitos personales y colectivos. El autor plantea una rebelión contra la autoridad y las formas en esta pieza protagonizada por una compañía teatral que, ante la imposibilidad de representar 'Peter Pan' debe arreglárselas con personajes de otras historias como 'La Cenicienta' para improvisar nuevas e inverosímiles situaciones dramáticas. "Es una profunda reflexión sobre el teatro y la sociedad de los años 70", ha asegurado Broggi, fan del texto. "En él el autor recurre al personaje de la Cenicienta. El teatro, en el fondo, es como Cencicienta si lo comparamos el presupuesto de TV-3", añadió sarcástico Broggi. 

En su versión la música y la coreografía cobran protagonismo. Su puesta en escena combina elementos modernos con otros de teatro más artesanal y hasta guiños a la antigua sala Beckett. "Broggi ha aprovechado la enorme fantasía del texto para trufarlo de pequeños homenajes", ha señalado Anguera. 

NUEVOS RETOS: CONSOLIDAR Y CRECER

Desde que en 1989 José Sanchís Sinisterra y su compañía Teatro Fronterizo pusieron en marcha la Beckett en Gràcia la Beckett se ha convertido en referente de la dramaturgia contemporánea, nacional e internacional.  Fábrica de creación antes de que existiera el término, Casares aspira a consolidar y desarrollar el proyecto con más medios técnicos y espacio. Está en conversaciones con Ayuntamiento y Generalitat para asegurar un presupuesto que rondará los dos millones de euros por temporada. "De momento se han comprometido a aportar como mínimo el 50% del total". Su intención es "decir adiós a la precariedad, trabajar con mejores condiciones técnicas y más presupuesto para la producción".

La actividad de la sala se centrará en cuatro ámbitos: creación de espectáculos, formación en dramaturgia y escritura teatral, espacio de de debate y apoyo a la autoría dramática.

La primera temporada girará en torno a tres ciclos temáticos. El primero 'Memòria de pau' tiene que ver con historias del barrio de Poble Nou y la antigua cooperativa que 'habitó' el local antes de su reconversión en teatro. 'Miralls del mar' pondrá la lupa en las migraciones y el Mediterráneo mientras que 'Revolució dels gèneres' abordará el mundo 'trans' y el nuevo feminismo. 

Los primeros creadores residentres en la sala serán la dramaturga andaluza Marilia Samper y las compañías Obskené Sixto Paz. "Agradezco a la sala Beckett que haya escogido una mujer y emigrante, algo bastante moderno sobre todo en momentos en los que los dramaturgos hemos sido relegados por las instituciones", ha destacado la autora. 

Obskené trabaja ya en 'De carenes al cel' que estrenará en enero y Sixto Paz está preparando 'Dybbuck', espectáculo basado en la peculiar biografía del escritor francés Romain Gary. Lo presentará en Temporada Alta el próximo día 25 y en febreró llegará a la Beckett.

Casares quiere que la Beckett conecte con la sociedad y haga un teatro "útil" y "con sentido crítico". Y añade: "La sociedad reclama nuevos relatos que nos expliquen los unos a los otros. Faltan dramaturgos que construyan relatos alternativos al relato oficial y estándar".

0 Comentarios
cargando