Ir a contenido

Estopa, odisea en el Sant Jordi

El dúo de Cornellà cierra la gira `Rumba a lo desconocido¿ con un inflamado recital

Jordi Bianciotto

Los Estopa, durante la actuación de anoche en el Sant Jordi.

Los Estopa, durante la actuación de anoche en el Sant Jordi. / FERRAN SENDRA

Solo hay algo mejor, para los fans de Estopa, que un comienzo de gira del grupo en el Palau Sant Jordi; un cierre de gira en el Palau Sant Jordi. Once meses después de destaparnos su 'Rumba hacia lo desconocido', los hermanos Muñoz regresaron este sábado a su local fetiche, su Camp Nou, como dijeron entonces a este diario, para culminar su itinerario entre ambos lados del Atlántico. Noche de euforia desatada, con la intensidad de las cosas importantes que se hacen por última vez.

Estopa, agotando su fuente de energía, como si no hubiera un mañana, en un concierto largo, dos horas y 20 minutos, más de 30 canciones y licencias de humor que el año pasado aún no se podían permitir. "No se había dado el caso de que acabáramos una gira en nuestro campo", ha recordado David Muñoz siguiendo aquel símil futbolístico. 

DE UN PLANETA LEJANO

La pareja se quedó con el público en el gag inicial, arropado por las notas de '2001, odisea en el espacio', cuando de la lavadora de cada noche salieron dos astronautas que, al quitarse las escafandras, resultaron no ser ellos sino sendos simios salidos de un lejano planeta. A sus espaldas salieron correteando, ahora sí, David y Jose, atacando con 'Cacho a cacho'. Trazos de hard rock musculoso camino de 'Vino tinto' y 'Pastillas para dormir'. Estrofas enteras cantadas, gritadas, por los fans que llenaban el local. Un vez más, y ya van ocho, en el escenario olímpico con el que se atrevieron por primera vez hace 15 años

Los hermanos Muñoz recorrieron toda su trayectoria con guiños de humor y gags escénicos

Y el guión de la gira, al galope y con ciertos retoques: la inesperada 'Corazón aerodinámico' irrumpió con todo su descaro en un repertorio que cubrió todas sus épocas, desde 'Tu calorro' hasta piezas recientes como 'Mundo marrón' y 'Gafas rosa'. En esta entraron aparecieron dos espontáneos disfrazados de elefantes rosa. "Ya habrán visto que estamos como una puta cabra", apuntó David.

Un momento destacado de sus conciertos sigue siendo la interiorista 'Ya no me acuerdo', interpretada en solitario y con sentimiento por un Jose que luego simuló transformarse como el 'increíble Hulk' al pedir irritadamente la comparecencia de su hermano. Reencontrados, procedieron a un segmento acústico, evocando su gira 'A solas', que les llevó a 'Me’n vaig a peu', de Serrat, y a piezas propias como 'Mi primera cana'. Quisieron dejar claro que no van de virtuosos. "No somos ni Knopfler ni Hendrix", advirtió Jose. Y añadió, simpático él: "¡el fallo humaniza!".

FLAMENCO Y RAP

La guitarra flamenca de Juan Maya marcó el camino sentido a 'El de en medio de Los Chichos', recordando que Estopa sigue encarnando como nadie un cruce de estilos a partir del rock, la canción de autor y la rumba. Y más: rap deslenguado en 'Estopa', de su primer disco, y rock urbano con injertos circenses en 'Pastillas de freno'. Los Muñoz y su banda abordaron sus canciones con la naturalidad de quien ya ha superado la fase de memorizarlas y se divierte con ellas. Hay algo en su forma de estar en escena, cuando cantan cerrando los ojos con fuerza, que sigue transmitiendo una intensidad especial y que explica su fenómeno.

El 'show' incluyó un mano a mano acústico en el que abordaron una versión de ‘Me’n vaig a peu’, de Serrat

Anunció luego Jose un 'flashback' hacia el primer disco, de 'Me falta el aliento' a 'La raja de tu falda', pieza esta que el grupo dejó de tocar en seco para permitir que los fans cantaran el estribillo. El público, convertido en protagonista y un tramo final, con 'Fuente de energía' y 'Como Camarón', a través de la sorpresa de 'Paseo', en otra noche con carga épica. "Estopa se acaba..., durante un tiempo".

Temas: Estopa Música

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.