Ir a contenido

NUEVA CITA CINÉFILA

San Sebastián abre el telón

Isabelle Huppert, Javier Bardem, Sigourney Weaver, Ethan Hawke, Ewan McGregor y Oliver Stone desfilarán por la alfombra roja

El festival internacional confirma, por sexto año consecutivo, su clarísima apuesta por el cine español

Olga Pereda

Eduard Fernández da vida al agente Paesa en El hombre de las mil caras.

Eduard Fernández da vida al agente Paesa en El hombre de las mil caras.
Que Dios nos perdone, producida por Tornasol, compañía de Gerardo Herrero y Mariela Besuievsky. 

/

Después de que el comité de selección del festival haya visto unas 800 películas en todo el año, San Sebastián se convertirá a partir del viernes en una ciudad de cine. Problablemente, ni Ethan Hawke, ni Sigourney Weaver, ni Isabel Huppert, ni Ewan McGregor, ni Oliver Stone (todos ellos presentes en la muestra) desfilarán por la alfombra roja con las exigencias de la estrella china del momento, la actriz Fan Binbing, que viene acompañada por un séquito de 15 personas y exige al certamen sesiones de maquillaje de tres horas. El cine asiático viene fuerte en esta edición, igual que el español. 

BOMBARDEO LOCAL  

Después de los 10 premios Goya de 'La isla mínima', Alberto Rodríguez vuelve a San Sebastián con una película no tanto de espías como de "mentirosos, tramposos y trileros". 'El hombre de la mil caras', que llegará a las pantallas el viernes 23, retrata con brillantez uno de los episodios más delirantes de la historia reciente de España: el caso Luis Roldán (el prófugo exdirector de la Guardia Civil), con el espía Paesa a los mandos. Otros dos cineastas españoles aspiran a la Concha de Oro: Jonás Trueba lo hará con la crónica sentimental de una pareja que se prometió amor eterno mientras eran adolescentes ('La reconquista') y Rodrigo Sorogoyen da el salto al cine 'major' con el absorbente 'thriller' 'Que Dios nos perdone', en el que dos policías dan caza a un asesino en serie en Madrid. Fuera de la competición oficial (es decir, no aspiran a entrar en el palmarés) se proyectará 'Un monstruo viene a verme', en la que J. A. Bayona cuenta cómo la fantasía es la única vía de escape de un chaval que sufre acoso en el colegio y cuya madre pacede un cáncer terminal. También está rodada en inglés (y con Anne Hathaway como protagonista) la última película de Nacho Vigalondo, 'Colossal', que él mismo define como un cruce entre 'Lost in Translation' y 'Godzilla'.

TRES CITAS BARCELONESAS

En el apartado de películas pequeñas, este año encontramos dos cintas llamativas. Y las dos están firmadas por directores barceloneses. Cortometrajista y ayudante de dirección, Nely Reguera da el salto al largo con un filme delicioso que disecciona las relaciones familiares: 'María (y los demás)', protagonizado por la siempre sobresaliente Bárbara Lennie. Lluís Miñarro produce 'Vivir y otras ficciones', donde el director y guionista Jo Sol ('El taxista ful', 'Fake orgasm') nos invita a reflexionar sobre los minusválidos, y a hacerlo desde un punto de vista optimista y, básicamente, sexual. Se trata de una película diferente, emotiva, y a ratos divertida, centrada en Antonio Centeno. Javier Bardem, mientras, acaparará los flashes el lunes con 'Bigas por Bigas', el vídeo-diario del fallecido cineasta catalán.

PODERÍO ESTADOUNIDENSE

Y del cine pequeño al más grande: el estadounidense. San Sebastián acogerá el estreno de la primera película como director del actor Ewan McGregor (que ya visitó el certamen de la mano de Bayona y 'Lo imposible'). El escocés adapta 'Pastoral americana', novela homónima de Philip Roth, considerado el mejor autor norteamericano vivo y merecedor absoluto de ese Premio Nobel que se le resiste año tras año. Por su parte, el siempre febril Oliver Stone ('Platoon') vuelve a revisar la crónica política de EEUU en 'Snowden', que narra la odisea del exagente que perpretó el mayor caso de divulgación de documentos clasificados de la historia. ¿Por qué lo hizo?

EL GLAMUR DE LOS PREMIOS DONOSTIA

El año pasado supo a poco el premio Donostia: Emily Watson. La elección de este año, sin embargo, es indiscutible. Sigourney Weaver, reina de la ciencia ficción e historia viva del cine, recogerá el prestigioso galardón y, de paso, presentará la película de J. A. Bayona, en la que da vida a la abuela del chaval protagonista. La alfombra roja rendirá pleitesía a la teniente Ripley, al igual que lo hará con el segundo galardonado del certamen, el polifacético Ethan Hawke, intérprete fetiche de Richarad Linklater ('Antes del amanecer') además de novelista, productor, realizador y actor al que hemos visto crecer en la gran pantalla desde 'El club de los poetas muertos'. El estadounidense viene también con un sangriento wéstern bajo el brazo, 'Los siete magníficos'. Este año el festival ha decidido incorporar una especie de Donostia latino (premio Jaeger-LeCoultre), que recogerá el mexicano Gael García Bernal, bien conocido en España tras haberse puesto a las órdenes de Pedro Almódovar e Iciar Bollain y que aprovechará el certamen para promocionar su último trabajo, 'Neruda'.

LAS PERLAS DE OTROS FESTIVALES

San Sebastián es el único festival internacional en el que los espectadores pueden ver las películas más exquisitas proyectadas en otros certámenes, como Venecia y Cannes. Es el caso de 'Elle', la bendecida resurección del holandés Paul Verhoeven ('Robocop', 'Instinto básico') con la gran dama del cine francés Isabelle Huppert en el papel de mujer violada. A falta de Ken Loach, el encargado de defender en el certamen (aunque la película se defiende sola) 'Yo, Daniel Blake' será el guionista Paul Laverty. La flamante Palma de Oro -no apta para cínicos- provocará lagrimones entre los espectadores más concienciados con los derechos sociales.