Ir a contenido

DEL 27 DE OCTUBRE AL 6 DE NOVIEMBRE

El In-Edit celebrará 40 años de punk

El festival de documental musical incluirá también filmes sobre Enrique Morente, The Stooges, las revoluciones musicales africanas y el techno iraní

Juan Manuel Freire

Por regla general, el festival de documental musical In-Edit Beefeater rinde anualmente homenaje a un realizador, pero en su próxima edición será todo un género (y una estética y una actitud) el que reciba tributo: el punk, aprovechando que se cumplen 40 años de su explosión. 

El movimiento originado en Londres marcará la estética, las actividades paralelas (habrá una charla con el director, DJ, músico y periodista Don Letts) y, por supuesto, la programación de la decimocuarta edición del festival: se podrán ver, entre otras películas, la mítica ‘Jubilee’ de Derek Jarman, ‘The blank generation’ de Ivan Král o ‘The filth and the fury’, el segundo largo de Julien Temple en torno a los Sex Pistols.

ACENTO FLAMENCO

Este año, la inauguración tiene acento flamenco (sui generis): se estrenará mundialmente ‘Omega’, documental de José Sánchez-Montes y Gervasio Iglesias sobre el mítico disco grabado por Enrique Morente con Lagartija Nick a mediados de los 90. Para la clausura queda un título convenientemente punk, ‘Gimme danger’, el documental de Jim Jarmusch sobre The Stooges, tributo al parecer afectuoso y casi demasiado pudoroso al grupo de Iggy Pop.

Luis Hidalgo, director artístico del In-Edit, ha explicado en rueda de prensa cómo el festival no se casa con algunos géneros en particular, sino, simplemente, con el buen documental. Por eso en la selección, de la que solo se ha avanzado por ahora un jugoso 50%, encontramos piezas de sonoridad variada: del synth-pop de Gary Numan (‘Gary Numan: Android in La La Land’) al metal de Unlocking The Truth (‘Breaking a monster’), del techno 'underground' del Irán islámico (‘Raving Iran’) al pop superventas de Madonna (‘Strike a pose’, centrado en sus bailarines de la gira de ‘Blond ambition’), pasando por las nuevas músicas africanas (en la serie condensada en largo ‘Fonko’).  

Tanto ‘Raving Iran’ como ‘Fonko’ forman parte de una nueva sección, ‘La mirada’, en la que se englobarán películas que cuenten historias de rebeldía y compromiso social a partir de la música.

BAR, 'FANZINE' Y LIBRO

Cristian Pascual, el jefe de todo esto, se ha referido al In-Edit como “un bucle que se repite cada año” pero “nunca es igual”. Hay siempre ambición no tanto de crecer como de dar sentido al término festival y convertir el hecho de ir al In-Edit en una experiencia única que no se quede en el visionado del filme. En busca de alimentar esta dimensión social se ha creado La Cantina, un bar de días contados (los que dura el festival) donde deberían reunirse público, organización, directores...

En un intento de dar la vuelta a ideas establecidas, y aprovechando el 'leitmotiv' punk, se deja de publicar el catálogo tradicional para apostar por un 'fanzine' impreso en papel que enriquecerá la visión de los documentales. Y no acaba aquí la labor editorial de In-Edit: este año se publica el libro ‘In-Edit made in Barcelona. Una historia sobre el documental musical', historia de 13 años de festival y un repaso a la evolución de su género de elección durante todo este tiempo.

Más información y venta de entradas, en la web del festival.

0 Comentarios
cargando