Ir a contenido

FESTIVAL DE VERANO

Eclosión de nuevas voces en Torroella

Pene Pati y J'Nai Bridges triunfan en el concierto inaugural con un recital de arias de ópera

César López Rosell

Pene Pati y JNai Bridges, durante su actuación en el festival de Torroella. 

Pene Pati y JNai Bridges, durante su actuación en el festival de Torroella.  / MARTÍ ARTALEJO

¿Quién ganó el concurso? Más de uno se hacía la pregunta la noche del sábado en la inauguración del Festival de Torroella después de la actuación del orondo y potente tenor Pene Pati, triunfador en los certámenes de Montserrat Caballé y en Operalia, y de la bella  técnicamente bien dotada messo J’Nai Bridges, vencedora en el Viñas de este año. La idea de enfrentarlos, y emparejarlos, en la primera cita del clásico ampurdanés resultó muy acertada y el público del Espai Ter acabó puesto en pie para aclamar a los dos jóvenes cantantes y a la pianista Sharolyn Kimmorley, que respaldó su actuación.

Los dos artistas demostraron oficio y cualidades para seguir progresando en sus respectivas carreras. Cada uno exhibió sus méritos utilizando las arias de ópera de lucimiento apropiadas para hacer aflorar sus virtudes. Pati, de 29 años, exhibió la fuerza de su bello color de voz. Entró con una canción del infalible Tosti y siguió con ‘Una furtiva lágrima’, la célebre romanza de Donizetti. En estas y sucesivas intervenciones el samoano mostró que es un diamante por pulir, pero su buen timbre y excelente fraseo auguran jornadas de éxito, sobre todo cuando mejore la expresión dramática.
Pero donde el público se le entregó fue con la exultante ‘De’ miei bolleti spiriti’ de ‘La traviata’ y, sobre todo, con la cavatina ‘Salut, demeure chaste et pure’ de ‘Fausto’, interpretada con buen gusto y llegando pletórico al sobreagudo final.

Bridges, de 28 años, entró con el lirismo de ‘O ma lyre immortelle’ de ‘Sapho’. Con ella mostró su buena dotación técnica, con un sólido centro pero algo falta de proyección en los agudos. Cuando se deshizo del peso de la presión, mejoró sensiblemente con ‘Oh, mio Fernando’, aria de ‘La favorita’. Con ‘Summertime’ exhibió soltura y carisma interpretativo y lo propio ocurrió con la sensual aria de Dalila ‘Mon coeur s’ouvre a ta voix’. Pero fue con la seguidilla y la habanera de ‘Carmen’ donde más se lució la estadounidense, desplegando todo su talento dramático en el trágico dúo final con Pati de la ópera de Bizet, ‘C’est toi!... C’est moi!’.

MEJORES APLAUSOS EN LAS PROPINAS

El samoano, que había brillado antes con el aria de la flor, se llevó los mejores aplausos en las propinas con una napolitana y ‘No puede ser’, explosiva romanza de ‘La tabernera del puerto’, y lo propio ocurrió con Bridges, que interpretó tras un saludo en catalán, otra pieza de zarzuela y un ‘negro espiritual’ que le permitió exhibir sus mejores agudos.

BUEN COMIENZO DE TORROELLA

Ha sido un buen comienzo para una muestra que, con 14 conciertos, recorre 700 años de historia de la música. La noche del domingo tomaron el relevo las virtuosas Viktoria Mullova (violín) y Katia Labèque (piano) y este martes Ensembe Micrologus interpretará ‘El llibre vermell de Montserrat’. La recuperación de la ópera ‘Follet’ de Granados, con la Orquestra de Cadaquès (2 de agosto), será otro de los alicientes de la primera semana de una cita que contará con grandes nombres como Giovanni Antonini y Jordi Savall.
 

0 Comentarios
cargando