La muerte de un toro en Sant Carles enfrenta a animalistas y a taurinos

2
Se lee en minutos

EFE

Noticias relacionadas

Un toro falleció ayer al golpearse la cabeza de forma fortuita durante las fiestas organizadas con motivo del 15 aniversario de la Peña Ràpita, lo que ha suscitado de nuevo el enfrentamiento entre animalistas y taurinos. Las fiestas no estuvieron ayer exentas de incidentes ya que, además, un joven resultó herido en la plaza de toros de Sant Carles por un toro, aunque la cornada no le provocó afectación muscular ni en ningún órgano, y le trasladaron a un centro hospitalario para asegurarse de que no sufría ninguna infección. La fiesta estaba protagonizada por cuatro toros cerriles, aquellos que no han salido nunca a una plaza, lo que levantó una gran expectación entre los aficionados taurinos. A los pocos minutos de la suelta del primer toro, un joven fue corneado y tuvo que ser trasladado al hospital Verge de la Cinta de Tortosa. Según ha explicado el concejal de Fiestas de Sant Carles, Enric Vidal, el joven sufrió una cornada sin afectación muscular ni en ningún órgano "y se lo llevaron para hacer un drenaje de la herida y evitar infecciones posteriores". Tras este accidente, la jornada se reanudó sin problemas. Sin embargo, en el último toro se vivió un incidente trágico cuando el animal murió repentinamente tras embestir con la cabeza la proa de una antigua barca de pesca colocada en una de las esquinas de la plaza como un elemento más de lidia.

Todo indica que se trató de un accidente fortuito, según han corroborado varios testigos consultados, y el concejal Enric Vidal ha explicado que "una empresa especializada llevará el animal, entre hoy y mañana, a una incineradora de animales, tal y como marca el protocolo en estos casos". La Agrupación de Peñas Taurinas de las Tierras del Ebro ha remarcado que se trata de un accidente "aislado" y "absolutamente fortuito". El presidente de esta entidad Ximo Martí ha subrayado que "se han hecho estudios que demuestran que los animales sufren más incidentes dentro de las propias ganaderías en el trabajo diario que en las plazas". En concreto, ha señalado que en el caso de los cerriles, se trata de toros muy bravos "que no han salido nunca a ninguna plaza y que se pueden dar más golpes que otro animal que estuviera acostumbrado". Sin embargo, la entidad AnimaNaturalis ha asegurado que "cada año mueren toros en circunstancias similares durante las fiestas populares con toros por toda España". En este sentido, ha recordado que, el pasado mes de junio, en Coria (Extremadura), un toro se desnucó al embestir una valla, o el pasado 18 de julio, en Cigales (Valladolid), dos toros chocaron entre ellos durante el encierro y murieron en el acto. La directora de AnimaNautralis, Aïda Gascón, ha explicado que los golpes de cabeza que sufren los animales en todas las modalidades de "correbous" son lo más habitual. "Los toros embisten contra burladeros, barrotes y otras estructuras metálicas o entre ellos mismos, caen de forma aparatosa de los obstáculos de las plazas y a veces sufren ataques al corazón o mueren de agotamiento", ha denunciado. AnimaNaturalis ha anunciado la convocatoria de una protesta en forma de concentración en Amposta, el próximo agosto, justo antes del inicio de las fiestas mayores, donde tendrá lugar el mayor número de espectáculos taurinos de Cataluña.