Ir a contenido

LA GRAN CITA DE LAS MÚSICAS DE RAÍZ

Pirineos Sur, la Copa de África del ritmo

El festival de Huesca reúne, en su 25ª edición, a Baaba Maal, Songhoy Blues, Konono Nº1, Batuk, King Ayisoba y Mbongwana Star, entre otras voces africanas contemporáneas

Nando Cruz

Konono and Batida, que participan en el festival Pirineos Sur.

Konono and Batida, que participan en el festival Pirineos Sur.

El festival Pirineos Sur inicia este viernes su 25ª edición celebrando una auténtica Copa África del ritmo. A lo largo de la segunda quincena de julio, este veterano certamen oscense especializado en músicas de raíz programará voces de Mali, Congo, Ghana, Costa de Marfil, Sudáfrica y Senegal. Tal vez sea la mayor concentración de artistas africanos jamás vista en España, ya que, bajo el epígrafe 'África futura', reunirá a Konono Nº1, Mbongwana Star, Alpha Blondy, Songhoy Blues, King Ayisoba, Baaba Maal, Bamba Wassolou Groove y Batuk, entre otros.

Será una edición con una "apuesta más decidida por los sonidos contemporáneos". Así lo expresa su nuevo director, el periodista y programador oscense Luis Lles, quien reivindica la frescura con que los jóvenes artistas africanos han asumido "la colisión entre la tradición africana y las nuevas tecnologías. Lo hacen de una manera muy fresca y callejera, nada pensada ni elaborada". Esa naturalidad con que se electrifica una marimba o con la que una kora convive con una caja de ritmos está convirtiendo el continente africano en uno de los puntos geográficos más interesantes, por mucho que otros festivales como el Grec no les presten la más mínima atención.

AUTOR FOTO

Baaba Maal.

La mayoría de los artistas africanos programados en Pirineos Sur, con la excepción de Alpha Blondy, ni siquiera estaban en activo hace 20 años, cuando las llamadas músicas del mundo aún estaban de moda en Europa, pero ya padecían cierto estancamiento creativo debido a unas producciones pensadas para el público occidental. El ciclo 'África futura' es un monográfico de sonidos africanos modernos. No en vano, Lles decidió dedicar el bloque central de esta edición del festival a África visitar la exposición 'Making Africa' que aún se puede ver en el CCCB.

OTRAS LATITUDES

Pirineos Sur también apunta hacia otras latitudes. Duquende inaugura este viernes el festival con un homenaje a Paco De Lucía y tras él los hermanos Carmona (de Ketama) y el malí Toumani Diabaté se reencontrarán para revivir su legendaria colaboración en el disco 'Songhai', de 1988. Por su parte, Gogol Bordello desatará su juerga punk balcánica, mientras Mad Professor apuntará hacia el reggae-dub jamaicano y BNegao organizará un viaje por los ritmos de baile brasileños.

El festival encarará su recta final el último fin de semana de julio con una maratón de ritmos latinos protagonizada por los argentinos Chancha Vía Circuito, los chilenos Chico Trujillo, los Cuban Beats All Stars y el proyecto Rumbanamá, que reúne músicos de Cuba, Brasil, España, Congo y China. Será la noche más festivalera y frenética de un festival que precisamente propone disfrutar los conciertos con calma (uno o dos por noche) y pasar el resto del día picoteando en las actividades paralelas (cine, circo, pasacalles, conferencias) o descubriendo el Pirineo oscense.

A lo largo de un cuarto de siglo, Pirineos Sur ha sido lugar de paso de centenares de artistas de músicas de raíz de los cinco continentes. Repartidos entre los escenarios de Lanuza (con capacidad para cinco mil personas) y Sallent de Gállego (para 500), el verano pasado contabilizó más de 50.000 asistentes, la mitad de los cuales suelen ser aragoneses. Uno de ellos, Bunbury, llegará el 30 de julio no como espectador sino como reclamo artístico más allá de la órbita de las músicas de raíz.

Temas: Pirineos Música

0 Comentarios
cargando