28 nov 2020

Ir a contenido

CRÍTICA DE CINE

'Infierno azul': una mujer, un islote, un tiburón

Quim Casas

Trailer de Infierno Azul

Jaume Collet-Serra aparca de momento su robusta colaboración con Liam Neeson, aunque tras tres filmes, 'Sin identidad', 'Non-Stop (Sin escalas)' y 'Una noche para sobrevivir', ya anuncian un cuarto para el año que viene, The Commuter. El director propone en 'Infierno azul' una perfecta serie B de terror marino que no es para nada un remedo o sucedáneo de 'Tiburón', la película madre de esta tendencia.

'Infierno azul' es un relato sintético: 86 minutos bien aprovechados, sin rellenos, con la psicología de personajes básica y directos al meollo del conflicto, incluyendo algunas espectaculares imágenes de olas y surferos absolutamente convenientes para la trama. Y es también un relato claustrofóbico aunque se desarrolle en pleno mar, cerca de una preciosa y aislada playa.

Collet-Serra ya maneja desde hace años los resortes impecables de la intriga y la acción. Aquí, además, se rebela un consumado maestro del juego espacial. La protagonista (Blake Lively) se pasa 70 de esos 86 minutos encima de un reducido islote a menos de 100 metros de la playa. Su única compañía es un ave con el ala rota. Cerca se encuentra el cadáver putrefacto de una ballena. No puede nadar hasta la playa: un gran tiburón merodea por el lugar esperando cualquier desliz de la chica para atacarla. Nada más que eso que, bien utilizado, en cine es mucho: una mujer, un islote, un tiburón y la marea alta que amenaza con reducir el islote a la nada y dejar a la protagonista a merced del escualo.

MODÉLICOS RESORTES DEL SUSPENSE

Fuera de su teórico hábitat natural con Neeson, sea una gran ciudad o un avión, Collet-Serra maneja de forma modélica los resortes del suspense en un espacio tan reducido y con un personaje solitario en situación extrema, figura recurrente en el cine contemporáneo e ideal para el lucimiento actoral: 'Náufrago', 'Buried (Enterrado)', 'Capitán Phillips', 'Locke', 'Cuando todo está perdido' o '127 horas'.

Pero no hay intento alguno de exploración psicológica como en algunos de estos filmes, por más que nos cuenten cosas del pasado traumático de la protagonista (Blake Lively) y sepamos a qué tiene miedo y qué debe superar. 'Infierno azul' es terror marino puro y duro, medido con precisión matemática, sin sobresaltos gratuitos ni planos referenciales al 'Tiburón' de Spielberg, con momentos tan curiosos como el protagonizado por las medusas y una resolución tan inesperada como original.

Infierno azul ★★★★

Dirección: Jaume Collet-Serra
Con: Blake Lively, Óscar Jaenada, Brett Cullen, Sedona Legge, Janelle Bailey
Título original: 'The shallows'
País: Estados Unidos
Duración: 87 minutos
Año: 2016
Género: Terror marino
Estreno: 15 de julio del 2016