Gay Talese afronta el mayor chasco de su vida

El periodista reconoce haber sido engañado por la fuente de su próximo reportaje 'El motel del voyeur' pero defiende el libro

El periodista norteamericano Gay Talese.

El periodista norteamericano Gay Talese. / RICARDO MIR DE FRANCIA

Se lee en minutos

ELENA HEVIA / BARCELONA

Gay Talese, uno de los periodistas norteamericanos más respetados e icónicos no está nada contento. Su prestigio y rigor se tambalean. El reportero de 84 años, capaz de investigar un tema durante meses y meses, por ser uno de los grandes y mejor pagados de la profesión, ha caído en la trampa de no haber verificado suficientemente los datos. Su próximo libro 'El motel del voyeur' que se publicará el 12 de julio nace con la sospecha de que su fuente principal, el mirón protagonista, le ha engañado en un aspecto importante de su historia.

El periodista, disgustado, lo reconoció así tras hacerse público el asunto y aunque en un primer momento declaró que no haría promoción del mismo, luego se desdijo en una nota enviada por su editor matizando un enfado que le llevó a decir que “su credibilidad se había ido por el agujero del water”. Talese asegura ahora que no va a renunciar al libro.

El libro de Talese sigue la historia de Gerald Foos, el dueño de un hotel en la localidad de Aurora (Colorado) quien explicó al periodista que desde finales de 1966 hasta la década de 1990 había espiado a los clientes de las habitaciones, observando sus circunstancias más íntimas para su disfrute personal. Y hay más, Foos  incluso había sido testigo de dos asesinatos sin haber reaccionado públicamente frente a los hechos.Talese reveló un extracto del libro en 'The New Yorker' y levantó una enorme expectación por sus detalles escabrosos, tanto que Steven Spielberg llegó a comprar los derechos cinematográficos sin esperar a la salida del libro. 

Sin embargo, algunos datos no casaban y muchos periódicos, con el 'Washington Post' a la cabeza, empezaron a investigar por su cuenta hasta demostrar que había no pocas zonas oscuras en el relato.  De creer a Foos este habría mantenido su afición como mirón desde 1966, fecha en la que compró el hotel (en realidad lo hizo dos años después). El personaje se valió de una red de conductos de ventilación que permitían el discreto espionaje desde el ático del edificio. Sin embargo, el motel no fue suyo ininterrumpidamente (como se afirma en el libro), Foos lo vendió en 1980 y no lo recuperó hasta ocho años después. Este es uno de los datos que Talese no comprobó ya que Foss aseguraba que él siempre había estado al mando de la instalación hotelera.

MENTIRAS INVOLUNTARIAS

En una entrevista en 'The Washington Post', un cariacontecido Talese, enfrentado a los hechos, llegó a declarar que Foos era un “hombre totalmente deshonesto" y entonó un público mea culpa: "Quizá no he sido lo bastante bueno, pero puedo jurar, y lo hago de manera inequívoca y sin dobleces que nunca he mentido a sabiendas ". Dos días más tarde, el periodista aseguró que se dejó llevar por el apasionamiento  y, en realidad, no quiso decir lo que dijo. En su nota explicó que la mayor parte de los sucesos relatados en su libro ocurrieron antes de que Foss vendiera la propiedad. "Que quede claro que si en posteriores ediciones hay detalles que deba corregir, lo haré". 

Te puede interesar

La polémica está servida. De hecho, ya se habían disparado las alarmas con el libro cuando gracias al avance del 'New Yorker' pudo saberse que el veterano periodista había acompañado en el pasado a Foos en su labor voyeurística, espiando ambos a una pareja que, despreocupada, practicaba el sexo oral. Muchas voces acusaron entonces a Talese de falta de ética al ser cómplice de las actividades delictivas de Foos, quien solo en el 2013 accedió a que el periodista contara su historia.

Ahora la pregunta es ¿funcionará el libro en las librerías aun a sabiendas de que q uizá sus aspectos más espeluznantes han sido inventados por un fabulador aprovechado? La respuesta, después del día 12, fecha en la que el nuevo libro de Talese, su obra más controvertida, aparecerá en las librerías.

Temas

Libros