Ir a contenido

CRÓNICA DE CONCIERTO

José Luis Perales, con paz y armonía

El cantante de Cuenca mostró el sereno presente de 'Calma' y recuperó éxitos como 'Por qué te vas' y 'Un velero llamado libertad' en el Palau

Jordi Bianciotto

José Luis Perales, con paz y armonía

FERRAN SENDRA

Hay en la música, y en el escenario, una liturgia de la exaltación y el desenfreno, un espectáculo de la pasión que José Luis Perales se mira con prudencia. Su mundo es otro: "Calma, solo deseo hoy calma / y consumir el tiempo lentamente / Mirar por mi ventana / Como el agua y el viento pasan, calma", cantó este miércoles en el Palau, sin ganas de impresionar a su público sino más bien de compartir unos sentimientos de madurez seguramente universales.

Su nuevo disco se titula así, 'Calma', y a él acudió en la primera parte del recital. Sí, Perales no es exactamente un artista de 'revival': va lanzando un disco por lustro que permite a sus seguidores, más de los que podríamos pensar (entradas agotadas en el Palau), tener la sensación de que crecen con él. Con canciones dotadas de ese aspecto de reflexiones poéticas, un poco perfumadas, de un tipo normal.

Poniéndose un poco rockero ('Y me marché contigo', que abrió la noche con un saxo a lo E Street Band, dando paso al clásico 'Me llamas'), cultivando medios tiempos serenos ('En un banco de la calle', 'Al otro lado de las montañas') y manteniéndose fiel a su estilo melódico de línea clara: 'Si pudiera' quizá habría sido un 'hit' de haberse publicado en 1982. Al presentar 'Calma', Perales dijo que "capta el anhelo que todos tenemos de tranquilidad, paz, armonía, no tensión". Una declaración quizá revolucionaria en estos días tan agitados.

COMPONER EN EL CAMPO

Pero así es este compositor que en otros tiempos demostró tener un don para captar el gusto popular, cantante correcto sin alardes, al servicio literal de la canción. Mientras otros presumen de un torturado mundo interior, él ni siquiera se ocupa de exhibir naturalidad, simplemente la practica. "Un día fui al campo a escribir, como siempre, y...", comentó al recordar cuando compuso 'Melodía perdida'. Y puedes imaginártelo, en efecto, en el campo, a cielo abierto, creando esas piezas que interpretó en el Palau, como 'Canción de otoño', 'El reencuentro' o 'Amada mía'.

Autor que no se va por las ramas, que apunta a las emociones del modo más genérico (otro de los clásicos que abordó se titula sencilla y llanamente 'El amor'), recordó ese capital melódico que le llevó al éxito, de 'Le llamaban loca' (popularizada por Mocedades) a '¿Y cómo es él?'. Algunas de esas canciones las vistió de otro modo en el Palau, quizá para restarles un poco de su cursilería, o porque está un poco cansado de sus trajes originales.

Así, 'Por qué te vas' (muy asociada a la voz de Jeanette) y 'Creo en ti' (que compuso con Miguel Bosé) sonaron en versión acústica, y a 'Un velero llamado libertad' le subió el 'tempo' con ánimo modernizador. Nada más natural que cambiar de sitio algunos muebles del salón de vez en cuando. También en eso Perales, ese tipo tan normal, nos vino a decir que se parece mucho a nosotros.

Temas: Música