Ir a contenido

EL REGRESO DEL ARTISTA DEL CLOT

Salud y rock and roll: el nuevo disco de Loquillo, canción a canción

Juancho Dumall

Loquillo : ’Salud y Rock and Roll’ (Vídeoclip Oficial)

A sus 55 años, ya ni se acuerda de cuántos discos de estudio lleva grabados. Pero el último, 'Viento del este', es para Loquillo algo especial: un álbum que marca una de sus épocas, como pasó con 'El ritmo del garaje', en los años 80; 'La vida por delante', en los 90, y 'Balmoral', en la década pasada. Producido por Josu García y Mario Cobo, contiene 12 canciones, 12 razones para figurar en la estantería del rock clásico.

'SALUD Y ROCK AND ROLL'
UN HIMNO REBELDE PARA ABRIR FUEGO

La letra la firman el propio Loquillo y el poeta salmantino Juan Mari Montes, y contiene versos de viejo inconformismo de cuero negro: «Salud y rock and roll que nos distingue de los rebaños mustios del poder». La música es otra pieza elegante del zaragozano Gabriel Sopeña, un fijo en las quinielas de compositores del Loco. Y una anécdota gloriosa del pasado ya lejano de Loquillo: «¡Salud y rock and roll!  fue el saludo que hice en la Festa del Treball de 1989, en el Sot del Migdia de Montjuïc, ante 140.000 personas. Y aquí seguimos». Si el disco ha sido pensado como un vinilo, no cabe duda de que el arranque de la cara A es eficaz. No en vano es el vídeo de lanzamiento del álbum. Será una canción que dará mucho juego en el directo.

'EN EL FINAL DE LOS DÍAS': COLABORACIÓN DE UN ROCKERO MADRILEÑO

Una pieza firmada a medias con Leiva, uno de los grandes valores del rock español desde la eclosión de Pereza. Una canción tierna, tarareable y «con un estribillo ganador», según Loquillo. «La escribí cuando oí el último disco de Leiva. Le envié la letra para ver qué salía. Y salió esto». Loquillo suele introducir en sus discos colaboraciones de otros artistas. 'Viento del este' no es una excepción.

'A TONO BRAVO'
LOPE DE VEGA, QUEVEDO, MACHADO Y CERVANTES

La letra la firman Loquillo y su mujer, Susana Koska. «Es un puzle de nuestras influencias culturales», dice. «De Lope el amor, la rabia de Quevedo / Espronceda, los Machado, Rocinante y Platero / vivan las Cortes de Cádiz y el 'Himno de Riego'». Los poetas clásicos y la inevitable mención a la República. El título de la canción bromea sobre el tono recio con el que el rockero entra en las conversaciones: «No comparto opiniones, dicto sentencias», dice la letra. La música tiene el sello inconfundible de Carlos Segarra (Los Rebeldes), compañero de andanzas desde los años 70. El tándem que el guitarrista de Sants hace con el asturiano Igor Paskual compone una pieza pegadiza -con coros doo wop-, en la línea de 'Feo, fuerte y formal', otro tema de Segarra con el que Loquillo y Trogloditas cosecharon un gran éxito hace 15 años.

'LIMUSINAS Y ESTRELLAS'
EL AS EN LA MANGA DE SABINO MÉNDEZ

Canción firmada por Sabino Méndez -autor de muchos de los éxitos de la primera época- y fiel a su inconfundible sello. 'Limusinas y estrellas' podía haber entrado en 'La nave de los locos', el disco de estudio que Loquillo grabó en el 2012 con una recopilación de temas escritos íntegramente por Sabino. De aquella colaboración, se guardó este as en la manga. La música tiene un aire al 'Héroes' de David Bowie. Y el título hace referencia «al famoso sueño del rock and roll: lujo, mujeres...», dice Loquillo. De la letra destaca una frase: «No habrá paz ni justicia si no hay placer». Toda una declaración de principios y un grito de vitalismo.

'RUSTY'
LA POESÍA DE CARLOS ZANÓN Y LA GUITARRA DE MARIO COBO

¿Qué puede salir de la colaboración entre un poeta y novelista como Carlos Zanón y un guitarrista de rockabilly como Mario Cobo (The Nu Niles)? El resultado es este medio tiempo con referencias a Los Bravos Los Canarios. Reivindicación del rock español. Zanón ya había escrito para Loquillo 'El hijo de nadie'. Y Cobo fue una de las almas de 'Código rocker', el disco editado el año pasado en el que se revisaban en clave de rockabilly muchos de los éxitos del Loco. Cobo, un virtuoso de la guitarra, forma ya parte de la banda que emprenderá la gira de presentación de este trabajo.

'EL MUNDO QUE CONOCIMOS'
EL DESENCANTO DE TODA UNA GENERACIÓN

Para cerrar la cara A, una pieza reflexiva con toque generacional del tándem Sanz/Paskual. Un estribillo político: «¿Dónde está, dónde fue / la Europa que ganamos? / ¿Dónde está, dónde fue / la España que perdimos? / Todo aquello que no fuimos». Voz desgarrada para un corte pesimista con un crescendo final armonizado por la Orquesta Sinfónica de Bratislava. Loquillo presume de la enorme diferencia entre sus primeras grabaciones y el nivel actual, y no puede evitar ironizar sobre el hecho de cantar con una sinfónica de fondo. El sonido de la orquesta es el único que no fue grabado en los estudios Drax@Audiomatic de Madrid.

'VIAJE AL NORTE'
UN HOMENAJE A UN GRUPO DE CULTO

Una canción que sirve de tributo a Los Negativos, la banda barcelonesa de pop psicodélico liderada por Alfredo Calonge, fallecido hace dos años. 'Viaje al norte' fue incluida en la primera maqueta del grupo, en 1984. Roberto Grima, otro miembro de Los Negativos, toca en esta revisión, que trata de mantener el espíritu original, incluidos los desvaríos propios del pop psicodélico. Al recuperar a Los Negativos, Loquillo intenta reivindicar la tradición rockera de Barcelona, nunca reconocida, según él, por el poder político. «En otras ciudades estarían orgullosos de grupos como Los Negativos, Los Sírex, Los Mustang o Lone Star», subraya.

'LA VENTAJA DE PERDERTE'
EL LOQUILLO MÁS INTIMISTA, DE LA MANO DE SOPEÑA

En el segundo tramo del disco se introducen algunas variantes y viajes hacia otros territorios musicales. Es el caso de 'Las ventajas de perderte', con música de Gabriel Sopeña y letra, de gran lirismo, de Juan Mari Montes, donde encontramos ecos de country rock. Una canción tranquila con un estribillo redondo: «Ya sabes que no soy nada / cuando tú te hallas ausente / pero tiene sus ventajas / el perderte para siempre». Rock adulto, el territorio en el que mejor se mueve Sopeña. Aquí aparece el Loquillo más intimista de los discos de poetas. Puede ser un buen puerto de atraque en los conciertos en directo.

'LOS DIOSES ENGAÑAN'
LOS VIEJOS VIOLINES DE BOB DYLAN, A ESCENA

Una canción fuertemente ideológica, oscura, amarga, en la que se repite machaconamente la frase que le da título. «Lo siento muchacho: / no existen los dioses / era solo un pacto / firmado por hombres. / Cumplimos sus leyes, / velamos sus armas/ todo era mentira: / los dioses engañan». El corte, con toques de folk-rock, tiene una curiosidad musical: un violín eléctrico (tocado por Diego Galaz) que recuerda algunos arreglos del Bob Dylan de los años 70, como en el caso de su célebre Hurricane.

Presentación en La Farga

Las nuevas canciones de 'Viento del este'  serán presentadas en concierto el día 24 en La Farga por las Festes de Primavera de L'Hospitalet. Esa noche actuarán Los Suaves y Loquillo con su banda. El rockero del Clot también tiene cerrado un concierto en la plaza de Las Ventas de Madrid el 24 de septiembre. Y esta semana será premiado por haber vendido tres millones de disco a lo largo de su carrera.

'VIENTO DEL ESTE'
CORO DE VOCES Y JARRAS DE CERVEZA

La pieza que da título al disco es una colaboración de Loquillo con Igor Paskual. «El viento del Este es el que limpia, el que regenera», dice el músico del Clot. La fotografía que sirve de portada al álbum es una imagen del viento del este. Nubarrones negros sobre Barcelona, con la torre Agbar a la izquierda, atravesada por el anillo de hormigón de las Glòries recientemente derruido. «Es una imagen de una Barcelona que ya no existe, como la de avenida de la Luz y la del parque de atracciones de Montjuïc, que también están en mis discos». En el terreno musical, 'Viento del este' es una canción de taberna, con aires de folklore irlandés que muy bien podrían haber firmado The Pogues. La curiosidad es que en los coros, cerveceros, intervienen, entre otros, los periodistas vascos Iñaki López y Jon Sistiaga, así como Cayo Sanz, hijo de Loquillo y de Susana Koska.

'ME OLVIDÉ DE VIVIR'
ESTÁNDAR INMORTALIZADO POR JOHNNY HALLIDAY

No es un secreto la admiración de Loquillo por Johnny Halliday, con quien ya compartió canción en 'Balmoral'. Aquí, aborda una versión de 'J'ai oublié de vivre', tema de Pierre Billon y Jacques Revaux que inmortalizó el cantante parisino en 1977 y que más tarde interpretó Julio Iglesias. Un estándar arreglado con ritmos que evocan el 'Midnight cowboy' que puede sorprender a los fans que vibran con 'Quiero un camión''Los gatos del callejón' y similares. Loquillo siempre ha reivindicado el rock europeo y la 'chanson' francesa. Aquí hay un poco de ambos ingredientes. Sin complejos.

'ACTO DE FE'
REFLEXIÓN SOBRE EL PASO DEL TIEMPO

«Han pasado los años / he aprendido a perder / me hacen daño los golpes / ya no soy el de ayer». Loquillo cierra el disco con otro tema de Sopeña en tono de confesión, con golpes de bajo a lo 'Twin Peaks'. Consciente de su edad, 55 años, y zarandeado por la vida, muestra en esta canción su lado más vulnerable. Final coral y un poso romántico («Solo el amor nos salva / y lo hace una y otra vez»). Una forma de echar abajo el telón.

Temas: Loquillo Música