Ir a contenido

ENTREVISTA

Sergio Dalma: "Necesitaba un cambio"

El cantante de Sabadell presenta en el Auditori del Fòrum su nuevo disco, en el que aparca la balada italiana por el pop anglosajón

Marta Cervera

El cantante catalán Sergio Dalma nos presenta su recién estrenado álbum ’Dalma’, que define cargado de optimismo / Jordi Cotrina

Sergio Dalma (Sabadell, 1964) asegura estar "a tope y con las pilas puestas". Después de 25 años de carrera, el cantante vallesano se halla inmerso en una larga gira de presentación de su último disco, 'Dalma', producido por Pablo Cebrián, el primer álbum que graba en España en dos lustros y que, tras su incursión en la canción italiana con 'Via Dalma' y el éxito de 'Cadore 33', ha supuesto un acercamiento a un estilo más anglosajón. La gira, el 'Dalma Tour', arrancó el 6 de febrero en Málaga y tiene fechas cerradas hasta finales de octubre, incluyendo dos conciertos en Argentina (en Rosario y Buenos Aires). El jueves y el viernes recala en Barcelona, en el Auditori del Fòrum. 

El disco que presenta en estos conciertos, 'Dalma', es más luminoso que los anteriores... Mucha gente me decía que mis canciones estaban muy bien pero que resultaban muy tristes y grises. Y eso no tiene nada que ver conmigo, porque yo no soy así. Y no hablo solo de Josep Capdevila [su nombre real], sino que Sergio Dalma tampoco es una persona triste, sino positiva. A veces ocurre que te acabas mostrando tal y como te ven los autores de las canciones, aunque eso no tenga mucho que ver con la realidad.

Había entonces una intención de cambio. Total. Lo necesitaba. Por eso quise abrir el disco con una canción como 'Tú y yo', que también canto en versión catalana, y que no es una balada sino un medio tiempo, con un espíritu positivo. Y ese espíritu marca no solo el álbum sino también estas nuevas actuaciones.

"Yo no soy una persona triste. A veces te acabas mostrando tal y como te ven los autores de las canciones, aunque eso no tenga mucho que ver con la realidad"

Parece inclinarse hacia un sonido más británco y menos italiano. La influencia italiana estará siempre ahí, y en el repertorio que canto en directo sigue estando presente, claro. Pero para las nuevas canciones buscaba un aire nuevo. Y vi que las composiciones que me proponían Pablo Cebrián y Conchita [Mendívil] tenían ese algo diferente que me podía hacer avanzar. Les pedí que buscaran más recursos a mi voz, porque, para muchos, Sergio Dalma equivale a una voz rota y quería ofrecer un repertorio más amplio, con más matices. Los cantantes, como los actores, tenemos muchos recursos y debemos explorar nuestras alternativas para descubrir nuevos sonidos.

¿No tuvo dudas a la hora de elegir un nuevo camino? ¿No le dio miedo perder a una parte de su público? No. Era consciente de que necesitaba ofrecer algo nuevo. No solo por el público, sino porque yo, como músico, necesito renovarme. Necesitaba un sonido diferente. No sé si al final se venderán más o menos copias, pero eso es algo que me afecta relativamente. Lo que quiero es que la gente aprecie nuevos registros de voz, otro sonido, pero que sienta que es Dalma.    

Por ahora, tanto en las ventas como en los conciertos sus admiradores parecen responder bien. Sí, y estoy muy contento por ello. Curiosamente, a los fans las nuevas canciones les recuerdan al Sergio Dalma del principio; es decir, una música con mucha esencia, con mucho de mi espíritu. De ahí el título, 'Dalma', porque es un disco muy cercano a lo que siempre he hecho. Pese a que hay una evolución y se nota, no me he alejado de mi esencia.

"Para muchos, Sergio Dalma esquivale a una voz rota, y yo quería ofrecer un repertorio más amplio, con más matices, explorar nuevos recursos"

¿Se ve más reflejado en las nuevas canciones que en las antiguas? Siempre he intentado hacer lo que me gusta. Todo tiene su momento, y está bien que así sea.

A más de uno le ha podido sorprender su colaboración con Iván Ferreiro, aparentemente tan alejado de lo que usted hace. ¿Cómo surgió? Aquello fue culpa del tequila. Estábamos en México y tras tomarnos dos tequilas me atreví a pedirle que escribiera algo para mí. Es verdad que su estilo de componer está lejos de lo que yo he estado haciendo, pero justamente ese era el tipo de desafíos que yo estaba buscando. Ferreiro compuso una de las joyas del disco. Ya me mató con el título, 'Si todo lo que siento se pudiera cantar'. Me atrajo el reto de contar con un autor con tanta personalidad como Iván Ferreiro, o como Vanesa Martín, y que el resultado siguiera sonando a Dalma.

También se atrevió a incluir una composición propia, 'Esta vez'. Siempre escribo alguna cosa, pero, honestamente, si hay mejores canciones que la mía, no la incluyo. En esta ocasión tenía tres temas y de todas, esta me gustó e iba bien con el disco. Tiene una letra muy 'naif', muy desengrasante. A veces te gustaría pensar cómo quitarle hierro a una relación que con el tiempo puede resultar un poco pesada. Y rítmicamente me gustaba. 'Dalma' es quizá mi disco con menos baladas. Tiene muchos medios tiempos, un ritmo con el que funciono muy bien. Además de ser un disco alegre, refleja mucho el espíritu de mis directos.